Niacinamida: Qué es y para qué sirve

Niacinamida-Que-es-y-para-que-sirve

Es posible que hayas oído hablar del nombre por mera casualidad, o que te hayas conseguido con él en la etiqueta de algún producto de belleza o cuidado facial y ahora te haya surgido la duda sobre qué es en realidad y qué clase de funciones pueda estar cubriendo en beneficio de tu piel.

La niacinamida es una sustancia que encontramos de una forma más habitual de lo que muchos pueden llegar a creer, pero a la cual lamentablemente la mayoría de personas siquiera presta algo de atención.

Si has llegado hasta este tema, es porque con seguridad quieres comenzar a indagar un poco más sobre qué tipo de sustancias te has estado aplicando en el rostro o el cuerpo en tus cremas y productos de cuidado dérmico. Te interesa saber sus orígenes, y si se trata o no de un elemento de origen natural que nuestra dermis logra identificar, o si por el contrario es un producto extraño que genera más problemas que ventajas.

En nuestro tema de hoy te diremos a ciencia cierta todo lo que has querido saber hasta ahora sobre la niacinamida, para que logres determinar si se trata o no de un elemento que debes aplicar en tu caso en particular para obtener los distintos beneficios que quieres en tu piel.

De esta manera, alcances una mejor percepción de los productos que usas y comiences a entender las razones que han llevado a múltiples marcas de cosméticos de gran calidad a darle una oportunidad como ingrediente principal en algunas de sus recetas y líneas especializadas en el cuidado de la piel.

Qué es la niacinamida

Su nombre puede parecer un poco extraño para la mayoría de personas, ya que no da señal de lo que es en realidad ni de sus orígenes. Para comenzar a hablar de ella, hay que aclarar que la niacinamida es un producto totalmente natural, que está presente por sí sola en distintos ambientes.

Se trata de una sustancia derivada de la vitamina B3, la cual tiene por nombre químico niacina, siendo justamente esta la causa de la denominación. Tiene sus orígenes en esta sustancia, pero se diferencia de la niacina en su fórmula estructural, ya que a nivel químico ambas tienen unas ligeras diferencias que las hacen poseer dos denominaciones distintas aunque fáciles de confundir.

Niacinamida-Que-es-y-para-que-sirveComo muchos en su tipo, la niacinamida es una sustancia considerada como hidrosoluble, lo que quiere decir que se disuelve en agua corriente con mucha facilidad, este aspecto le permite ser altamente compatible con nuestra piel y organismo, ya que se absorbe con rapidez y logra llegar sin problemas a los lugares donde más se requiere.

Dónde la puedo encontrar

Esta sustancia derivada de la vitamina B3 se encuentra frecuentemente en productos para el cuidado de la piel, es más común encontrarla en presentaciones líquidas, principalmente en el caso de sérum, un producto versátil del que te contamos a mayor detalle en nuestro tema sobre Cuál es la función del sérum con niacinamida

Además de ello, está presente en cremas, ungüentos faciales, limpiadores, mascarillas y toda una enorme gama  de productos para el cuidado del rostro, principalmente los que buscan cubrir necesidades específicas de la piel.

Puedes encontrarlo en alternativas de venta libre, ya que cualquiera de sus presentaciones está disponible en supermercados y tiendas especializadas en productos de belleza. Además de ello, también puedes encontrarlo en internet en páginas de ventas generales o incluso en la web propia de algunas marcas de renombre, bajo el nombre comercial que recibe por cada una de ellas.

De forma natural, la vitamina B3 también está bastante presente en algunos alimentos, siendo la manera más sencilla de obtenerla. Si quieres asegurar que los niveles de esta sustancia se mantienen lo más óptimos posible, no dejes de consumir carnes, pescados, productos lácteos  y huevos, ya que los mismos son los que la poseen en mayor concentración.

Que-beneficios-ofrece-esta-sustancia-para-nuestro-cuerpo

Qué beneficios ofrece esta sustancia para nuestro cuerpo

Como has notado en el punto anterior, la niacinamida es una sustancia bastante presente que puedes hallar en distintas fuentes tanto naturales para ingerir como para uso tópico o externo. Esta variedad de opciones no hace sino dejar en claro que se trata de una sustancia que trae resultados positivos a la piel.

Pero a pesar de tener ese punto bastante claro, es importante conocer realmente qué clase de beneficios son, ya que como todo producto, funciona de forma efectiva en algunas situaciones y en otras no da ninguna clase de efectos.

Saber las propiedades y beneficios de la vitamina B3 y más específicamente de la niacinamida puede ser de gran ayuda para determinar si centrar tu atención en aumentar el consumo de esta sustancia o aplicarla de manera tópica es realmente una buena idea, o si por el contrario es mejor buscar otro aliado más efectivo para cuidar tu dermis.

Entre los grandes beneficios que ofrece encontramos:

Ayuda a reducir la presencia de acné

Para comenzar con nuestra lista de beneficios, un buen aspecto que vale la pena resaltar es la capacidad de la niacinamida para reducir la presencia de lesiones relacionadas con problemas de acné en el rostro.

