Mejores sérums para piel mixta: nuestra selección

Aunque las pieles mixtas son las más comunes, no siempre a quienes las tienen les resulta fácil encontrar los cosméticos que realmente les vayan bien.

También ocurre a veces que los cuidados se centran excesivamente en corregir la parte grasa, cuyas manifestaciones son más visibles y poco favorecedoras: brillos, granos, acné, etc.

Sin embargo la piel mixta necesita un cuidado integral, con ingredientes suaves cuyo uso continuado vaya centrándola, es decir, aproximando sus dos diferentes zonas al territorio neutral de la piel normal.

Hay sérums magníficos capaces de hacer esto y más por tu piel mixta: basta con que les des una oportunidad.

Tenemos nuestros favoritos y aquí te los dejamos, con un análisis bastante completo de sus ingredientes y sus ventajas para ti.

Nezeni Sérum Facial Antiage

Nezeni Sérum Facial AntiageComprobar precio

INCI:

Aqua, Propanediol, Pentylene Glycol, Chenopodium Quinoa Seed Extract, Ascorbyl Glucoside, Sodium Hyaluronate, Arginine, Trisodium Ethylenediamine Disuccinate, Ammonium Lactate, 1,2 Hexanediol, Caprylyl Glycol, Phenoxyethanol, Sodium Carrageenan, Ethylhexylglycerin, Sea Salt.

Un magnífico sérum, sin duda, por eso está el primero.

Todos los ingredientes son naturales, está libre de perfume y fragancias, es no comedogénico, hipoalergénico y testado dermatológicamente.

Pocos activos pero potentes y en cantidades significativas, que consigue una mezcla espectacular para dar a la piel un impulso en todos los aspectos.

Cuenta con vehículos como el propanediol y el pentylene glycol que son hidratantes, humectantes, suavizantes y biocompatibles (lo que hace que penetren muy bien en la piel) a la vez que cuidan y ayudan a estabilizar la fórmula.

El trío ganador lo conforman el extracto de semilla de quinoa (Cobiolift), la vitamina C y el ácido hialurónico. Y se acabó.

El resto de ingredientes son conservantes, absolutamente necesarios  en un sérum de base acuosa como este (si no, no estarían, te lo garantizamos, porque Nezeni prima, por encima de todo, la calidad de sus ingredientes y el uso mínimo de excipientes). Son tan pocos y en cantidades tan justas que este sérum caduca a los dos años de envasado.

Cobiolift es un extracto de polisacáridos obtenidos de las semillas de quinoa que, más allá de sus potentes capacidades hidratantes, tiene el mismo efecto que la toxina botulímica (el famoso bótox) sobre el cutis: lo tensa, elimina arrugas y evita su aparición mediante mecanismos de relajación muscular que reducen drásticamente las microcontracciones causantes de estas. El resultado es la reducción de las marcas de las arrugas hasta en un 47%.

Su efecto filmogénico y su capacidad de adaptarse a la superficie cutánea crea una película coherente y continua de efecto tensor inmediato que, además, protege la piel y es un medio perfecto para la regeneración de la barrera cutánea.

Esta está integrada por la capa córnea y el manto hidrolipíco, es la parte de la piel en contacto directo con el medio exterior y es imprescindible que esté en perfectas condiciones, lo que no ocurre en las pieles mixtas, que presentan alteraciones en ocasiones muy opuestas pero que siempre comprometen la integridad de la salud cutánea.

Por lo tanto, ingredientes que la cuiden son básicos, ya que de su buen estado va a depender también que el resto de cuidados lleguen a buen término.

La quinoa limpia la piel gracias a su suave acción exfoliante, ayuda a la renovación celular, aclara y homogeneiza el tono, es antiinflamatoria, calmante y antioxidante.

La vitamina C es un increíble antioxidante que no solo protege de los radicales libres, sino que consigue revertir sus efectos a nivel celular; es muy hidratante, antiinflamatoria, exfoliante, limpiadora, estimulante del colágeno y la elastina, sutilmente astringente, antiséptica, rejuvenecedora y reguladora del sebo y la melanina (mejora las manchas).

Hablando de rejuvenecer, el ácido hialurónico es el compuesto milagroso que lo consigue y cuyos efectos se multiplican cuando está unido al ácido ascórbico (vitamina C).

La piel lo produce y es el responsable de su aspecto jugoso y mullido, de la hidratación y la humectación en un alto grado, así como de defensas antiinflamatorias, antioxidantes y reestructurantes (estimula la producción de colágeno). Rellena gracias a su inmensa capacidad para atraer y almacenar humedad: es una sustancia gelatinosa que da a la piel su cualidad viscoelástica, muy relacionada con la capacidad de adaptación y recuperación, y con gran parte de su resistencia.

Por lo tanto, rellena arrugas, retrasa su aparición e hidrata toda la piel, siempre que se incluya en varios pesos moleculares.

En este sérum lo tenemos de alto peso molecular, para hidratar la epidermis, de bajo peso molecular, para hidratar la dermis y como un precursor, cuya función es estimular los procesos cutáneos de creación de AH, retrasando el deterioro de los mismos, que se da, inevitablemente, con la edad y/o a causa del fotoenvejecimiento (el envejecimiento causado por el sol, responsable de un deterioro temprano y profundo de la piel).

Si una de las grandes ventajas de los sérums es que sus componentes se mejoran entre sí, desde luego, este sérum lo logra sobradamente.

Todos sus activos protegen la barrera cutánea y estimulan su regeneración.

Las pieles mixtas se igualan, recuperan tono y luminosidad, se reduce la aparición de brillos, granos y brotes de acné mientras las zonas secas ganan en densidad, resistencia, hidratación y defensas.

Si tu piel es sensible o tus zonas secas te dan problemas más allá de la sequedad y la tirantez, amarás este sérum, créeme.

El uso continuado consigue hacer desaparecer muchas signos del paso del tiempo y retrasar su aparición: no solo las arrugas y las líneas de expresión, sino manchas, marcas, flacidez, tez mate y mortecina, etc.

Tendrás un aspecto mucho más relajado, natural y fresco.

El envase es de metacrilato opaco y el aplicador una bomba con sistema airless, con lo cual el sérum queda perfectamente aislado de posibles contaminaciones o alteraciones por la exposición a la luz.

Se aplica con facilidad, cunde mucho y penetra en la piel sin problemas. Es posible que notes cierta tirantez: recuerda que el «efecto bótox» es inmediato. ?

Un punto más a favor: contiene 50 ml.

Solo se puede comprar online, bien en la página de Nezeni.com o en Amazon (donde suele estar un poco más caro).

Sandawha Camelia Oil Serum

SanDaWha Camelia Oil Serum

Comprobar precio

Camellia Japonica Flower Extract, Butylene Glycol, Propanediol, Niacinamide, Aqua, Pentylene Glycol, Glycerin, Betaína, Polyglyceryl-10 Laurate, Polyglyceryl-10 Myristate, Cellulose Gum, Camellia Japonica Seed Extract, Xanthan Gum, Adenosine, Camellia Japonica Seed Oil, Sorbitan Caprylate, Citric Acid, Levulinic Acid, Jasminum Sambac Oil, Rose Flower Oil.

Un sérum que viene directamente de la cosmética coreana y de una marca que realiza todos sus productos alrededor de la camellia japonica, por su excelentes propiedades para el cuidado de la piel.

Este suero gira alrededor de este ingrediente en dos versiones -el extracto de la flor y el de la semilla de esta planta- y de la niacinamida (vitamina B3).

De nuevo nos encontramos con un fabricante comprometido con la calidad de sus ingredientes y con su origen natural, lo que explica la elección tanto de los vehículos como de los excipientes.

El INCI arranca con el extracto de la flor de la camelia, un aceite ligero y antioxidante que protege de los radicales libres tan dañinos para la piel como el sol o la contaminación, muy hidratante, delicado con la piel más sensible, muy nutritivo, que reequilibra la hidratación y la distribución del sebo sobre la superficie cutánea.

Es antiinflamatorio y redensifica la piel, aunque no tanto como el ácido hialurónico.

Le siguen varios ingredientes base como el butylene glycol y el propanediol, humectantes y estabilizadores.

