Los mejores śerums para hidratar tu piel

La hidratación parece obsesionar a todos cuando se trata de cosmética.

Pero no es un capricho ni una moda, sino una necesidad básica de la piel que si no está cubierta tiene consecuencias de todo tipo en su dinámica y su aspecto.

Piel hidratada es igual a piel sana; por el contrario, piel deshidratada es igual a piel con problemas que pueden ser de todo tipo y llegar a ser importantes e irreversibles.

Para tener el cutis hidratado no basta con una crema, porque esta no consigue pasar la barrera cutánea ni sus ingredientes logran hacer mella en las partes de la piel que precisan una hidratación constante (que va disminuyendo con el tiempo) sin la cual los mecanismos cutáneos dejan de hacer bien su trabajo.

Por eso existen los sérums hidratantes, que llevan sus preciosos ingredientes a las capas más inaccesibles de la piel permitiendo que esta luzca jugosa y luminosa en todo momento.

En realidad todos los sérums tienen ingredientes hidratantes y humectantes (ayudan a retener la humedad), pero los hay especialmente diseñados para proporcionar a la piel una hidratación profunda y constante mientras, además, mejoran los sistemas cutáneos de hidratación.

La deshidratación no tiene que ver con la edad ni con el tipo de piel, solo con la falta de agua en esta y todas sus nefastas consecuencias. Tampoco es una condición permanente y con el cuidado apropiado es reversible.

Hemos elegido los mejores sérums hidratantes que hay ahora mismo en el mercado ateniéndonos a sus ingredientes y los resultados que ofrecen.

Verás que todos ellos cuentan con varios ingredientes hidratantes, porque una de las características más destacadas y atractivas de los sérums es que el resultado de la suma de sus ingredientes produce una sinergia que incrementa su potencia y efectividad.

Nezeni Sérum Facial Antiage 

Nezeni Sérum Facial Antiage 

Comprueba precio y disponibilidad aquí

INCI:

Aqua, Propanediol, Pentylene Glycol, Chenopodium Quinoa Seed Extract, Ascorbyl Glucoside, Sodium Hyaluronate, Arginine, Trisodium Ethylenediamine Disuccinate, Ammonium Lactate, 1,2 Hexanediol, Caprylyl Glycol, Phenoxyethanol, Sodium Carrageenan, Ethylhexylglycerin, Sea Salt.

Este sérum de Nezeni es el primero de la lista porque, si todos nos parecen buenos, este nos parece excepcional entre los mejores.

Tres activos son más que suficiente para conseguir un producto único y completo, con una capacidad de hidratación por encima de la media, seguro (es hipoalergénico y está dermatológicamente testado) y apto para todo tipo de pieles, tengan el problema que tengan.

Con ingredientes de origen natural y los conservantes estrictamente necesarios, tiene una caducidad de dos años desde que se envasa.

Esta firma española, cuyos productos solo pueden adquirirse online, ya sea en su página web o, por un precio algo superior, en Amazon, pone un exquisito cuidado a la hora de seleccionar sus ingredientes, crear sus fórmulas e intentar hallar un equilibrio perfecto entre la calidad y el cuidado más respetuoso e inocuo de la piel.

Su siguiente objetivo es hacer llegar al consumidor un producto de calidad premium a un precio asequible, de ahí que se eliminen intermediarios y su publicidad sea, básicamente, el boca a boca. No es mala política de marketing cuando el producto es magnífico y los resultados están a la vista: en menos de tres años se han hecho hueco en un mercado muy competitivo, afianzando su posición día a día gracias a un número creciente de clientes satisfechos.

Nos encanta su servicio de atención y la rapidez con la que los pedidos llegan en perfecto estado. No les falta un detalle. ?

Podría decirse que este sérum hidrata por todas partes:

  • Ácido hialurónico (AH) de alto y bajo peso molecular para hidratar cada capa de la piel a los que se suma un precursor del AH de acción aún más rápida y profunda, con resultados increíbles desde la primera aplicación y a medio y largo plazo que, además, mejora los mecanismos cutáneos de producción de esta sustancia superhidratante y humectante.

