Aprende a hacer un contorno de ojos casero

Aprender a hacer un contorno de ojos casero para lucir una mirada más joven y bonita.

Las cuencas y el rabillo de los ojos son las primeras zonas en mostrar el paso del tiempo. Por ello, es importante que le proporcionemos el cuidado que merece para evitar la aparición de arrugas y líneas de expresión.

Además, la piel de esta parte es extremadamente sensible. Esto implica que debemos ser muy cautas con los cosméticos que aplicamos.

Algunas versiones que venden en tiendas y perfumerías pueden resultar contraproducentes, ya que, al contener ingredientes poco respetuosos, provocan en algunas usuarias irritaciones o rojeces.

A continuación, te mostramos varias opciones que podrás elaborar tú misma en casa de forma rápida y sencilla.

Qué es un contorno de ojos

¿Sabías que la mayoría de mujeres reconocen que prescinden de este tratamiento? Normalmente, este perfil de usuarias piensan que la aplicación de una crema hidratante es más que suficiente. ¡Nada más lejos de la realidad!

Antes de entrar en materia, te explicamos en qué consiste exactamente este producto para que no te quede ninguna duda al respecto.

Podemos definirlo como una especie de loción o crema cuyo uso está destinado de forma exclusiva para la piel que se encuentra alrededor del ojo.

Existen diferentes tipos según su finalidad:

  • Para combatir las arrugas y marcas de expresión como las famosas “patas de gallo”. Se recomienda para usuarias que ya tienen algunas arrugas en la zona.
  • Para prevenir los signos de la edad. Lo mejor es prevenir las arrugas y otros signos de la edad. Este tipo de contorno suelen emplearlo usuarias a partir de los 30 años aproximadamente.
  • Para desinflamar bolsas. Otro de los problemas más comunes en esta parte del rostro es la hinchazón o aparición de bolsas.
  • Para eliminar ojeras. Si presentas oscuridad en la cuenca de los ojos, utiliza un tratamiento específico que mejore la pigmentación. Recuerda que el antiojeras solo es una solución puntual.

Además, has de saber que las versiones comerciales podemos encontrarlas en crema, geles o sueros.

Cómo hacer un contorno de ojos casero

Te proporcionamos hasta 3 remedios diferentes para que selecciones el más apropiado para tu situación:

Tratamiento antiarrugas intenso

Si las arrugas ya han hecho acto de presencia en esta zona, ¡tranquila! Nunca es tarde para disminuir su visibilidad.

Esta opción te ayudará a estimular la producción de colágeno y, como consecuencia, mantendrás una mayor elasticidad y firmeza.

Ingredientes que necesitas:

  • 2 cucharadas grandes de gel de aloe vera puro 100%. Puedes comprar un bote en la farmacia, o bien extraerlo tú misma a través de la hoja de la planta.
  • Una cucharadita de aceite de semillas de uva.

Tan solo tienes que verter el gel de aloe vera en un recipiente desinfectado y agregar el aceite. Utilízalo cada noche, justo antes de irte a dormir.

Di adiós a las patas de gallo

Las patas de gallo son esas líneas que se marcan en la zona del rabillo del ojo. A algunas personas solo les aparecen al sonreír o al hacer ciertos gestos; sin embargo, en otras se quedan marcadas en todo momento.

Para evitar que se acentúen, utiliza este tratamiento. Necesitarás:

  • La pulpa de un aguacate maduro.
  • Una cucharada de aceite de oliva.

Elabora una pasta con ambos ingredientes y deja que repose en la zona durante unos 10 minutos aproximadamente. Por último, retírala con abundante agua tibia.

Contorno de ojos para las bolsas e hinchazón

¿Necesitas un chute de energía? Si padeces de bolsas o hinchazón, tenemos el remedio perfecto para ti.

Ingredientes:

  • 3 cucharadas de ralladuras de patatas.
  • Una cucharada de vaselina sin perfume.

Mezcla las ralladura de patata junto con la vaselina hasta crear una textura consistente. Frota con cuidado la zona y retira los restos con agua tibia. Te recomendamos terminar aplicando agua fría.

Cómo se aplica

El método de aplicación de un cosmético influye de forma notable en los resultados.

En el caso de los contornos caseros, normalmente seguiremos el siguiente proceso:

  • Lava bien el rostro para dejarlo libre de maquillaje y otras impurezas.
  • Aplica el tónico y sérum facial.
  • Pon tu loción hidratante habitual evitando la zona de alrededor de los ojos.
  • Por último, utiliza el contorno a través de un suave masaje, sin ejercer presión.

Para las versiones que son en pasta, las emplearemos como si fuesen una mascarilla. Con la cara limpia y desmaquillada, aplicaremos una cantidad generosa por la zona a tratar.

Posteriormente, esperaremos entre 10 y 15 minutos y terminaremos retirando el remedio con agua tibia y fría.

Para más información, consulta nuestro artículo sobre cómo aplicar un contorno de ojos.

Contorno casero o comercial: ¿cuál es mejor?

¿No sabes si decantarte por una versión comercial o casera? Tendrás que analizar los pros y contras de cada una de ellas.

Ventajas de las versiones comerciales

  • Sus efectos siempre serán más potentes.
  • Seleccionan los mejores ingredientes para casos específicos.
  • No pierdes tiempo en elaborarlas.

Contras de las versiones comerciales

  • Algunas contienen sustancias químicas y resultan peligrosas.
  • Las que son de buena calidad no suelen ser económicas.

Ventajas de las versiones caseras

  • Nos aseguramos de que los ingredientes utilizados son naturales.
  • No tienen conservantes ni perfume artificial.
  • Son más baratas.

Contras de las versiones caseras

  • Debemos saber qué ingredientes mezclar.
  • Los efectos no son tan potentes y tardan más en llegar.
  • Es importante prestar atención al mantenimiento para evitar la degradación de los ingredientes.

Aspectos que debes tener en cuenta

Por último, para lograr los mejores resultados, te proporcionamos una serie de hábitos que deberías tener en cuenta:

  • Descansa correctamente. No cabe duda que el mejor remedio para las ojeras es descansar correctamente. Si en tu habitación entra demasiada luz, ponte un antifaz.
  • Cuida la alimentación. Incorpora más frutas y verduras a tus platos diarios. Nuestra dieta repercute en gran medida en el estado de la piel.
  • ¡Hidrátate por dentro! Bebe entre 1,5 y 2 litros de agua diaria.
  • Olvídate del tabaco y del alcohol. Ambas sustancias afectan negativamente al cutis.
  • En caso de bolsas, ponte un antifaz frío en los ojos durante unos minutos. ¡Sentirás un gran alivio!
  • Cuando trabajes frente a pantallas, haz pequeños descansos.

Conclusión

El uso de este tratamiento no debe obviarse, especialmente en usuarias a partir de los 30 años. No olvides que las cuencas de los ojos y la zona del rabillo son las primeras en  presentar signos de la edad y son pobre en colágeno y elastina.

Las versiones comerciales proporcionan efectos más rápidos, pero no todas resultan ser válidas y seguras.

Ahora que has aprendido a hacer un contorno de ojos casero, ¿probarás algunos de nuestros remedios? Seguro que conseguirás sacar todo el potencial de tu mirada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *