Cómo eliminar los puntos negros

Los puntos negros sin antiestéticos y dan una imagen de suciedad y de poco autocuidado personal. Lo cierto es que se pueden evitar pero hay que prestar atención al cuidado dérmico. Por eso, vamos a enseñarte a cómo eliminar los puntos negros.

Son invasores de tus poros nada agradables… y lo peor es que son difíciles de eliminar. Antes de querer acabar con ellos para siempre, es importante que tengas presente algunos puntos.

A continuación vamos a explicarte todo lo que debes saber para aprender a eliminar los puntos negros y que a partir de ahora, tengas un rostro y una piel en general libre de impurezas.

Qué son y por qué aparecen

Los puntos negros se conocen también como acné comedónico. Son comedones que obstruyen los poros de la piel y se obstruye generando un tapón causado por una acumulación de melanina que no permite que se drene bien la glándula sebácea.

Este cúmulo de grasa se mezcla con restos celulares y se retiene en el conducto de salida de la glándula sebácea a causa de inflamaciones o exceso de secreciones. Al no poder drenarse se ensucia y por eso es de color negro.

Se ensucia por la contaminación, el polvo, el maquillaje, etc. Suelen aparecer en sitios como:

  • Rostro
  • Nariz
  • Mentón
  • Mejillas
  • Alrededor de los labios
  • Brazos
  • Piernas

Tener puntos negros es mucho más común de lo que te puedas imaginar y puede aparecer en cualquier persona sin importar el tipo de piel que tenga. Si sueles tener los poros dilatados a causa de una dermis grasa tendrás muchas más probabilidades de padecer este problema.

Si tienes una dermis con mucho sebo y no la limpias correctamente también tendrás más probabilidades de que aparezcan en tu vida. Por eso, las rutinas faciales son tan importantes. Lo ideal es hacerlo dos veces al día, siendo la mañana y la noche las mejores opciones.

Prevención y tratamiento

Es igual de importante tratarlos para que se acaben como prevenirlos y que no aparezcan más en el futuro.

Para que tus poros estén limpios y cerrados deberás lavar tu cara con agua fría y escoger bien los productos de limpieza a emplear: jabón, limpiadores, cremas, exfoliantes faciales…

Para escoger el producto correcto será necesario tener en cuenta tu tipo de piel y permitir que respire. Para ello, no duermas con maquillaje y evita el uso de toallitas porque pueden arrastrar y obstruir más los poros.

Es importante del mismo modo que cuides tu alimentación y que bebas mucha agua.

Además otros factores como las hormonas en la pubertad o en otras etapas de la vida también pueden hacer que tengas más sebo de lo normal en tu dermis y que tus poros se obstruyan.

Puedes usar mascarillas especiales y evitar las cremas y el maquillaje que pueden aumentar la producción de sebo y grasa.

El exfoliante facial que utilices debe ser siempre un producto que debas usar una o dos veces a la semana para que sea efectivo.

Existen algunos ingredientes naturales que pueden actuar como cosméticos y que te ayuden a eliminar los poros negros. Algunos de estos ingredientes son:

  • Clara de huevo. Elimina impurezas y los puntos negros. Tendrás que lavarte la cara y aplicar la clara con papel higiénico sobre el rostro y luego aplicar otra capa. Cuando quede duro habrá que quitarlo de arriba abajo.
  • Azúcar moreno. Es un exfoliante natural que elimina las impurezas del rostro sin dañar tu piel. Se puede usar junto con aceite de oliva o con limón.
  • Yogur.  Es ideal para las dermis más sensibles y limpia muy bien las impurezas. Puedes mezclar el yogur con un poco de limón y dejar que actúe durante 15 minutos antes de retirar con abundante agua tibia.

Lo que NO debes hacer

Es bastante habitual que las personas aplasten con sus dedos los puntos negros para que salgan del poro. Aunque es efectivo y puede salir, no es una buena opción porque te irritas la piel y además puedes propagar la suciedad por el rostro y que te salgan más.

Por lo que te quitas uno sí, pero pueden salirte 7 más. Es mejor que uses las mascarillas y otros productos para que así se quiten y se limpien solos sin que tengas que irritarte ni inflamar tu dermis por apretar demasiado.

Mascarillas negras

Las mascarillas negras son una buena opción para acabar con los puntos negros y te gustará conocerlas, ¡si nunca antes las has usado te gustará descubrirlas! Existen muchos modelos diferentes y vamos a explicarte algunas de las más conocidas.