Mejora el colágeno natural, es antiinflamatorio y ayuda a suavizar y homogeneizar el cutis.

  • Vitamina C, uno de los mejores antioxidantes de la naturaleza, antiinflamatorio, regenerador, estimulante de la síntesis de colágeno, de las defensas cutáneas y con una capacidad de hidratación que se dispara cuando está formulado junto a otros hidratantes, como en este caso.
  • El extracto de semilla de quinoa (Cobiolift), un polisacárido que no solo atrae y retiene la humedad sino que crea una película tensora y protectora sobre la piel, devolviéndole tersura y firmeza: un efecto como el del bótox que mejora con el uso continuado y no presenta ningún riesgo o contraindicación para la piel ni para el organismo.

Tiene una textura  a la vez fluida y suave, se absorbe con rapidez sin dejar residuos incómodos sobre la superficie cutánea y desde el primer uso relaja la piel necesitada de hidratación y recupera sensaciones como la frescura, la flexibilidad, la comodidad y una mayor densidad, que se traducen en un aspecto luminoso, suave, uniforme y más juvenil.

¿Quieres más? Este sérum te lo da: protección frente al sol y otras fuentes de radicales libres, desaparición paulatina de manchas, arrugas y otros síntomas de deshidratación y/o envejecimiento, limpieza profunda, prevención y mejora de la grasa o del exceso de sensibilidad y un suave efecto exfoliante y desinfectante que previene la aparición de acné, granos, irritación así como otro tipo de reacciones; una barrera cutánea reforzada y estimulada que se regenera con rapidez y recupera todas sus capacidades; regulación de la producción sebácea en cualquier tipo de tez (las grasas se moderan, las mixtas se equilibran y las secas se nutren).

Puedes utilizarlo en el contorno de ojos, pero haz una prueba porque es una zona especialmente delicada.

Y todavía una ventaja más: el envase contiene 50 ml que es casi el doble de lo que suelen contener de media los sérums (30 ml).

Si eres hombre te animamos a probarlo. Te encantará y puedes utilizarlo como aftershave: te va a sorprender.

No contiene perfumes ni fragancias de ningún tipo y es no comedogénico (no obstruye los poros).

Nos gusta muchísimo el aplicador de bombeo con sistema airless porque aísla y protege el sérum de una posible contaminación y la consiguiente degradación, protección que mejora gracias al envase opaco, que evita que la luz pueda afectarle.

Si dejas algo de humedad en tu rostro antes de aplicarlo mejorarás todavía más la hidratación. Luego, aunque penetra muy rápidamente, espera unos minutos antes de ponerte la hidratante. Estas recomendaciones son válidas para todos los śerums acuosos y más cuando contienen AH y/o algún otro polisacárido.

MÁDARA Time Miracle Hydra Firm

MÁDARA Time Miracle Hydra Firm

Comprueba precio y disponibilidad aquí

Aqua, Glycerin, Betula Alba Juice, Pentylene Glycol, Sodium PCA, Sclerotium Gum, Lactic Acid, Hydrolyzed Hyaluronic Acid, Sodium Hyaluronate, Aroma, Sodium Phytate, Linalool. 

Una fórmula acuosa -al igual que la anterior- que sustituye parte del agua por extracto de abedul (Betula Alba Juice) para sacar partido de sus grandes propiedades, entre las que destacamos la hidratación, la regeneración, la estimulación y un efecto calmante y desinfectante.

Otro sérum con pocos activos y enfocado a la hidratación. Pese a su calidad y los resultados que consigue nos parece menos completo que el de Nezeni, aunque quizá deberíamos enunciarlo de otra forma: es un gran sérum hidratante, como el de Nezeni, y en ese sentido es perfecto, pero no tan completo como este último.

El peso de la composición recae sobre el ácido hialurónico, presente en varios pesos moleculares que hidratan todos y cada uno de los estratos cutáneos, con las ventajas ya mencionadas de este ingrediente.

