Cómo aplicar el contorno de ojos

¿Deseas lucir una mirada espectacular? En ese caso, no te pierdas nuestro artículo sobre cómo aplicar el contorno de ojos paso a paso.

Este tratamiento es un básico que no debe faltar en nuestra rutina de cuidados. La zona del surco de los ojos es una de las primeras en envejecer, por no hablar de las famosas “patas de gallo”.

A pesar de ello, muchas usuarias reconocen que no emplean un producto específico. Esto es un grave error, ya que la crema hidratante facial podría causar problemas como la aparición de bolsas o hinchazón.

Qué es un contorno de ojos

Antes de entrar en materia, veamos en qué consiste exactamente este tratamiento. De este modo, no te quedará ninguna duda al respecto.

Se trata de una loción, generalmente fluida, cuyo uso está destinado de forma exclusiva para la zona de alrededor del ojo, es decir, ojeras y rabillo.

Podemos encontrar diferentes versiones dependiendo de nuestro objetivo:

  • Contorno de ojos antiage. Están indicados para disminuir la visibilidad de arrugas y líneas de expresión.
  • Opciones preventivas. El público al que va destinado es más joven que el anterior, puesto que su fórmula intenta prevenir la aparición de signos de la edad.
  • Tratamiento para disminuir bolsas. Suelen llevar cafeína u otros ingredientes que estimulan la circulación y descongestionan la zona. Además, normalmente vienen en un formato tipo roll-on.
  • Tratamiento para mejorar la pigmentación. Son perfectos para aquellas personas que sufren de ojeras muy marcadas y oscuras.

Cómo aplicarlo correctamente

Ahora que sabes qué es un contorno de ojos, te explicaremos cómo debe aplicarse.

Puede que a priori te parezca algo irrelevante, pero lo cierto es que el modo en el que aplicamos los cosméticos influye en los resultados que obtendremos.

Lo primero que debes hacer es analizar cuál es el problema que deseas combatir. Por supuesto, selecciona siempre un producto específico para ello.

En caso de bolsas, realiza un masaje suave con movimientos de fuera hacia dentro. De este modo, lograrás un mayor drenaje.

Si lo que deseas es evitar o reducir la visibilidad de arrugas y líneas de expresión, haz movimientos de dentro hacia fuera, es decir desde el lagrimal hasta el rabillo. Incide por la zona de las patas de gallo.

Aspectos a tener en cuenta durante la aplicación

Es muy importante que tengas en cuenta los siguientes aspectos:

  • Nunca debe ejercerse demasiada presión, ya que la piel es extremadamente fina y podría quedar dañada.
  • No es bueno frotar la zona para eliminar el producto. Espera a que se absorba.
  • La cantidad que se recomienda es la de un grano de arroz.
  • No lo emplees en el párpado superior, a no ser que lo recomiende el fabricante.

Cuándo utilizar un contorno de ojos

Lo ideal es utilizarlo de día y de noche. Hay versiones que son aptas para ambos momentos y, en cambio, otras son específicas para una franja determinada.

Aquellos que llevan retinol en su fórmula suelen ser tratamientos para la noche, ya que la piel queda desprotegida ante los daños de los rayos solares.

Los pasos que debes dar para utilizarlo son los siguientes:

  1. Limpia o desmaquilla el rostro con un producto específico para tu piel.
  2. Utiliza el tónico facial y el sérum.
  3. Pon tu crema hidratante habitual evitando la zona del surco de los ojos.
  4. Por último, utiliza este tratamiento del modo que hemos indicado en el punto anterior.

Por qué debemos cuidar el contorno de los ojos

Los principales motivos por los que deberías cuidar esta zona del cutis son los siguientes:

  • La piel es muy fina sensible, por lo que pueden producirse irritaciones o alteraciones con facilidad.
  • Como hemos mencionado anteriormente, es una de las primeras zonas en presentar signos de envejecimiento.
  • Suelen deshidratarse con facilidad.
  • Es pobre en fibras de colágeno y elastina.

Diferentes tratamientos según su textura

Anteriormente, hemos visto que existen diferentes contornos según el objetivo que pretendamos alcanzar.