Esta sustancia, destaca por contar con propiedades seborreguladoras, además de cualidades antiinflamatorias que atacan el problema de acné desde la raíz. La primera, funciona reduciendo el exceso de producción de sebo en el rostro, lo que ayuda a que se acumule menor cantidad de suciedad en los poros y reduce notoriamente la formación de nuevas lesiones, espinillas y puntos negros.

Por su parte, la segunda actúa en las marcas ya presentes, disminuyendo poco a poco su tamaño para que desaparezcan lo más rápido posible, mientras evita que revienten y generen infecciones de las que debas preocuparte de tratar con productos más concentrados y dañinos.

Mejora la funcionalidad de la barrera protectora de la piel

Esta sustancia ayuda a reducir la pérdida de agua en las capas más internas de la piel, a la vez que genera un aumento significativo en la producción de lípidos en la misma área. Con ello, mejora notoriamente la barrera protectora de tu piel, para que cualquier clase de elemento externo tenga menos probabilidad de dañarla o alterarla.

Mientras esto ocurre, genera un aumento en la producción de proteínas indispensables como queratina, filagrina e incluso en famoso colágeno, elemento que posee una relación directa con la aparición de los distintos signos más característicos del paso del tiempo.

De esta forma ayuda a todos los tipos de piel, pero principalmente a las más secas y deshidratadas, que presentan signos de deterioro por falta de nutrientes.

Disminuye problemas de irritación

El enrojecimiento de la piel y la irritación son problemas sumamente frecuentes que se suelen asociar a las pieles sensibles, las faltas de hidratación o incluso a las que poseen alta tendencia al acné. Pero también puede aparecer por causas externas como las quemaduras a causa del sol o la exposición a ciertas sustancias y químicos irritantes.

Sea cual sea el caso, si tu piel se encuentra irritada, la niacinamida puede funcionar como un aliado a tener en cuenta, ya que esta actúa en el área afectada y ayuda a reducir la apariencia de este problema para que puedas atender las causas sin preocuparte por el ardor y enrojecimiento que conlleva.

Ayuda a atenuar las arrugas

Como ya te lo mencionamos en líneas anteriores, esta sustancia tiene la capacidad de estimular la producción natural de elementos como el colágeno y la elastina. Este efecto se comienza a notar bastante rápido, ya que empieza a dar resultados reales en un periodo de entre 8 y 12 semanas después de haber comenzado la aplicación.

Con este aumento en la producción de ambas sustancias, la piel se comienza a ver notoriamente mucho más sana y tersa, las arrugas presentes empiezan poco a poco a atenuarse hasta casi desaparecer, siempre y cuando se trate de marcas leves a moderadas.

Además de ello, los pliegues de expresión también se verán beneficiados, ya que se harán mucho menos visibles y dejarán de estar presentes de manera constante en la piel, algo bastante práctico si estás e tus 30 y aún no se han vuelto arrugas de expresión propiamente dichas.

Reduce la presencia de manchas

Las manchas en la dermis pueden aparecer por muchas razones como el paso del tiempo o la exposición prolongada a la luz del sol. Este tipo de problemas es uno de los más difíciles de erradicar del todo, y uno de los elementos más recomendados para hacerlo es justamente la niacinamida.

Con su uso constante se logra inhibir la transferencia de melanosoma y se reduce los niveles concentrados de melanina en las manchas en la piel, lo que le da su conocida cualidad despigmentante.

Este aspecto también es bastante útil en cicatrices tanto claras como oscuras, ya que en general este aspecto busca alcanzar una nivelación entre el grado de melanina presente en el área afectada y la que se encuentra en el resto del cuerpo, dando así un tono mucho más uniforme.

Mejora el tono de la piel

Muy de la mano con el punto anterior en los resultados pero por causas distintas, hay que destacar la capacidad de la niacinamida en ayudar a recuperar y mejorar la tonalidad dérmica. Esta sustancia natural tiene una llamativa función que evita que la dermis tome un tono amarillento a causa de la alteración de la proteína.

Este aspecto funciona más como un beneficio a la salud que a la estética, ya que solo se logra apreciar en los casos en los que la dermis comienza a tomar esa tonalidad debido a alteraciones médicas. Aunque hay que aclarar que si bien ayuda a reducir este efecto secundario, aún es obligatorio que consultes a tu médico de confianza para descartar cualquier anormalidad que esté causando el inconveniente.

Funciona como un antioxidante de origen natural

Como último aspecto a resaltar, no podemos dejar de mencionar la capacidad antioxidante con la que cuenta la niacinamida. Esta sustancia es altamente efectiva a la hora de proteger las células del cuerpo del llamado estrés oxidativo, que es la oxidación que se genera cuando expones tu piel a elementos dañinos con demasiada frecuencia.

Este aspecto es considerado como un punto clave en pieles que se ven frecuentemente expuestas a los factores de exposoma entre los que destacan la radiación UV de la que lamentablemente nadie se puede salvar, pero también otros factores como el tabaquismo, la polución y demás.