El resto de ingredientes -naturales todos- suman sus beneficios y se potencian entre sí (cualidad que debe tener cualquier sérum que se precie).

El Sodio PCA es hidratante y humectante pero no tiene la tremenda capacidad del AH. También tiene efecto filmogénico, por lo que protege la barrera cutánea y ayuda a su regeneración y conservación al tiempo que mejora la penetrabilidad de otros ingredientes, es antiinflamatorio y calmante.

Este sérum hidratante de Mádara cumple sobradamente con el propósito de devolver a la piel la humedad necesaria, mejorar sus procesos de hidratación y recuperar elasticidad, suavidad, firmeza y resplandor.

Hay que recordar que el AH es antioxidante, aunque lo cierto es que esta habilidad se magnifica cuando se une a otros, y no es el caso de este suero.

Si tienes problemas de hidratación es una elección de las mejores, pero le sacarás todo el partido si lo usas en combinación con algún otro sérum que lo complete, ya sea simultáneamente, mezclando unas gotas de cada uno, poniéndote uno sobre el otro (aplica siempre primero el más fluido o ligero) o utilizando uno durante el día y el otro por la noche.

Aunque notarás tu piel mucho mejor desde el primer momento, el uso diario durante varios meses es el que conseguirá acabar con la deshidratación.

Firmeza, elasticidad, uniformidad en la superficie y el tono de piel… son algunos de los beneficios que te aportará este suero hidratante.

Si el anterior sérum contiene 50 ml este tiene 75 ml por envase, lo que no está nada mal.

Es no comedogénico y tiene perfume añadido, que aporta buen olor pero puede resultar irritante.

Está testado dermatológicamente y el aplicador es perfecto, pero un sérum acuoso siempre está más protegido en un envase oscuro u opaco que en uno transparente, así que guárdalo alejado de la luz.

So’Bio Etic Hydra Aloe

So'Bio Etic Hydra Aloe

Comprueba precio y disponibilidad aquí

Aqua, Aloe Barbadensis Leaf Juice, Rosa Damascena Flower Water, Glycerin, Propanediol, Pentylene Glycol, Acacia Decurrens/Jojoba/Sunflower Seed Wax/Polyglyceryl-3 Esters, Bentonite, Octyldodecanol, Xanthan Gum, Parfum, Sodium Levulinate, Lauroyl Lysine, Sodium Benzoate, Bisabolol, Sodium Hydroxide, Dehydroxanthan Gum, Alcohol, Phytic Acid, Citric Acid, Lecithin, Cyamopsis Tetragonoloba Gum, Levulinic Acid. 

Este sérum apuesta por el aloe vera y sus conocidas propiedades hidratantes y utiliza liposomas de este ingrediente para optimizar su penetración y efectividad y está dirigido sobre todo a las pieles deshidratadas y sensibles, ya sean grasas, secas o mixtas.

Destacan como activos el aloe, el agua de rosas y el bisabolol, un concentrado obtenido de la manzanilla. Entre ellos, varios emolientes y conservantes de origen natural (el 99% de los ingredientes lo son) que también cuidan la piel y perfume para mejorar la sensación olfativa del producto final.

El aloe tiene tanta fama como regenerador y antiinflamatorio que es fácil olvidar su excelente trabajo hidratante, que se ve favorecido por su compatibilidad con la piel y su capacidad de penetración, incrementada en este caso mediante el uso de liposomas (una forma muy efectiva de encapsular y transportar principios activos a las capas más profundas de la piel).

Es rico en vitamina C y, por lo tanto, antioxidante y estimulante de las defensas de la piel, como ya hemos apuntado en otros análisis anteriores.

Y sumamos hidratación con el agua de rosas, utilizada en el cuidado de la piel desde el inicio de la cosmética por sus resultados y la suavidad con que trata el cutis, dejándolo sedoso, fresco y más elástico mientras ejerce un constante trabajo de limpieza y renovación.