No obstante, podemos realizar otra clasificación atendiendo a la textura de este producto:

  • Cremas. Son más hidratantes y están pensadas para personas con la piel seca.
  • Geles. La textura es muy fluida y fresca. Se absorben rápidamente. Normalmente, están diseñados para usuarias más jóvenes o aquellas con el rostro graso o mixto.
  • Sueros. Son líquidos y suelen aplicarse con una pipeta o cuentagotas.

Cómo elegir un buen tratamiento para los ojos

Te proporcionamos algunas recomendaciones que te servirán para seleccionar un buen producto para esta zona del rostro:

  • El formato más indicado es el de tipo airless. Aquellos que vienen en un tarro con tapón de rosca no resultan nada higiénicos.
  • Si tienes bolsas en los ojos o se te inflama con regularidad, selecciona una versión de tipo roll-on con cafeína.
  • Presta atención a que esté elaborado a partir de ingredientes respetuosos, ya que de lo contrario podrían producirse irritaciones u otros problemas.

Consulta nuestro análisis de los mejores contornos de ojos recomendados por dermatólogos.

Por qué no usar una crema facial hidratante

¿Sabes los motivos por los cuales no deberías emplear una crema hidratante en esta zona? Te lo explicamos a continuación.

En primer lugar, si ponemos una loción hidratante convencional, la zona quedará hinchada debido a que estos productos son ricos en agua. Esto daría pie a que se generen bolsas.

Por otro lado, al ser una parte delicada es propensa a sufrir alergias, por lo que pueden aparecer rojeces.

Además, las cremas faciales son mucho más grasas que los productos específicos para los ojos. Esto provocará que tarde mucho en absorberse y tendremos una sensación muy molesta.

Conclusión

Este tratamiento es esencial para mantener un correcto cuidado del rostro. El modo en el que lo aplicamos influirá notablemente en los resultados.

También es importante que seleccionemos un tratamiento adecuado a nuestra situación y que se encuentre libre de químicos y sustancias peligrosas.

Ahora que sabes cómo aplicar el contorno de ojos, no olvides utilizar este cosmético cada día y ¡luce una mirada espectacular!

Los mejores contornos de ojos recomendados por dermatólogos

Descubre cuáles son los mejores contornos de ojos recomendados por dermatólogos.

Esta zona del cutis es especialmente delicada; de hecho, suele ser la primera en presentar arrugas o las temidas patas de gallo.

Además, no solo aparecen problemas relacionados con el envejecimiento, sino que también se producen bolsas, ojeras e inflamación.

En esta ocasión, hemos elaborado un análisis de los tratamientos más eficaces y seguros que aconsejan los profesionales. ¡No te lo pierdas!

Contorno de ojos de Nezeni Cosmetics

El producto que nos ofrece Nezeni Cosmetics es una de las mejores opciones que encontrarás en el mercado. Su fórmula está creada a base de ingredientes y activos naturales respetuosos con la piel.

Además, todos los tratamientos de esta marca son bajos en conservantes para evitar que se produzca el efecto combinado que da pie a irritaciones y problemas cutáneos.

Destaca su combinación de péptidos, vitaminas y extractos. Los efectos que otorga son un aumento de la síntesis de elastina para proporcionar mayor firmeza a la zona y minimizar los signos de fatiga y envejecimiento.

Características básicas del producto

Las características básicas son:

  • Envase de 15 ml.
  • El precio es de 34,90 euros.
  • Apto para todo tipo de piel. Lo pueden utilizar personas que sufren sensibilidad.
  • Reduce hasta un 47% la profundidad de las arrugas y de las patas de gallo.
  • Disponible en la web de Nezeni Cosmetics o en Amazon.

Textura

Otro aspecto que destacan los usuarios que lo han probado es su textura. Se trata de una loción fluida que se extiende fácilmente y se absorbe tras pocos segundos de aplicarla.

Olor y envase

El olor es sutil. No contiene perfume artificial, por lo que no resulta empalagoso.

Respecto al envase, consiste en un bote con sistema de pulsador. Consideramos que es higiénico y práctico. Además, tiene un tapón transparente para evitar que la loción se derrame en el neceser.

Pros y contras

Las principales ventajas que detectamos de este tratamiento son las siguientes:

  • Sirve para combatir las arrugas.
  • Difumina las líneas de expresión que ya han hecho acto de presencia.
  • Es un producto totalmente natural y seguro.
  • Su envase es higiénico.

Por el momento, los usuarios que lo han probado no han mencionado ningún aspecto negativo relevante.

Vichy Liftactiv

Vichy es una marca de sobra conocida. De hecho, es probable que ya hayas probado algunos de sus cosméticos.

En este caso, su laboratorio ha creado un tratamiento efecto lifting para pieles normales y sensibles.

Si consultas su fórmula, descubrirás que contiene:

  • Rhamnose. Un azúcar vegetal que sirve para calmar y prevenir la aparición de signos de envejecimiento.
  • Cafeína. Es un ingrediente perfecto para evitar las bolsas y las ojeras, puesto que favorece la circulación y drena el exceso de agua.
  • Escina. Reduce la hinchazón.
  • Castaño de indias. Resulta muy útil para descongestionar la zona y proporciona una agradable sensación de calma.

Los efectos que promete son devolver la firmeza y elasticidad a la zona de alrededor de los ojos y prevenir la aparición de otras arrugas.

Características básicas del producto

Estas son las características básicas:

  • Envase de 15 ml.
  • Producto hipoalergénico.
  • Libre de parabenos y perfumes.
  • Su precio está alrededor de los 30,00 euros.
  • Disponible en Amazon y en parafarmacias.

Textura

No cuesta extenderlo, pero es una textura un poco densa porque hidrata en profundidad.

Se absorbe en poco tiempo a través de un suave masaje por la zona.

Olor y envase

Apenas desprende olor, puesto que se encuentra libre de perfumes. Esto es algo que valoramos positivamente. La zona del surco de los ojos es muy delicada y podría irritarse con aromas artificiales.

El envase consiste en un tubo con tapón de rosca. Para que salga el producto deberás presionar ligeramente el bote.

Pros y contras

Sus ventajas son:

  • Libre de parabenos y sustancias químicas.
  • Ayuda a prevenir los signos de la edad.
  • Reduce las bolsas y la hinchazón.

En cuanto a los inconvenientes:

  • La textura puede resultar un poco densa.
  • No proporciona efecto lifting de forma inmediata. Habrá que ser muy constante con su uso.

ISDIN K-Ox Eyes

Este tratamiento está indicado especialmente para usuarias que padecen de bolsas y ojeras.

Sus efectos son reducir la apariencia de las bolsas al tiempo que mejora  la uniformidad del tono de la zona.

En su composición destacan algunos activos como la vitamina K óxido, que disminuye el tono oscuro de  las ojeras; el ácido hialurónico, que proporciona una mayor elasticidad; y el eyeliss y haloxyl que tensan la zona para eliminar las líneas de expresión.

Características básicas del producto

  • Envase de 15 ml.
  • Libre de tóxicos y parabenos.
  • Su precio es de unos 45,00 euros.
  • Disponible en Amazon donde podrás encontrar ofertas.

Textura

Una de sus mejores cualidades es que la textura que ofrece es ultra ligera. Se aplica fácilmente y se absorbe en pocos segundos. Esto hace que se haya convertido en el tratamiento ideal para personas con el cutis graso o mixto.

Olor y envase

Al principio puede desprender un olor un poco fuerte, pero termina desapareciendo.

El envase es un tubo boca abajo con tapón de rosca. Es higiénico y práctico.

Pros y contras

Los pros de este tratamiento son:

  • Unifica el tono de la piel.
  • Elaborado a partir de ingredientes de calidad.
  • Desinflama la zona del surco de los ojos.

En cuanto a los contras, destacamos:

  • Lo recomendamos más bien para problemas de ojeras y no para difuminar las arrugas.
  • El olor es algo más fuerte que el de los productos anteriores.

Cattier Éclat de Rose

¿Quieres un tratamiento capaz de eliminar las bolsas, ojeras y arrugas para rostros normales o secos? En ese caso, puedes probar Carttier Éclat de Rose.

Utiliza como activo principal el aceite de argán, por lo que es muy nutritivo y evita el envejecimiento prematuro.

Su fórmula está elaborada a partir de ingredientes naturales y orgánicos. Es un producto libre de tóxicos.

