Usos que le puedes dar al agua micelar

arrastrar algodonEn el año 1991 apareció en nuestras vidas el agua micelar por primera vez. Esto hace de este producto un artículo relativamente nuevo que, además, ha conseguido mejorar mucho y evolucionar en estas décadas.

Muchas personas aún siguen desconociendo las capacidades de este agua y otras no saben en qué momento del día o de la limpieza facial debería usarse.

Para aclarar todas las dudas comunes que gran parte de la población suele tener, hemos escrito este análisis que te ayudará a comprender qué es el agua micelar y cuál es el uso que debe dársele para que sea correcto.

También encontrarás una comparativa entre agua micelar, tónico facial y leche limpiadora.

Para empezar, debes saber que esta loción es un agua que incluye micelas.

Las micelas tienen una gran capacidad de arrastrar la grasa y la suciedad de la piel, tanto la natural como los productos químicos y, al mismo tiempo de mantener el agua pegada al algodón para que sea este una ayuda para el proceso de limpieza.

Aquí te explicamos qué es exactamente el agua micelar.

¿Cuáles son las principales funciones del agua micelar?

Varias son las utilidades de esta gran producto de limpieza facial. Es importante saberlas, para aprovechar bien todas sus bondades y propiedades.

Estas funciones son:

  • Desmaquillante. Es muy efectivo como tal y, además, es útil para todo tipo de pieles, también las sensibles, puesto que no irrita.
  • Limpiador. No solo es capaz de retirar el maquillaje de la cara sino que también sirve para limpiar labios y ojos de pinturas, rimmel, o contorno, de una forma muy sencilla. Arrastra fácilmente toda esta suciedad.
  • Equilibrante del pH. Cuando te levantas, tras las horas de sueño en las que el cutis tiene la capacidad de eliminar toxinas, pasarte un algodón con agua micelar por el rostro, ayudará a que tu piel recomponga su estado sano y natural.
  • Tonificante. Las partículas que componen el agua micelar ayudan a que tu piel esté tonificada. Es decir, que apoya para que la piel esté tersa.
  • Hidratante. A diferencia de otros productos de limpieza facial o corporal, el agua micelar hidrata al mismo tiempo y deja el rostro húmedo. Eso sí, a pesar de ello, debe acompañarse de una crema.
  • Iluminador. Las pieles cansadas o apagadas por cansancio, polución o estrés, encontrarán en este producto un gran aliado para dar luz y vida al cutis.
  • Descongestionante del contorno de ojos. La zona que rodea a la mirada es la que más sufre del estrés y el cansancio. Tiene pocas glándulas sebáceas y eso lleva a que envejezca antes. El agua micelar, puesta con un algodón unos segundos sobre los ojos cerrados, puede ayudar a reducir la hinchazón de la zona de las ojeras.
  • Elimina el exceso de sebo. Aunque el agua micelar sirve para todo tipo de pieles, las personas con grasa en la piel encuentran en este producto un buen aliado. Si tienes zonas de la cara, como la T o la barbilla, con más sebo, este agua te ayudará a reducirlo.
  • Calmante. También ha conseguido mostrar eficiencia contra las rojeces de las pieles delicadas y sensibles.

funciones agua micelar

¿Cómo incluir el agua micelar en una rutina facial?

Para empezar, debes saber que este producto no tiene un límite de veces que pueda ser usado, puesto que, como ya has podido aprender, respeta la piel, incluso las sensibles y no irritar y no dañar el cutis.

Por tanto, el agua micelar, puede usarse de diferentes maneras:

Incluida en las rutinas de limpieza de mañana y noche

El rostro debe limpiarse a diario, al levantarse y antes de acostarse. Y el agua micelar debe ser el primer producto a utilizar por su capacidad de limpieza de la piel tanto de agentes externos como maquillaje o la polución del aire, como la grasa y el sebo del cutis.

Por la noche, si eres una persona que te maquillas, el agua micelar será el producto que mejor quite esos elementos de tu piel.

No necesita que frotes por mucho maquillaje resistente que hayas puesto y también sirve para ojos y labios.

Y en general, debe ser el primer paso para la limpieza. Poniendo el agua sobre un algodón y pasándolo suavemente, lograrás retirar toda la suciedad de tu cara.

Además, aunque no te maquilles, es imprescindible acostarse con el rostro limpio.