El bisabolol es el ingrediente principal de la esencia de la manzanilla y está en este sérum por su gran capacidad hidratante, a la que hay que añadir sus propiedades calmantes, antiinflamatorias, regeneradoras, estimulantes, antisépticas y antioxidantes. Su uso es especialmente beneficioso para la barrera cutánea y para mantener los niveles óptimos de humedad en la dermis y, además, mejora las manchas, las cicatrices y la penetrabilidad de los demás ingredientes.

El uso de este sérum proporcionará a las pieles más sensibles un alivio casi inmediato y ayudará a recuperar la hidratación natural de la piel, al tiempo que eliminará líneas, iluminará el rostro y le devolverá un aspecto jugoso, relajado y más vital.

Que esté enfocado a pieles delicadas o deterioradas no significa que no sea perfecto para todo tipo de pieles, incluso para la zona alrededor de los ojos (no sin hacer antes una prueba, claro).

Es no comedogénico, hipoalergénico y está dermatológicamente probado.

No somos demasiado partidarios de los sérums envasados en tubos porque dificultan la administración de las pequeñas cantidades de producto que se necesitan en cada aplicación.

Por lo demás, el envase, de 30 ml, es opaco y mantiene el sérum bastante bien aislado del exterior.

BIO_VÉGANE Bio Papaya AHA Night Serum

BIO_VÉGANE Bio Papaya AHA Night Serum

Comprueba precio y disponibilidad aquí

Aqua, Citrus Aurantium Dulcis Fruit Extrakt, Glycerin, Lactic Acid, Citric Acid, Tartaric Acid, Gluconic Acid, Xanthan Gum, Propanediol, Carica Papaya Fruit Extract, Ginkgo Biloba Leaf Extract, Sodium Hyaluronate, Aloe Barbadensis Leaf Juice Powder, Caprylyl/capryl Glucoside, Sodium Hydroxide, Gellan Gum, Potassium Sorbate, Parfum, Linalool, Limonene, Geraniol, Eugenol, Sodium Cocoyl Glutamate, Polyglyceryl-6 Oleate, Glyceryl Caprylate, Sodium Surfactin.

En este suero hidratante vegano volvemos a encontrarnos con el ácido hialurónico, una apuesta segura cuando se trata de devolver a la piel la humedad perdida.

El trabajo de este producto se centra en los alfahidroxiácidos (ácido láctico, cítrico, tartárico, etc.), ingredientes que realizan una exfoliación constante, eliminando todos los restos de piel muerta y suciedad que pueden impedir o retrasar la recuperación de las funciones normales de la dermis.

Ayudan a incrementar la penetrabilidad de otros activos mientras limpian e iluminan;  mejoran las pieles con acné y las muy secas eliminando todo tipo de impurezas; al estimular la renovación celular aclaran y uniforman el tono; promueven una mejor microcirculación; ayudan a la desaparición de líneas finas y estimulan la síntesis de colágeno.

A estos ácidos se unen varios extractos entre los que destacamos el de papaya, hidratante y exfoliante, o el de gingko biloba: más hidratación y una potente acción antioxidante.

El AH y el aloe vera cierran la lista de activos de este sérum hecho con ingredientes naturales al que se le añade perfume y que contiene varias fragancias que forman parte de los extractos utilizados y que pueden resultar irritantes.

Por su composición debe utilizarse solo durante la noche (los ácidos puede interactuar con el sol y provocar fotosensibilidad u otro tipo de reacciones), pero puede ser un buen complemento para ir «despejando» la piel al tiempo que se va tratando.

Nuestra recomendación es que lo utilices dos o tres noches por semana y que si quieres hacerlo a diario empieces poco a poco de todas formas.

En principio, al estar bien formulado, no resulta agresivo ni siquiera para las pieles más sensibles que, por el contrario, pueden beneficiarse de su uso continuado.