Destaca el extracto de alga rosa, que activa la microcirculación sanguínea; el extracto de alga verde, para atenuar el color de las ojeras; el extracto de tomillo, para acabar con las líneas de expresión; y el agua floral de rosa, para un efecto calmante.

Características básicas del producto

  • Envase de 15 ml.
  • Ilumina la mirada.
  • Libre de parabenos y sustancias irritantes.
  • Su precio es de 14,72 euros.
  • Disponible en Amazon.

Textura

La textura es fluida y se absorbe con facilidad. No obstante, quizá no es la mejor opción para pieles grasas o mixtas.

Olor y envase

El olor que desprende es sutil y agradable. No perdura mucho tiempo sobre la piel.

El envase consiste en un bote con pulsador. Además, añade un tapón transparente para evitar que el contenido se derrame.

Pros y contras

Las características positivas que destacamos son:

  • Es una fórmula natural y segura.
  • Mejora el aspecto de las bolsas y ojeras.
  • Su envase es cómodo e higiénico.

Las principales desventajas son:

  • No lo recomendamos para pieles grasas o mixtas.
  • Algunos usuarios indican que sus principales efectos están orientados a mejorar las ojeras y no como tratamiento tensor y antiedad.

La Roche Posay

Este tratamiento está destinado para personas que sufren sensibilidad, aunque también pueden emplearlo aquellas que tienen el rostro normal, graso o mixto.

Combate los signos de fatiga y de la edad. Además, se encarga de reducir las ojeras y unifica el tono de la zona. Como resultado, la piel queda más lisa y luminosa.

Características básicas del producto

  • Envase de 15 ml.
  • Apta para todo tipo de piel, incluso aquellas más sensibles.
  • Su precio es de 19,95 euros.
  • Disponible en Amazon.

Textura

La textura es muy fluida. Algunas personas con el cutis seco que la han probado destacan que quizá les resulta demasiado ligera. Sin embargo, para aquellas con sensibilidad o con la piel grasa o mixta puede ser una opción perfecta.

Olor y envase

Al principio desprende un olor fuerte, pero se irá en pocos segundos.

El envase es un tubo de 15 ml con tapón de rosca.

Pros y contras

Sus ventajas son:

  • El precio es económico.
  • Combate y evita las arrugas.
  • Ilumina la zona y reduce las ojeras.

Los puntos negativos que detectamos son los siguientes:

  • Puede resultar demasiado fluida para ciertos usuarios.
  • No hidrata en profundidad.
  • Recomendamos su uso solo de noche, ya que el retinol puede dejarte desprotegida ante los rayos del sol.

No olvides consultar nuestra lista y análisis de los mejores contornos de ojos del mercado. Encontrarás otras opciones.

Conclusión

Este tratamiento es uno de los básicos que no debe faltar en tu neceser. Mantener un correcto cuidado de la zona del surco de los ojos hará que luzcas un mejor aspecto y evitará la aparición de signos de la edad.

No todos los productos que encontremos en el mercado son válidos, ya que muchos de ellos contienen sustancias e ingredientes químicos y perjudiciales.

Después de leer nuestros análisis de los mejores contornos de ojos recomendados por dermatólogos, ¿te animas a probar alguno de ellos?

Los mejores contornos de ojos del mercado

¿Quieres descubrir los mejores contornos de ojos del mercado? Esta zona del rostro es una de las más importantes y, sin embargo, también es una de las más descuidadas.

Las primeras arrugas y líneas de expresión suelen aparecer justo por la cuenca y el rabillo del ojo. Además, es fundamental que empleemos tratamientos específicos, ya que de lo contrario podría irritarse.

En esta ocasión vamos a analizar las mejores opciones que encontrarás en el mercado para que selecciones tu preferida. ¡Comenzamos!

Contorno de ojos Antiage de Nezeni Cosmetics

La primera opción que te presentamos es un producto que nos ofrece la marca Nezeni Cosmetics.

Este cosmético destaca especialmente porque está elaborado a partir de ingredientes naturales y respetuosos con la dermis. Además, es bajo en conservantes para evitar que se genere el efecto combinado que da pie a irritaciones y problemas cutáneos.