La vitamina B3 es una de las más completas para la piel, junto con la vitamina A y la E (ninguna iguala a la C en variedad de beneficios). Además de ser un eficaz antioxidante, hidrata, es antiinflamatoria y cuida tanto las pieles con acné como las secas, sensibles o con problemas (psoriasis, dermatitis, rosácea, etc.); ayuda a reducir las manchas, aporta luminosidad y es regeneradora.

Finalmente, el extracto de semillas de camelia multiplica los beneficios del extracto de la flor y suma la activación de la síntesis del colágeno y la protección de la barrera cutánea, haciendo que este sérum sea muy adecuado para el cuidado y el equilibrio de las pieles mixtas.

Se trata de un sérum delicado, que cuida, suaviza y protege la piel, devolviéndole un aspecto descansado y fresco.

No contiene perfumes ni fragancias, lo que valoramos muy positivamente.

El envase tiene un tono muy floral y femenino, en la línea de los cosméticos coreanos. Es opaco y el producto está protegido gracias al sistema airless.

Contiene 30 ml.

Dr. Scheller Hidratante 24H Melón y Moringa

Dr. Scheller Hidratante 24H Melón y Moringa

Comprobar precio

INCI:

Aqua, Glycerin, Citrus Aurantium Dulcis Fruit Extract, Dicaprylyl Ether, Amylopectin, Butylene Glycol, Helianthus Annuus Seed Oil, Citrullus Lanatus Seed Oil, Simmondsia Chinensis Seed Oil, Moringa Oleifera Seed Oil, Cetearyl Glucoside, Sodium Hyaluronate, Cucumis Melo Fruit Extract, Hedychium Coronarium Root Extract, Enantia Chlorantha Bark Extract, Parfum, Limonene, Linalool, Citral, Geraniol, Sodium Levulinate, Sodium Anisate, Tocopherol, Xanthan Gum, Gellan Gum, Citric Acid, Stearyl Alcohol, Cetyl Alcohol, Lecithin, Potassium Sorbate, Sodium Benzoate, Oleanolic Acid.

Naturaleza y eficacia son los principios en los que se basan los productos de la marca cosmética Dr. Scheller. Nada que objetar, por supuesto.

Este sérum acuoso pone el acento en los extractos, de manera que necesita emulgentes para que la mezcla sea estable, ya que las esencias no se unen bien con el agua (y sí con los aceites), lo que explica la cantidad de ingredientes de este tipo en los primeros puestos del INCI.

Entre ellos encontramos el extracto de naranja (citrus aurantium dulcis fruit extract), un ingrediente con muchas propiedades potenciales pero pocos estudios realizados que concreten su verdadero potencial. Es astringente, antiinflamatorio, antioxidante, exfoliante (gracias a su contenido en ácido málico y cítrico), vasoprotector e hidratante.

El aceite de semillas de girasol (helianthus annus seed oil) es un aceite vegetal con propiedades calmantes, antiinflamatorias, hidratantes, rico en vitamina E (lo que le dota de un gran poder antioxidante) y ácidos grasos, que nutre la piel y ayuda a la recuperación de la barrera epidérmica.

El protagonista de este sérum es el extracto de semillas de sandía, perfecto para las pieles mixtas porque es seborregulador, inhibe la producción grasa de la piel sin resecarla: muy al contrario, es delicado con las zonas secas, rehidratándolas y nutriéndolas.

Especialmente indicado para pieles sensibles (las mixtas suelen serlo en toda su extensión), es antioxidante, antiinflamatorio, no comedogénico, muy ligero y penetra con facilidad hasta las capas profundas de la dermis; ayuda a combatir y retrasar el envejecimiento de la piel, mejorando arrugas, manchas, irregularidades, etc.; mejora el colágeno, equilibra el pH y repara la barrera cutánea.