Se absorbe con rapidez y penetra muy bien en la piel. Si te irrita (cosa poco probable) retíralo inmediatamente con suavidad, sin frotar la piel para evitar un daño mayor.

La piel se limpia en profundidad, se aclara y se vuelve más luminosa, mientras recupera cuerpo, consistencia, firmeza, suavidad y humedad, aunque los mejores resultados aparecen a medio plazo.

Una vez abierto caduca a los seis meses.

Nada que objetar al envase opaco de 30 ml, pero para dosificarlo nos parece que el mejor sistema, con diferencia, es la bomba airless, que aísla y permite obtener la cantidad justa de producto. Con el sistema de este sérum puedes tener problemas para obtener la dosis justa, así que empieza con cuidado o desperdiciarás mucho producto (no se te ocurra ponerte más de lo necesario porque la piel no lo absorberá y tendrás que retirar el exceso o te quedará la piel pringosa).

Styx Hydro Serum Alpin Derm

Styx Hydro Serum Alpin Derm

Comprueba precio y disponibilidad aquí

Aqua, Glycerin, Betaína, Xanthan Gum, Equae Lac, Parfum,  Sodium Hyaluronate, Achillea Millefolium Extract, Chondrus Crispus Extract, Gentiana Lutea Root Extract, Hayflower Extract, Melilotus Officinalis Extract, Leontopodium Alpinum Extract, Benzyl Alcohol, Dehydroacetic Acid, Potassium Sorbate, Sodium Benzoate, Linalool, Citronellol, Limonene, Citric Acid.

Producto no apto para veganos ya que entre los ingredientes de este sérum hidratante encontramos uno realmente poco común: leche de yegüa.

El ácido hialurónico está presente y le acompañan varios extractos de plantas alpinas y perfume, que se encuentra entre las primeras posiciones en el INCI.

Las leches de varios mamíferos han gozado durante toda la historia de fama como tratamientos para la piel, en unos casos con razón y en otros con menos.

Concretamente, el uso de leche de yegua ha sobrevivido porque esta sí tiene propiedades magníficas para cuidar el cutis: de entrada es un gran hidratante (que es a lo que estamos en esta ocasión ?) que además nutre la piel en profundidad, la regenera, tonifica y limpia y cura; es rica en vitaminas A, C y E (ya hemos hablado de sus beneficios) y mejora las pieles maduras ayudando a eliminar arrugas, sequedad, etc.; finalmente, es perfecta para pieles con problemas como la dermatitis o la psoriasis, porque no solo estimula la normalización cutánea sino que tiene claros efectos calmantes y antiinflamatorios.

En cuanto a los extractos, estos están seleccionados para completar una fórmula que proporcione un cuidado integral de la piel, desde los que tienen sobre todo propiedades curativas, como la milenrama (Achillea Millefolium Extract); los que aportan minerales y protección de la barrera, como el extracto de algas (Chondrus Crispus Extract); los que reducen notablemente la inflamación y protegen de infecciones, como el extracto de genciana (Gentiana Lutea Root Extract) o los que exfolian, limpian y tonifican, como el extracto de heno (Hayflower Extract).

Hay que recordar que todos ellos comparten determinadas características en mayor o menor medida: son antiinflamatorios, calmantes, antioxidantes, regeneradores, etc. Por supuesto, también todos aportan hidratación de manera específica, logrando una mezcla en la que se potencian entre sí.

Debido a la presencia de estos extractos el sérum tiene un contenido en fragancias que puede provocar reacciones adversas o irritación, así que es conveniente que lo pruebes antes de empezar a usarlo con regularidad.

Es un producto fresco y agradable que penetra muy bien e hidrata y calma la piel. Como los demás, mejora la hidratación, refuerza la barrera, incrementa la firmeza, alisa, calma y recupera un aspecto suave en el rostro que se traduce en mayor luminosidad.

Todos sus ingredientes son naturales y es no comedogénico.

El envase opaco de 30 ml y el aplicador airless son lo más adecuados, sin duda.

 

La importancia de la hidratación para tener una piel sana

Los mejores sérums faciales hidratantes

Aproximadamente el 60% de nuestro cuerpo está compuesto por agua. Para entender la importancia de este dato aquí tienes otro dato: puedes pasar tres semanas sin comer, pero solo tres días sin agua.

Todas y cada una de las células de nuestro cuerpo contienen agua en un porcentaje variable. Así, el cerebro y el corazón, por ejemplo, están compuestos por alrededor de un 73% de agua, mientras que en los pulmones este porcentaje llega a un asombroso 83%.

El agua es imprescindible para que las células y todos los órganos puedan realizar correctamente sus funciones, o dicho de otra manera, sin agua el cuerpo colapsa, literalmente.

La piel contiene aproximadamente dos tercios de agua y, como el órgano más grande del cuerpo, es esencial mantenerla hidratada para que esté sana.

Está formada por tres capas: la epidermis (capa exterior), la dermis (piel subyacente) y el tejido subcutáneo.

La epidermis es la barrera protectora frente a todo tipo de potenciales agresiones y peligros, desde los rayos UV hasta la suciedad,los gérmenes, hongos, etc. Cuanto menos humedad haya en las células que forman la epidermis, menos eficaz es.

Debajo está la dermis, la capa de soporte. Contiene los vasos sanguíneos que proporcionan agua y nutrientes no solo a sí misma sino también a la epidermis y tiene la función de regular la temperatura, el sistema linfático encargado de la eliminación de toxinas, las conexiones nerviosas y con el sistema inmune y otras.

La piel es un órgano complejo que necesita una hidratación constante y suficiente para poder trabajar adecuadamente y la falta de hidratación puede llegar a afectar el organismo, teniendo efectos negativos sobre la salud general del mismo.

Diferencias entre hidratación y humectación

Mejores sérums hidratantes para el rostro

No son lo mismo y todavía muchas personas no tienen clara la diferencia.

Los humectantes reducen la pérdida de agua a través de la piel al formar una barrera protectora. Son sustancias oleosas que forma una película sobre la epidermis que retiene la humedad e impide su evaporación descontrolada.

Ten en cuenta que la deshidratación tiene mucho que ver con la relación de la piel y el entorno, es una condición que deriva de esta, no como la sequedad cutánea, que está relacionada con condiciones endógenas, desde el tipo de piel heredada hasta cualquier patología o la ingesta de algún tipo de medicamento.

Por lo tanto, en un ambiente seco -por ejemplo- la pérdida de humedad se incrementará, poniendo en peligro el equilibrio necesario.

Puesto que el agua y las sustancias oleosas no se mezclan, añadir una capa aceitosa sobre la epidermis evitará la pérdida de humedad.

Los productos hidratantes se encargan de aumentar la cantidad de agua que la piel atrae y retiene y están constituidos por sustancias higroscópicas (que captan y conservan la humedad).

De ahí la importancia de utilizar ambos tipos de productos, siendo la combinación perfecta utilizar primero un sérum hidratante y sellarlo con una crema hidratante.

Por qué la piel se deshidrata

Son muchas las razones por las que la piel puede no estar recibiendo el agua que necesita para mantenerse saludable.

La sudoración es obviamente una de las principales razones por las que la piel pierde líquido, por lo que la exposición al sol o cualquier tipo de ejercicio debe ir seguida de una ingesta de agua que reemplace la que se ha perdido. La piel está perdiendo humedad durante todo el día por medio de la sudoración, aunque nosotros solo lo apreciemos cuando esta se dispara.

Algunas enfermedades que provocan fiebre, diarrea o vómitos causan una pérdida peligrosa de agua en el organismo y, por lo tanto, también en la piel.

Pero incluso en condiciones consideradas normales la hidratación de la piel puede verse comprometida por temperaturas extremas, ya sean elevadas o demasiado bajas, falta de humedad en el entorno, exposición al sol, contacto con sustancias químicas o un ambiente contaminado

Beneficios de tener una piel bien hidratada

Estos son los mejores sérums hidratantes

La hidratación es la clave para una piel tersa, lisa, firme, suave y uniforme, con un aspecto relajado, sano y luminoso.