Sus principales efectos son:

  • Reduce la visibilidad de líneas de expresión.
  • Evita la aparición de arrugas.
  • Aminora la hinchazón y las bolsas en los ojos.

Su fórmula se basa en una combinación de péptidos, vitaminas y extractos. Todos ellos junto al Cobiolift se encargan de aumentar la síntesis de elastina, la firmeza y la hidratación de la piel.

Características básicas del producto

Veamos cuáles son sus características básicas:

  • Envase de 15 ml.
  • Su precio es de 34,90 euros.
  • Apto para todo tipo de piel. También se recomienda su uso en pieles sensibles.
  • Reduce hasta un 47% las arrugas más profundas y las patas de gallo.
  • Disponible en la web oficial de Nezeni Cosmetics o en Amazon.

Envase y olor

El envase consiste en un bote con dispensador de pulsador. Tiene un tapón transparente para evitar que el contenido se derrame dentro del neceser. El formato es práctico e higiénico.

Respecto al olor, no desprende una fragancia fuerte ni empalagosa, por lo que podrás combinarlo con otros cosméticos sin que se produzca una mezcla de olores.

Textura

Otro de los puntos fuertes de este tratamiento es su textura. Es ultra ligera y se absorbe tras pocos segundos de ser aplicado.

A quién recomendamos su uso

Recomendamos el uso de este contorno a personas que desean prevenir la aparición de arrugas y signos de la edad, o bien, a aquellas otras que quieren reducir su visibilidad.

Contorno de ojos calmante de Avène

Este tratamiento se encarga de descongestionar la zona y proporcionarle una increíble sensación de calma. Cuenta con una serie de ingredientes respetuosos y no posee perfume artificial ni conservantes.

Características básicas

  • Su envase es de 10 ml.
  • El precio ronda los 18,00 aproximadamente. Es posible encontrar ofertas.
  • Apto para personas que sufren sensibilidad.
  • Disponible en Amazon o en tiendas de cosméticos.

Envase y olor

El envase consiste en un tubo de plástico el cual deberás presionar para que salga la loción. Muchas usuarias prefieren la opción de dispensador porque resulta más cómoda. Aun así, el formato es higiénico.

No proporciona ningún tipo de olor fuerte, ya que, como hemos mencionado anteriormente, se encuentra libre de perfumes artificiales. Esto es algo que agradecemos para evitar irritaciones u otros problemas en el cutis.

Textura

Se trata de una loción muy fluida. Tiene un color blanquecino y se absorbe tras pocos segundos de ser aplicada.

A quién recomendamos su uso

Aconsejamos el uso de este contorno a personas de hasta 25 años aproximadamente. Es un tratamiento cuyas funciones están orientadas más bien a calmar y a desinflamar las bolsas, por lo que no debe utilizarse para combatir arrugas o líneas de expresión.

Organic eye crema

La combinación de este tratamiento es muy potente, ya que cuenta con ácido hialurónico, aloe vera y aceite de argán. Son tres ingredientes perfectos para combatir los principales problemas que aparecen en los surcos de los ojos.

Los efectos que promete otorgar son los siguientes:

  • Mejorar el aspecto de bolsas.
  • Reducir la hinchazón.
  • Proporciona un efecto lifting.
  • Hidrata en profundidad sin aportar agua a la zona. Esto es esencial para evitar que se hinche.
  • Otorga una agradable sensación de calma.
  • Reduce las arrugas y líneas de expresión ya existentes y previene la aparición de otras nuevas.

Características básicas del producto

  • Envase de 30 ml.
  • Fórmula vegana.
  • Apto para todo tipo de piel.
  • Su precio es de 14,44 euros.
  • Disponible en Amazon.

Envase y olor

El envase consiste en un tarro con tapón de rosca. Este es uno de los inconvenientes que presenta este tratamiento, puesto que debemos introducir los dedos para aplicar la loción y como consecuencia el producto puede quedar contaminado.

Textura

La textura es un poco densa, pero no deja sensación molesta y se absorbe con rapidez.

A quién recomendamos su uso

¿Tienes bolsas en los ojos o deseas prevenir arrugas y otros signos de la edad? En ese caso, este cosmético puede ser tu opción ideal.