Durante la noche se produce la reparación de la piel, se activa el colágeno. Y se necesita que el cutis esté limpio para no bloquear esa oxigenación necesaria.

Por otro lado, hay muchas personas que piensan que por la mañana, tras las horas de descanso en la cama, no hace falta limpiar la piel. Pero, ¡nada más lejos de la realidad!

Mientras dormimos, sobre todo en el caso de las pieles grasas, se produce más cantidad de lípidos, que necesitaremos retirar.

Es decir, con el rélax del cuerpo, con la reducción del estrés, se eleva el nivel metabólico y eso lleva a eliminar toxinas más que en cualquier otro momento.

Por ello, al limpiar la cara con agua micelar por la mañana, se pueden quitar esas toxinas y las células muertas. Además, si no has dormido bien y la cara se muestra inflamada, el agua micelar sirve para iluminar el rostro y reducir esa hinchazón.

Tras el agua micelar se usa el resto de productos. Los días que te corresponda la mascarilla, debes hacerlo tras este primer paso.

Muchas personas incluyen un tónico, que ayuda a regular el PH de la piel. Y lo último sería incluir la hidratante final.

usos agua micelar

Como método de limpieza durante la jornada

Durante todo el año, pero más en verano, necesitas ir limpiando tu rostro a lo largo del día.

Y, mucho mejor que el agua del grifo que reseca la piel, se recomienda el uso del agua micelar, que mientras va limpiando y retirando el sebo, también tonifica e hidrata.

Esto es más recomendado para los días en los que no lleves maquillaje.

Muchas personas lo utilizan cuando van a la playa y para asearse tras el gimnasio, lugares donde se suda mucho. Este sudor va eliminando las toxinas y es muy recomendable ir retirando la suciedad.

También la que aportan a la piel las cremas solares. Por tanto, cuando debas renovarte el protector en una jornada de playa o piscina, puedes limpiar antes tu rostro para no ir acumulando suciedad que pueda derivar en puntos negros y granos de grasa.

Si lo que necesitas es retocar tu maquillaje, limpia primero la zona con agua micelar y un algodón. No lo hagas con agua corriente porque solo secarías mucho esa parte de la cara.

Tras esto, puedes volver a aplicar tu maquillaje en esa región del rostro.

¿Qué orden de limpieza seguir y cómo realizar los movimientos?

usos agua micelar

Aunque el agua micelar sirve para cualquier zona del rostro, es mejor seguir un orden, de acuerdo con los expertos en estética y cuidado de la piel.

Además, es importante conocer cómo realizar el movimiento para no estar provocándote más arrugas con un uso inadecuado del agua micelar y del algodón.

Se recomienda comenzar por los ojos y siempre hacerlo con muy suaves presiones (si aprietas puedes fomentar las arrugas de esta zona tan delicada) yendo desde el párpado superior hasta el lagrimal.

Si llevas las pestañas maquilladas, debes pasar el algodón mojado desde la raíz de la pestaña a la punta, en vertical.

Si ves que te queda algo de pintura en la línea del ojo, puedes pasar un bastoncillo de algodón mojado en agua micelar por esa zona de forma muy precisa.

Tras los ojos, lo mejor es pasar a limpiar los labios si están maquillados. Es importante no ejercer presión y limpiar desde la comisura del labio hacia el centro. Por ambos lados.

Abre ligeramente la boca y hazlo primero en el labio inferior. Y luego en el superior con la boca estirada apoyándote en los dientes. Hazlo con precisión para no extender la pintura por fuera de los labios.

Tras quitar sombra de ojos, rimel y pintalabios, llega el momento de desmaquillar el rostro.

Si el algodón quedó muy sucio, utiliza uno nuevo. Mediante una ligera presión, limpia desde el centro de tu cara hacia los extremos.

Comienza en la frente, sigue en los pómulos y barbilla. En el cuello, estírate bien y limpia desde arriba hacia abajo.

Si tienes que elegir una marca y quieres un consejo, yo me quedo con la oferta de Nezeni Cosmetics, una empresa española que usa tan solo ingredientes naturales en la fabricación de sus productos.

En este caso, los principales ingredientes del agua micelar de Nezeni son Aloe vera, ácido salicílico, manzana, jengibre y avena.

Es un producto muy refrescante, hidratante y tiene una gran capacidad de limpiar. No hace falta presionar la piel para conseguir retirar toda la suciedad fácilmente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.