La falta de hidratación tiene consecuencias para la piel que se traducen en signos muy semejantes a los de un envejecimiento prematuro y que pueden no ser reversibles si no se toman medidas.

Otra consecuencia de la deshidratación cutánea es el aumento de la producción de sebo, lo que no es una solución para las pieles secas, que no pueden producir suficiente grasa y se agotan intentándolo, ni para las grasas, que empeoran.

Esto ocurre porque la falta de agua hace saltar las alarmas y la reacción de la piel es intentar suplir esta carencia con una capa oleosa que la proteja y evite que se siga perdiendo humedad.

Las pieles deshidratadas, aunque parezca paradójico, pueden sufrir brotes de acné, dermatitis, eccema y otras afecciones.

De lo que se deduce que una correcta hidratación solo puede proporcionar beneficios a la piel: la barrera cutánea se mantiene íntegra, la dermis trabaja de forma correcta y equilibrada, lo que garantiza la firmeza de la tez, entre otras cosas (la falta de agua afecta mucho y muy negativamente a la síntesis de colágeno y elastina), la piel se ve jugosa, fresca, joven y radiante.

Cómo mantener tu piel hidratada

La forma mejor, más simple y más obvia de mantener la hidratación es beber suficiente agua. Tu piel necesita hidratación desde dentro y es preciso beber entre uno y tres litros diarios, en función de cada organismo, las condiciones exteriores y la época del año.

Evita duchas o baños con agua demasiado caliente, que deshidrata y reseca la piel; procura hacer una dieta sana, en la que abunden los productos vegetales y huye de los productos procesados, la comida rápida y el alcohol; el ejercicio suave pero constante rejuvenece todo el organismo; fumar deteriora mucho la piel por la cantidad de radicales libres que contiene el tabaco, así que no lo hagas o reduce el consumo de cigarrillos todo lo que puedas.

Pero para tener la piel perfecta la hidratación interior no es suficiente y si adoptas una buena rutina diaria tu piel lo agradecerá y te lo pagará mostrando un aspecto espléndido y haciéndose mucho más resistente a los posibles problemas y al paso del tiempo.

Esta rutina incluye una limpieza dos veces al día (mañana y noche) con productos suaves, amables con tu tez, una hidratación profunda con un sérum hecho con ingredientes naturales y el uso de una crema hidratante que proteja la piel, sellándola y manteniendo la barrera cutánea en perfecto estado (por supuesto, con ingredientes naturales y compatibles).

En el momento en el que sospeches que tu piel puede estar empezando a deshidratarse tienes que tomar medidas para revertir el proceso cuanto antes, aunque lo mejor es no llegar a ese punto y prevenirlo mediante el cuidado diario. 

Cualquier piel puede deshidratarse, incluyendo las muy grasas y las secas (la piel seca es la que no tiene suficiente lubricación, y es una característica inherente a un tipo de cutis, no una condición pasajera): no hay piel que no pueda pasar por un período de deshidratación y tu capacidad de reacción es vital para minimizar sus consecuencias a medio y largo plazo.

El factor de hidratación natural (NMF)

Elegir los mejores sérums hidratantes

Como ya hemos visto, el equilibrio hídrico de la piel está sometido a cambios continuos derivados del intercambio con el entorno. El agua se evapora de la piel al aire circundante pero, al mismo tiempo, la piel también puede atrapar agua del exterior, agregándola a los corneocitos, las células córneas propias de la capa más externa de la epidermis (capa córnea).

Para ello, la piel utiliza una mezcla de humectantes naturales: el Factor Hidratante Natural (NMF según sus siglas en inglés), integrado por sustancias amantes del agua (hidrófilas) como ciertos aminoácidos, ácido láctico y urea (urea), entre otras, que aseguran que el agua se permanezca adherida a las células epiteliales.