Siguen varios aceites y extractos: el aceite de jojoba, el más afín al sebo de la piel, es hidratante, protector, regenerador, antioxidante, limpiador, que penetra muy bien; el de moringa, rico en ácidos grasos y vitamina E, nutre, aporta elasticidad, antioxidación y renueva la piel; el extracto de pepino, muy refrescante y con increíbles propiedades calmantes, es rico en vitaminas A, C y flavonoides, antioxidante, limpiador, exfoliante, hidratante, regenerador y antiedad; el extracto de jengibre blanco, antioxidante y capaz de proteger no solo de las radiaciones solares, sino también de la luz azul y de la contaminación; finalmente, el extracto de la raíz del árbol enantia chlorantha, con múltiples beneficios para regular las pieles grasas y evitar sus manifestaciones antiestéticas, es antioxidante y reafirmante.

No podemos olvidar el ácido hialurónico, de cuyas propiedades ya hemos hablado.

Un sérum que reaviva y estimula las pieles mixtas, con excelentes resultados en su aspecto. Tienes que utilizarlo durante algunos meses para que estos se asienten, pero tu piel estará más luminosa, descansada y protegida.

Pruébalo antes de usarlo porque contiene perfume y fragancias que, como ya sabes, pueden resultar irritantes.

Es 100% natural y vegano y tanto el envase como el dispensador son más que correctos.

Contiene 50 ml.

Alavi Flora Majestica Radiant Serum

Alavi Flora Majestica Radiant SerumComprobar precio

INCI:

Macadamia Integrifolia Oil, Argania Spinosa Kernel Oil, Vaccinium Macrocarpon Seed Oil, Amaranthus Caudatus Seed Extract, Aleurites Moluccana Seed Oil, Rubus Idaeus Seed Oil, Coco Caprylate, Borago Officinalis Seed Oil, Triticum Vulgare Germ Oil, Opuntia Ficus Indica Seed Oil, Parfum, Hippophae Rhamnoides Fruit Oil, Benzyl Alcohol, Pelargonium Graveolens Oil, Tocopherol, Ascorbyl Palmitate, Citronellol, Limonene, Linalool, Geraniol, Dehydroacetic Acid, Citrus Nobilis Oil, Citral, Rosmarinus Officinalis Leaf Extract, Aqua.

Ingredientes naturales para un sérum que sí añade perfume y puede resultar ligeramente graso, aunque lo cierto es que esa sensación desaparece enseguida.

Este sérum eminentemente oleoso no es en absoluto graso y sí ofrece grandes resultados a las pieles mixtas, gracias a la combinación de aceites vegetales seleccionados de la mejor calidad:

  • El aceite de macadamia, muy semejante al de jojoba en cuanto a su casi perfecta fusión con el sebo natural de la piel,  por lo que penetra con facilidad y es no comedogénico, así que las zonas grasas de tu rostro lo absorberán y estarán hidratadas pero no nunca pringosas. Es antiinflamatorio, muy nutritivo y regenerador, gracias a su alto contenido en ácidos grasos monoinsaturados y escualeno, ayudando a homogeneizar el cutis y suavizar marcas, cicatrices, etc.
  • El aceite de argán, llamado el oro líquido, también es rico en ácidos grasos, así como en vitamina E, no comedogénico, hidratante, antioxidante, antiinflamatorio y regenerador.
  • El aceite de arándanos (Vaccinium Macrocarpon Seed Oil) contiene omega 3, vitaminas A y E: protege del estrés oxidativo, nutre, hidrata, estimula la renovación celular y suaviza el cutis.
  • El resto de aceites siguen en la misma línea, pero entre ellos destacamos el extracto de amaranto por su alto contenido de escualeno, tocoferol (vitamina E), ácidos grasos y su compatibilidad con la piel, es un hidratante, antioxidante, hidratante, calmante y antiinflamatorio que, además, protege de las radiaciones ultravioletas y regenera la piel.

El resultado es un sérum que no solo cuida la piel mixta en profundidad y en todos sus aspectos, sino que protege y restaura la barrera cutánea: ya hemos hablado de la importancia de esta en las pieles mixtas.

La piel se normaliza y equilibra, recupera elasticidad, se hace más tersa, suave y luminosa. Notarás tus zonas grasas más calmadas y las secas reavivadas.

Puesto que tiene perfume (natural, pero perfume) añadido y una considerable cantidad de fragancias (todas son naturales y forman parte de uno o varios de los aceites), debes probarlo para cerciorarte de que no te irrita la piel.