Que-tipo-de-pieles-pueden-utilizar-niacinamida

Qué tipo de pieles pueden utilizar niacinamida

Gracia a su extensa lista de beneficios no es de extrañar que la mayoría de las personas quieran valerse de esta gran herramienta para mejorar la salud y apariencia de su piel. Pero hay un factor sumamente importante que cualquier nuevo usuario debe tener presente al aplicar cualquier elemento en la piel de su cuerpo y en mayor énfasis cuando se trata de la del rostro.

En cuanto a los tipos de piel que pueden valerse de este derivado de la vitamina B3, para ventaja de todos, un último gran beneficio que posee es su gran versatilidad y alta tolerancia. Esta sustancia, a diferencia de otras de su tipo, puede ser utilizada por todos los tipos de piel, ya que independientemente de este aspecto, se absorbe por el rostro y cuerpo con alta naturalidad y sin dejar efectos adversos.

Aunque cabe aclarar, que aunque sea apropiada para todos, hay expertos que concuerdan que hay quienes pueden sacar un mejor provecho de sus bondades. Médicos dermatólogos suelen recomendarla como una alternativa especialmente en el caso de quienes presentan alta sensibilidad en su piel, ya que muchos de sus beneficios van directamente ligados con este aspecto.

Personas que presenten enrojecimiento frecuente, acné, alteraciones en la pigmentación, machas o signos visibles de la edad que aparecen antes de tiempo son quienes más ventajas pueden obtener de la aplicación constante de niacinamida y la ingesta de alimentos ricos en la misma.

Solo hay que tener en cuenta que, debido a la gran variedad de opciones que la presentan, es indispensable elegir el producto más adecuado en cada caso, que facilite su absorción y le permita manejarse en la dirección adecuada hacia la mejora de las funciones que estás pensando aplicar en tu piel.

Si tienes la piel grasa

En el caso de que tu tipo de cutis entre en esta categoría, es indispensable que el producto a base de niacinamida que elijas para tu rostro debe ser de preferencia en gel, y contener en sus instrucciones o cualquier área del empaque una sección donde se especifique que se trata de una alternativa adecuada para las pieles con alta tendencia a la producción de sebo.

Si por el contrario tu rostro es seco, este tipo de alternativas puede llegar a causar graves daños, ya que a pesar de que la niacinamida sea una sustancia amigable con la piel, debe ser aplicada en la concentración correcta, y los elementos en gel para pieles grasas poseen un nivel más alto de la misma, que puede llegar a afectar a los rostros más sensibles, los cuales comúnmente se encuentran en el tipo seco.

Si tienes la piel seca o madura

En el caso de las pieles secas y las maduras, en ambas se recomienda seguir la misma recomendación, aplicar de preferencia formulaciones en crema o a base líquida, las cuales son de más fácil absorción y logran llegar a las capas internas del rostro sin tantos obstáculos, por lo que su concentración suele ser menor que las alternativas de gel.

En el caso de que utilices una de estas en el rostro graso, el mismo no sufrirá ningún tipo de daños, pero sí se verá disminuida la efectividad del tratamiento, lo que quiere decir que vas a demorar unas cuantas semanas más en apreciar resultados reales, algo que la mayoría de los que buscan cuidar su piel con elementos como la niacinamida quiere evitar a toda costa.

Si tienes la piel de tipo mixto

Las pieles mixtas son consideradas por todos como las más difíciles de tratar. Estas poseen en algunas áreas las características de una dermis de tipo seca, y en otras las que se suelen asociar a un rostro especialmente graso.

Se identifican con mucha facilidad, y a la hora de tratarlas con este derivado de la vitamina B3 es obligatorio ser sumamente cuidadoso. En ellas, lo más recomendable es que te vayas por las alternativas más delicadas y prefieras los productos en base a agua o que no contengan geles, los mismos que se aplican en los rostros más resecos.

Estos son lo suficientemente delicados como para no llegar a dañar las áreas secas, aunque debas arriesgar un poco la efectividad en las zonas con más nivel de grasa.

Otra opción que puedes aplicar en rostros mixtos, es valerte de los beneficios de la niacinamida  mediante mascarillas faciales, con ellas tienes la gran ventaja de que tu piel aprovecha una cantidad estable de sustancia sin generar alteraciones, lo que te da un equilibrio ideal que previene el daño en las áreas secas y ayuda a actuar de manera más concentrada en las más grasas.

Ten cuidado de la concentración

Sin importar qué tipo de piel poseas, este aspecto es algo a lo que debes prestar atención. En venta comercial, la niacinamida suele venir en presentaciones de un 2% hasta un 5% de concentración, todas con una lata tolerancia.

Si jamás has utilizado el producto, tienes la piel sensible o simplemente quieres reducir el riesgo de efectos adversos, opta por las más bajas y deja las más altas para el uso profesional en mascarillas y tratamientos faciales en centros de estética. Ten presente que siempre va a ser mejor tener que esperar un poco más para conseguir la piel sana que deseas, antes de generar daños de los que te termines arrepintiendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.