El papel de la barrera cutánea

Sin embargo, el NMF por sí solo no es capaz de retener el agua en la piel siempre y en todas las circunstancias. La naturaleza tiende a encontrar el equilibrio y cuando el ambiente no es propicio la piel recurre a sus propias reservas, lo que no es una buena solución, porque la mejora de humedad en la capa córnea puede suponer una importante deshidratación de las capas más profundas de la epidermis y de la dermis.

De ahí la importancia de mantener la capa córnea intacta y perfectamente hidratada. Si se altera la barrera cutánea esta no puede cumplir su importante función protectora.

En este sentido las cremas hidratantes tienen efecto solo en un corto plazo, cuando lo tienen, porque como ya hemos visto, el agua llega a la piel principalmente desde dentro y a la epidermis desde la dermis.

Por eso la hidratación no puede limitarse al uso de una crema y debe trabajarse desde dentro con un sérum. 

El papel del sérum

El primer paso para una cosmética antienvejecimiento eficaz es la hidratación, como ya hemos señalado anteriormente.

Para mejorar la hidratación de nuestra piel, tenemos que perseguir varios objetivos al mismo tiempo: aumentar la retención de la humedad y prevenir su pérdida.

En esta labor el sérum es fundamental porque es el único producto que puede actuar en los estratos profundos de nuestra piel, mejorando sus condiciones de forma que puedan almacenar y retener agua en cantidades suficientes para mantener sus funciones y a la vez proveer de la humedad necesaria a la capa córnea.

Un buen sérum hidratante tiene que ser capaz de incrementar la hidratación, redensificar el cutis, restaurar la barrera cutánea y proporcionarle los medios para mantenerse en buen estado en todo momento.

Nuestros mejores sérums faciales hidratantes

Ingredientes como el ácido hialurónico, que es el rey de la hidratación, otros polisacáridos, que son siempre muy higroscópicos, algunos alcoholes altamente hidratantes, las vitaminas como la C y la E garantizan el cuidado de toda la piel.

Ingredientes como los ácidos grasos, el escualeno, el AH de alto peso molecular, los lípidos y todos los que son capaces de crear una película protectora sobre la epidermis son básicos para la salud de la capa córnea y el manto hidrolipídico, los dos componentes de la barrera cutánea.

Es importante que busques sérums formulados con compuestos de origen natural.

Muchas marcas se decantan por los aceites minerales (hidrocarburos derivados del petróleo) y siliconas porque abaratan mucho los costes de fabricación, pero su uso no está indicado más que en situaciones muy concretas, porque son extraordinariamente oclusivos, nada biocompatibles, no tienen verdadera capacidad de penetración y no aportan más beneficios que los de mejorar la apariencia de la piel mientras se están utilizando.

En realidad pueden contribuir a empeorar drásticamente la deshidratación y crear una especie de dependencia, ya que no «arreglan» la piel, solo la «maquillan», así que necesitas usarlos no para mejorarla o mantenerla en buen estado, sino para que no parezca realmente deteriorada.

Cuando hace un frío extremo, por ejemplo, pueden ser una buena opción puntualmente, ya que crean una capa que aísla la piel y la protege, pero hasta ahí llegan sus verdaderas capacidades y, desde luego, solo funcionarán en una crema hidratante, nunca en un sérum.

En cuanto a otros ingredientes como los aditivos (conservantes, colorantes, etc.), el riesgo de usar los que no sean naturales reside principalmente en el llamado efecto acumulativo, por el que un ingrediente cuyo porcentaje está limitado debido a su posible toxicidad puede llegar a acumularse en la piel ya sea por un uso continuado o porque está presente en varios de los productos que se utilizan simultáneamente, de forma que la piel recibe una dosis superior a la autorizada, con los riesgos que esto conlleva.

En el otro extremo encontramos que la única pega de los conservantes naturales es que tienen fecha de caducidad, sobre todo cuando se trata de sérums acuosos, pero nunca suponen un riesgo para la piel ni para la salud general.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.