Contiene aceite de germen de trigo, lo que puede hacer que te resulte algo untuoso en las partes grasas de la piel. Es, efectivamente, comedogénico, pero tienes que considerar que no está en una proporción elevada y puede ser una excelente ayuda para las partes más secas de tu rostro, ya que crea una película protectora sobre la piel que retiene la humedad y ayuda a la regeneración propiciada por muchos de sus ingredientes.

El envase de cristal mate no aísla totalmente de la luz, aunque los sueros oleosos son menos susceptibles al deterioro (pero no inmunes), lo que hace que el gotero dosificador suponga, en este caso, un menor riesgo de contaminación del producto.

Contiene 30 ml.

Mia Pink Helychrisum Face Serum

Mia Pink Helychrisum Face SerumComprobar precio

INCI:

Isopropyl Myristate, Helianthus Annuus Seed Oil, Macadamia Ternifolia Seed Oil, Olea Europaea Fruit Oil, Prunus Amygdalus Dulcis Oil, PEG-20 Glyceryl Triisostearate, Silica, Centaurea Cyanus Flower Extract, Aqua, Gossypium Herbaceum Seed Oil, Limnanthes Alba Seed Oil, Methylpropanediol, Parfum (Fragrance), Tocopheryl Acetate, Glycerin, Xerochrysum Bracteatum Flower Extract, Glycine Soja (Soybean) Oil, Benzyl Salicylate, Benzyl Benzoate, Limonene, Linalool, Citrus Aurantifolia Fruit Extract, Helichrysum Italicum Extract, Hydroxycitronellal, Citric Acid, Sodium Benzoate, Potassium Sorbate, Rosmarinus Officinalis (Rosemary) Leaf Extract, Amyl Cinnamal, Calendula Officinalis Flower Extract, Tocopherol.

Si ponemos primero el que nos parece mejor, dejamos para el último puesto el que menos nos convence, por un par de detalles, no menores, en la formulación.

Este sérum es uno de los que se publicita como de ingredientes naturales y lo cierto es que la mayoría lo son, pero no todos: contiene en cantidades no despreciables, si nos guiamos por el INCI, isopropyl myristate, PEG-20 glyceryl triisostearate y silica (es decir, silicona).

Los tres productos son comedogénicos. El primero puede empeorar el acné; el segundo tiene gran capacidad de penetración, pero puede contener restos tóxicos (así que la ventaja se convierte en riesgo) y el tercero sirve para dar sensación y aspecto de suavidad a la vez que crea una película que aísla la piel del exterior, facilitando la curación de la piel. De lo que se deduce que una piel que no necesita curación sacará poco provecho de este ingrediente y las que sí la necesitan siempre estarán mejor cuidadas con compuestos de origen natural.

Además del isopropyl myristate (primer ingrediente, luego el que está en mayor proporción), tiene como vehículos aceites vegetales, algunos ya analizados en lo sérums anteriores: aceite de girasol, de macadamia, de oliva y de almendras dulces.

El aceite de oliva es rico en ácidos grasos y vitaminas A y K, aporta suavidad, hidratación, reduce la inflamación, es antioxidante y un gran reparador del cutis.

El de almendras es uno de los mejores aceites para la piel, rico en ácidos grasos: hidrata, suaviza, nutre, repara, protege y penetra muy bien.

El ingrediente estrella de este sérum es un compuesto llamado Clotholine®, cuyos ingredientes son el extracto de aciano (centaurea cyanus) y el metilpropanodiol, ambos naturales.

Mia utiliza este producto por sus beneficios a la hora de mejorar las pieles maduras, ya que retrasa el proceso de envejecimiento. Es astringente, antibiótico, antiséptico y antioxidante.

Acompañan otros extractos (de algodón, de pradera blanca, de siempreviva) que cuidan la piel en diferentes aspectos gracias a sus propiedades curativas, antiinflamatorias, regeneradoras, protectoras, hidratantes, nutritivas, antioxidantes, etc.

Contiene perfume (no especifica si natural o no) y fragancias.