Tratamiento de Babaria antimanchas

Su uso es de día y noche. Gracias a su fórmula y a su tecnología Chroma-eye logra iluminar y unificar el tono de la piel. De este modo, te librarás de las temidas ojeras o manchas producidas por el paso del tiempo.

Tu mirada tendrá un aspecto descansado y radiante tras su uso. Además, evita la aparición de arrugas y líneas de expresión.

Características básicas

  • Envase tipo roll-on de 12 ml.
  • Reduce las ojeras.
  • Su precio está alrededor de los 6,00 euros.
  • Disponible en Amazon.

Envase y olor

Uno de los puntos a destacar es el envase, ya que dispone de un aplicador de tipo roll-on que te servirá para descongestionar la zona.

Por otro lado, en su fórmula añade perfume artificial. Como consecuencia, el olor puede resultar un poco fuerte al principio.

Textura

La textura es muy fluida. No deja sensación pringosa o desagradable y se absorbe en pocos segundos.

A quién recomendamos su uso

Es un tratamiento ideal para aquellas personas que sufren de ojeras o manchas por la zona de alrededor del ojo.

The Ordinary Caffeine Solution

Si te levantas con ojeras y bolsas en los ojos, ¡es hora de que te pongas un chute de energía! The Ordinary Caffeine Solution es uno de los mejores tratamientos para tal fin.

Consiste en una ligera loción en líquido que otorga una sensación de calma al tiempo que reduce las bolsas en los ojos. Por otro lado, logra aminorar la aparición de pigmentación.

Su fórmula contiene un 5% de cafeína alta junto con galato de epigalocatequina purificada de hojas de té verde.

Características básicas del producto

  • Envase de 30 ml.
  • Su precio es de 16,92 euros.
  • Fórmula con cafeína.
  • Disponible en Amazon.

Envase y olor

El envase es un tarro de vidrio opaco que evita la degradación de los ingredientes. Además, cuenta con una pipeta para aplicar el producto.

Al principio desprende un olor un poco más fuerte, pero se aminora en poco tiempo.

Textura

La textura no es en crema, sino que se trata de un fluido líquido. Para que se absorba, debes proporcionar un suave masaje a la zona.

A quién recomendamos su uso

Es perfecto para personas que presentan los ojos cansados y que sufren de bolsas e inflamación.

Conclusión: el contorno de ojos es un básico imprescindible

No cabe duda de que este tratamiento es un básico que jamás ha de faltar entre tus productos de cuidado facial.

La mirada es una de las primeras partes del rostro en delatar nuestra edad. Por ello, debemos emplear los productos adecuados para evitar la aparición de arrugas y líneas de expresión en esta zona.

Además, no olvides que las bolsas, la hinchazón y las ojeras te proporcionarán un peor aspecto.

Esperamos haberte ayudado con nuestro análisis de los mejores contornos de ojos del mercado. Recuerda seleccionar aquél que mejor se adapte a tu situación y ¡presume de mirada!

Aceite desmaquillante Gold Progress de Mercadona: mi opinión

Si te encuentras en la búsqueda de un desmaquillante ideal, puede que te ayude mi review del aceite desmaquillante Gold Progress Mercadona. Un cosmético del que muchas usuarias están hablando.

Cada vez que voy a realizar la compra a este supermercado no puedo irme sin pasar por la sección de belleza y ojear sus novedades, ya que ofrece una gran variedad a un precio realmente ajustado.

Además, muchos de estos productos otorgan buenos resultados y cuentan con una amplia comunidad de seguidores.

Lo primero que me llamó la atención de este aceite fue su envase tan sofisticado. De hecho, a simple vista nadie diría que se trata de una versión de bajo coste, puesto que su formato no tiene nada que envidiar a los productos de alta gama.

Por otro lado, su precio tan económico hizo que me decidiera a comprarlo de inmediato. No suele llegar a los 6 euros.

A continuación, te dejo mi análisis de este desmaquillante que ofrece Mercadona y te muestro cuál ha sido mi experiencia con su uso. Además, al final del artículo descubrirás otra alternativa que te sorprenderá.

Características del desmaquillante Gold Progress de Mercadona

Consiste en un aceite que promete desmaquillar y combatir cualquier resto de suciedad, nutriendo, hidratando y suavizando la tez. Además, garantiza no aportar grasa ni exceso de sebo.