Así, cuando escojas una sabrás que estás escogiendo una que es buena opción y que te dará buenos resultados. No pierdas detalle:

  • Egg Pore Nose Pack, de Tonymoly. Con un precio de poco más de 4 euros en Amazon, son tiras anti puntos negros e impurezas que están hechas con clara de huevo y otros ingredientes naturales.
  • Bandas limpiadoras de carbón, de Montagne Jeunesse. Con un precio menor a dos euros en Amazon son tiras limpiadoras de carbón natural para quitar los puntos negros de la nariz y otras zonas de la cara. Solo contiene tres tiras.
  • Mascarilla Easy Peel Carbón, de W7. Tiene un precio entre 11 y 15 euros en Amazon y te ayuda a deshacerte de las impurezas y purifica tu piel de manera profunda.

Estas son solo algunas de las mascarillas que puedes encontrar pero hay muchas más. Las que te hemos escogido son las más populares debido a su gran eficacia.

Exfoliantes para eliminar los puntos negros

Del mismo modo que las mascarillas son eficaces, también lo son los geles exfoliantes. Pero debes recordar que los exfoliantes no puedes usarlo todos los días para cuidar tu capa protectora dérmica.

A continuación vamos a explicarte algunos de los mejores geles exfoliantes para acabar con los puntos negros.

  • Gel Exfoliante Limpiador Carbón Pure Power, de L’oreal Men Expert. Con un precio de apenas 10 euros, si eres chico también hay productos espefícios para ti. Este gel exfoliante es un ejemplo para acabar con tus puntos negros, impurezas, espinillas, marcas…
  • Limpiador pure active 3 en 1 carbón, de Garnier. Con un precio entre 3 y 4 euros en Amazon tendrás un producto que limpia y purifica tu dermis acabando con sus impurezas. Utiliza exfoliantes naturales y desincrusta la obstrucción que causan los puntos negros más rebeldes.
  • Arcilla pura de L’Oreal. Con un precio de apenas de 10 euros puedes disfrutar de esta arcilla exfoliante que aunque es mascarilla hemos pensado que es mejor ponerla en esta parte por lo efectiva que es. Lo ideal es utilizar esta arcilla 2 o 3 veces por semana y dejar secar 10-15 minutos para después aclarar con bastante agua.

Es importante remarcar este punto y al importancia de la exfoliación en todos los casos que se quiera tener un rostro libre de impurezas y de puntos negros. Además, la exfoliación también te liberará de las células muertas de tu dermis.

Las células muertas también causan que se obstruyan los poros y te salgan puntos negros. ¿Por qué? Porque cuando las células muertas no se desprenden naturalmente tienden a acumularse en la dermis por lo que genera impurezas y puede obstruir tus poros.

Por eso, con una buena exfoliación esto no te ocurrirá y tendrás una tez mucho más radiante todo el tiempo, ¡y mejor cuidada!

No te lo puedes perder: Cuál es el mejor gel exfoliante

Remedios caseros

Además de todo lo comentado hasta aquí, no podemos obviar la posibilidad de quitar los puntos negros con remedios caseros. Son económicos y además te asegurarás de que son ingredientes totalmente naturales.

Los remedios caseros son buenas opciones sobre todo para aquellas personas con la piel más sensible o tendiente a irritaciones, rojeces o inflamaciones. Son mascarillas caseras que te gustarán.

Algunos ejemplos son:

  • Vapor. El vapor no es una mascarilla pero es un remedio conocido. Los poros se dilatan a causa del calor y solo tendrás que apretar sin mucho esfuerzo la piel donde hay puntos negros y se facilita la limpieza. Pon algodones en tus dedos o gasas estériles para evitar contaminar tu dermis.
  • Mascarilla de yogur, perejil y pepino. Solo necesitarás dos cucharadas de yogur natural, hojas de perejil y pepino licuado. Mezcla todo y haz un pasta, ponlo en tu cara deja que repose 15 minutos y retira todo con agua tibia.
  • Mascarilla de limón. Solo tendrás que mezclar un poco de zumo natural de limón exprimido en medio vaso, con aceite de almendras dulces y glicerina. Aplica esta mascarilla todas las noches después de desmaquillarte, deja actuar 10 minutos y enjuaga con agua tibia.

Ahora que ya sabes cómo eliminar los puntos negros de tu rostro y poder lucir una piel mucho más tersa y cuidada. ¡Ya no tienes excusa! ¡Puedes tener los poros más limpios e impecables que nunca!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.