Desde nuestro punto de vista intentar encontrar el equilibrio mediante el uso de ingredientes que tienden a ir de un extremo a otro (astringentes frente a obstructivos/comedogénicos, por ejemplo) no nos parece la mejor estrategia, pero no cabe duda de que ofrece buenos resultados, mejorando las pieles mixtas.

Siendo un sérum que cuenta con muchos usuarios incondicionales, te aconsejamos encarecidamente probarlo antes de usarlo, ya que a los riesgos de reacción frente a las fragancias de todo tipo se añaden los de reacciones ante los productos mencionados más arriba, potencialmente irritantes y/o tóxicos.

Ni el envase transparente ni el gotero son las mejores opciones.

Contiene 29 ml.

La piel mixta y sus cuidados

Los mejores sérums para las pieles mixtas

Si tienes la piel mixta te resultará muy familiar la expresión «zona T». De hecho, es posible que a veces sientas que tu piel tiene doble personalidad: grasa con poros dilatados en la frente, nariz y barbilla, y seca, a veces incluso muy seca y escamosa en las mejillas y bajo de los ojos.

Probablemente saber que es el tipo de piel más común no te sirva de consuelo, sobre todo cuando tienes que lidiar con dos pieles, procurando que el cuidado de una no te destroce la otra.

Vamos a intentar facilitarte un poco la vida. ?

¿Qué es la piel mixta?

La piel mixta es justo lo que su nombre indica: una combinación de zonas secas con zonas grasas.

Si dibujaras una gran “T” en tu rostro, toda la zona comprendida bajo esa T probablemente estaría grasosa, mientras que las áreas que quedan fuera de la T están secas y potencialmente escamosas.

Tener la piel mixta también significa que en tu cara pueden convivir  líneas finas y arrugas con los brillos y poros obstruidos al mismo tiempo; además, tu piel puede presentar tonos diferentes, poros dilatados, sobre todo en la nariz, y acné.

No es difícil suponer que esta combinación de características y problemas hace que la piel mixta, en muchas ocasiones, sea particularmente difícil de tratar.

¿Cuáles es la causa de la piel mixta?

No importa qué tipo de piel tengas (seca, grasa, mixta o sensible), lo más probable es que se deba a la genética. El tipo de piel se hereda como se heredan el color de ojos, el del pelo y otras características físicas.

Es posible que tu piel sea moderadamente mixta y algunos factores acentúen las particularidades de una u otra zona, o hagan que las diferencias se vuelvan más marcadas: cambios hormonales, medicaciones, alteraciones por estrés, etc.

El uso de cosméticos agresivos o con ingredientes secantes como sulfatos y alcohol, puede provocar que la piel a produzca más grasa en el área de la zona T, lo que también puede acabar creando síntomas propios de la piel mixta.

La piel necesita el sebo para su equilibrio y defensas y cuando lo eliminas sistemáticamente su respuesta es producir más, con lo que entras en un círculo vicioso: cuanto más grasa retires, más grasa producirás.

Pistas para detectar la piel mixta

Estos son los mejores sérums para pieles mixtas

¿No tienes claro que tu piel sea mixta?

Límpiala con un limpiador suave, séquela y luego espera unos 10-15 minutos sin aplicar ningún otro producto.

Lo más probable es que sientas las mejillas, sienes y otras áreas secas y tensas, mientras que la nariz, la barbilla y la frente tendrán un aspecto  graso y brillantes, poros obstruidos y abiertos, granitos, etc.

Otra pista es que te cueste encontrar productos para el cuidado de la piel que realmente te funcionen. Algunos parecen provocarte brotes de acné y engrasar más tu rostro, mientras que otros lo dejan excesivamente seco y mate.

Las partes secas suelen incluir el cuello y tienden a ser más sensibles.

Qué puedes hacer

Hay algunas reglas generales que pueden ayudarte a equilibrar tu piel o, al menos, a no empeorarla. Todo cuenta, y más cuando se trata de la piel, un órgano que refleja nuestro estado tanto físico como emocional.