La clave está en sus partículas de oro que arrastran todo resto de suciedad, maquillaje e impurezas.

Es apto para toda la cara, es decir, se puede utilizar también en ojos y labios.

Las características básicas del producto son:

  • Envase de 240 ml.
  • Cuesta 5,10 euros.
  • Ha sido fabricado por los Laboratorios RNB.
  • Su caducidad es de 12 meses una vez que se abre.
  • Está testado dermatológicamente.

No niego que el principal motivo por el que escogí este desmaquillante fue su precio. Quería comprobar si un cosmético tan económico podría otorgar grandes resultados. Sobre esta cuestión te daré la respuesta más adelante.

Por otro lado, siempre me maquillo con bases y rímel, por lo que necesitaba un producto potente que lograse arrastrar cualquier tipo de maquillaje.

El aspecto que más temía era su textura en aceite, ya que normalmente estos cosméticos suelen generarme molestos brillos a lo largo del día.

Ingredientes

El oro es el ingrediente más publicitado en este cosmético, y sin embargo es el que menos proporción tiene. Apenas se puede decir que está presente. Y lo mismo se puede decir del resto de activos con algún beneficio.

En su lugar, abundan los conservantes y más de un ingrediente irritante que poco o nada va a beneficiar a nuestra piel.

Esto es algo habitual en los productos de Mercadona, pues por el precio que tienen no pueden incluir buenos activos, y muchos menos en altas concentraciones.

Textura, olor y envase

La textura es un aceite líquido, muy similar a otros productos con características idénticas. Se aplica fácilmente, y se aclara fácilmente con agua. El problema es que deja una sensación extraña una vez enjuagado, como si tuvieses algo en la cara.

El olor no es muy percibible, aunque como es un cosmético que hay que aclarar, tampoco importa demasiado.

Respecto al envase, es un bote con dispensador de 240 ml. Presenta una buena durabilidad, puesto que el aceite cunde mucho. Bastará con verter una pulsación.

Cómo se aplica

Su aplicación resulta muy sencilla. Tan solo debes seguir los pasos siguientes:

  • Pon un poco de aceite desmaquillante sobre la palma de la mano y frótalo con la otra palma para repartir el producto. Frota suavemente sobre todo el rostro, incidiendo en las partes donde el maquillaje es más pesado, como en los ojos y los labios.
  • Humedece la cara para emulsionar el aceite. Si ves que es necesario, utiliza más producto.
  • No olvides desmaquillar también el cuello y el escote. Verás que el maquillaje se ha disuelto.
  • Por último, aclara bien con agua y sécate a toquecitos con una toalla limpia.
  • A continuación, te recomiendo que continúes con un limpiador de espuma o un agua micelar, para lavar el rostro, pues este cosmético solo es para desmaquillar.

Mi experiencia con el desmaquillante Gold Progress de Mercadona

La hora de la verdad. ¿Quieres saber si este cosmético me ha gustado? Pues la verdad es que no. No me gusta su fórmula, muy precaria en activos, y eso se nota después en los resultados.

Después de utilizarlo, he notado que no logra limpiar por completo maquillajes densos como bases, sombras ni rímel. Y por supuesto, los más rebeldes continuan en su sitio después de frotar varias veces.

Solo lo recomendaría a aquellas personas que apenas se maquillan a diario, a las que usan BB-Creams o similares. Y a las pieles que no presentan problemas de sensibilidad. Ten en cuenta que el perfume artificial así como otros químicos pueden llegar a alterar la dermis.

Por otro lado, como he mencionado anteriormente, en mi caso me ha dejado una sensación un tanto empalagosa, por lo que he tenido que recurrir a la doble limpieza.

En cuanto a aquellas que presentan exceso de sebo y su cutis es graso o mixto, pueden utilizarlo siempre que luego se laven la cara con agua tibia para retirar los restos de producto.

Puede que te sientas tentada de comprar un cosmético tan barato, pero a veces lo barato sale caro, y nuestra piel lo nota.

Lo mejor de este aceite:

  • No reseca.
  • Su envase es correcto.
  • Elimina los maquillajes más ligeros.