Hidratar de adentro hacia afuera

Un desafío para la piel mixta es aplicar suficiente humectante sin obstruir los poros. Puedes hidratar de adentro hacia afuera con ácidos grasos esenciales. Come más salmón, nueces y linaza, y considera tomar un suplemento de aceite de pescado o de linaza.

En realidad se trata de consumir más omega 3 y 6, que mejorarán la piel seca sin afectar a las partes grasas.

Bebe suficiente agua y procura evitar el alcohol.

Evita los limpiadores y exfoliantes fuertes

Cosas como los sulfatos, el alcohol y el jabón pueden despojar su piel de sus aceites naturales, fundamentales para una barrera cutánea sana y la protección correcta.

Aunque te parezca increíble, los aceites vegetales no comedogénicos pueden ser un buen aliado, ya que nutrirán las zonas secas sin obstruir ni empeorar las grasas. Además, algunos son seborreguladores.

Una rutina perfecta para pieles mixtas consiste en usar un aceite ligero antes del limpiador; arrastrará la suciedad de las zonas grasas y nutrirá y protegerá las secas.

Cuida tu alimentación

Selección de los mejores sérums para pieles mixtas

Comer frutas y verduras en cantidad, racionar las carnes y dar preferencia al pescado, evitar fritos, dulces y azúcar, grasas, excitantes, etc. son hábitos que no van a solucionar tu piel mixta pero sí la mejorarán. Procura no consumir comidas rápidas y/o precocinadas.

No se trata de no disfrutar, sino de no abusar de lo que puede perjudicarte.

Haz ejercicio

Con un ejercicio suave y continuado no solo aportas más oxígeno a cada célula, sino que estimularás la circulación sanguínea, enviando más nutrientes a la piel y estimulando sus procesos naturales, lo que ayuda a regularlos.

Aprende a controlar el estrés

El estrés puede hacer que su piel sea más reactiva, tanto en las zonas grasas como secas. Es probable que lo hayas podido comprobar.

Busca una técnica que te resulte fácil, cómoda y/o agradable: meditar, yoga, tai chi, bailar, cantar… lo que importa es que a ti te funcione.

Evita los productos comedogénicos

Es decir, cualquiera que pueda obstruir los poros, desde el aceite natural de trigo (el más comedogénico) hasta los derivados del petróleo o las siliconas.

Encontrarás en el mercado muchos productos para pieles mixtas hechos con ingredientes naturales y especialmente indicados para ellas.

Evita los perfumes y las fragancias 

Naturales o no, pueden ser irritantes, empeorar la sequedad, irritar las zonas grasas y provocar que produzcan más sebo.

Cuando utilices productos con esencias o extractos asegúrate de que no te provocan ninguna reacción adversa y, por supuesto, no uses ninguno que sepas que te produce alergia.

Protégete

Tienes una barrera cutánea delicada: las partes secas carecen de la protección necesaria y las grasas atraen y retienen partículas, además de ser un buen caldo de cultivo para los microorganismos.

El uso de un protector solar no comedogénico es imprescindible y tienes que elegirlo con cuidado porque son productos bastante oclusivos en general.

El sol daña la piel de muchas formas: es la fuente principal del envejecimiento cutáneo prematuro; puede dejar marcas en la piel y provocar la aparición de manchas (la sequedad y la grasa hacen a la piel más propensa a ellas); deshidrata la piel (no lo confundas con secarla: no mejora la piel grasa).

Es cierto que un poco de sol es beneficioso y necesario, pero el abuso solo te traerá problemas, y siempre que estamos al aire libre estamos expuestos, así que usa el protector a diario.

Mantén una rutina diaria

Elegimos los mejores sérums para pieles mixtas

Con las pieles mixtas, la clave es el equilibrio.

La mayoría de las personas con piel mixta tienen un tipo que es más dominante.

En otras palabras, si tienes problemas con los poros obstruidos, la piel grasa es tu mayor preocupación. Si solo tu nariz es algo grasa y el resto de su piel tiende a estar reseca, la sequedad es tu principal preocupación.

Tienes que encontrar la forma de equilibrar lo que tu piel necesita en las zonas secas con lo que necesita en las zonas grasas. No es una tarea fácil, pero aquí tienes algunos consejos para el cuidado diario:

  • Usa limpiadores naturales. Son los mejores siempre y para todo tipo de piel, pero son imprescindibles en las pieles mixtas.

Con limpiadores a base de productos químicos no conseguirás la piel que deseas y empeorarán tus «dos pieles».  Nada de detergentes, astringentes fuertes, etc. Se trata de limpiar, no de fregar. ?

  • Evita los tónicos irritantes. Muchos tónicos contienen alcohol, mentol, fragancias y similares. Prescinde de ese tipo de ingredientes y apuesta por los naturales que sean suaves y te permitan restaurar el pH de la piel, algo necesario para la una barrera sana y fuerte.
  • Usa un sérum a diario. El śerum trata la piel desde dentro y, con los ingredientes adecuados irá mejorándola y equilibrándola de forma definitiva. Es tu mejor aliado.
  • Usa dos hidratantes. Si te parece una locura, ten claro que no lo es. De hecho es una forma estupenda de cuidar las pieles mixtas.

Si no encuentras una crema que te funcione bien, en vez de andar cambiando de hidratante, buscando una que cuide todo tu rostro, usa una para pieles secas y otra para pieles mixtas.

  • Adáptate a los cambios de la edad. Así como la grasa suele ser más problemática durante la adolescencia y la juventud, con el paso de los años la piel (incluso la piel grasa) tiende a volverse más seca y frágil.

Por otro lado, algunos cambios hormonales (embarazo, menopausia, medicamentos) pueden exacerbar las zonas grasas, provocando incluso la reaparición del acné.

La piel mixta y el sérum

Mejores sérums para el cuidado de pieles mixtas

Decir que el sérum es especialmente útil para las pieles mixtas puede sonar a «lo de siempre», porque el sérum es útil para todo tipo de pieles y para cualquier problema cutáneo (no médico, por descontado).

Pero si tienes la piel mixta ya conoces de primera mano los problemas que suele dar y las dificultades a las que te enfrentas a la hora de encontrar cosméticos que traten sus diferentes características de forma equilibrada.

Las cremas no son suficiente porque no pueden cambiar la tendencia natural de la piel más que de una forma superficial, literalmente, ya que su zona de influencia es únicamente las capas más superficiales de la epidermis.

De ahí la necesidad de un producto que pueda llegar a los estratos más profundos de la dermis, donde tienen su origen lo problemas que acaban manifestándose en el rostro, los brillos y granos en todas sus versiones o la sequedad y la sensibilidad.

Esto solo puede hacerlo el sérum y/o sus derivados, ya sea un booster o un tratamiento intensivo, que no son más que variantes más potentes del suero facial (que deben utilizarse durante períodos limitados de tiempo).

En comparación, cualquier otro producto diario del cuidado cutáneo es un triste aprendiz.

Un buen suero hará maravillas con tu piel mixta, maravillas que notarás desde el primer momento y que irán corrigiendo los problemas, estabilizando tu piel y mejorándola en todos los aspectos, en todas las zonas y en todos los estratos.

Los mejores ingredientes

Tanto las partes secas de tu piel como las grasas tienen tendencia a la sensibilidad y la inflamación, así que necesitas antiinflamatorios y calmantes. 

Los seborreguladores conseguirán modular la producción de sebo en todo tu rostro.

Hidratación y más hidratación: la piel grasa puede deshidratarse igual que la seca y eso te causará más problemas.

Exfoliantes suaves que ayuden al recambio celular.

Antioxidantes para evitar la degeneración de las células: son especialmente necesarios para evitar que el exceso de sebo se degrade e infecte los poros.

Antisépticos y limpiadores que impidan infecciones (también la piel seca las sufre aunque no se manifiesten como granos) y retiren tanto las células muertas como las partículas de suciedad.

Regeneradores y reestructurantes por motivos evidentes y porque, además de equilibrar tu piel, quieres esta que tenga el mejor aspecto posible durante mucho tiempo. ?

Pero no te dejes abrumar: los buenos ingredientes, como habrás podido comprobar, realizan varias funciones a la vez y cuando los juntas en un sérum los resultados son siempre asombrosos.

No tienes excusa para no usarlo a diario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.