Sus principales inconvenientes:

  • Contiene perfume artificial y varios conservantes irritantes.
  • Aporta una sensación grasa y pegajosa.
  • No combate por completo los maquillajes densos ni waterproof.

Alternativa: agua micelar de Nezeni Cosmetics

Si, como a mí, el aceite de Mercadona no te ha convencido, ¡no te preocupes! Tal y como te comenté al inicio del artículo, he probado una alternativa que me ha proporcionado grandes resultados.

Se trata de un producto multiacción: el agua micelar de la marca Nezeni Cosmetics. Y digo multiacción porque no solo desmaquilla eficazmente, también acaba con la suciedad, hidrata, tonifica y refresca. Y todo en un solo producto, por lo que gastarás menos dinero y tendrás más espacio en tu baño.

Lo mejor de este agua micelar es que está elaborada a partir de ingredientes totalmente naturales, por lo que no tenemos que temer por utilizarla en pieles sensibles o por combinarla con otros cosméticos.

Entre sus activos destacamos el extracto de aloe vera, jengibre, manzana y avena, además de micelas y ácido salicílico. Otro punto que me ha gustado mucho es que cuenta con un dispensador en spray.

Su textura es muy ligera y se aplica con facilidad. Aporta un gran frescor y deja una agradable sensación de calma. ¡Nada que ver con el de Mercadona!

Conclusión

Como has podido comprobar, el aceite desmaquillante de Mercadona no es uno de mis productos favoritos para retirar el maquillaje. Si no puedes gastarte más dinero, a por él, pero ten en cuenta que no te aportará ningún beneficio a la dermis, al contrario.

Si prefieres apostar por una versión más segura y potente, te aconsejo el agua micelar de Nezeni Cosmetics. Es un producto totalmente natural que proporciona grandes resultados. ¡Yo estoy encantada con su uso!

Los mejores śerums para hidratar tu piel

La hidratación parece obsesionar a todos cuando se trata de cosmética.

Pero no es un capricho ni una moda, sino una necesidad básica de la piel que si no está cubierta tiene consecuencias de todo tipo en su dinámica y su aspecto.

Piel hidratada es igual a piel sana; por el contrario, piel deshidratada es igual a piel con problemas que pueden ser de todo tipo y llegar a ser importantes e irreversibles.

Para tener el cutis hidratado no basta con una crema, porque esta no consigue pasar la barrera cutánea ni sus ingredientes logran hacer mella en las partes de la piel que precisan una hidratación constante (que va disminuyendo con el tiempo) sin la cual los mecanismos cutáneos dejan de hacer bien su trabajo.

Por eso existen los sérums hidratantes, que llevan sus preciosos ingredientes a las capas más inaccesibles de la piel permitiendo que esta luzca jugosa y luminosa en todo momento.

En realidad todos los sérums tienen ingredientes hidratantes y humectantes (ayudan a retener la humedad), pero los hay especialmente diseñados para proporcionar a la piel una hidratación profunda y constante mientras, además, mejoran los sistemas cutáneos de hidratación.

La deshidratación no tiene que ver con la edad ni con el tipo de piel, solo con la falta de agua en esta y todas sus nefastas consecuencias. Tampoco es una condición permanente y con el cuidado apropiado es reversible.

Hemos elegido los mejores sérums hidratantes que hay ahora mismo en el mercado ateniéndonos a sus ingredientes y los resultados que ofrecen.

Verás que todos ellos cuentan con varios ingredientes hidratantes, porque una de las características más destacadas y atractivas de los sérums es que el resultado de la suma de sus ingredientes produce una sinergia que incrementa su potencia y efectividad.

Nezeni Sérum Facial Antiage 

Nezeni Sérum Facial Antiage 

Comprueba precio y disponibilidad aquí

INCI:

Aqua, Propanediol, Pentylene Glycol, Chenopodium Quinoa Seed Extract, Ascorbyl Glucoside, Sodium Hyaluronate, Arginine, Trisodium Ethylenediamine Disuccinate, Ammonium Lactate, 1,2 Hexanediol, Caprylyl Glycol, Phenoxyethanol, Sodium Carrageenan, Ethylhexylglycerin, Sea Salt.

Este sérum de Nezeni es el primero de la lista porque, si todos nos parecen buenos, este nos parece excepcional entre los mejores.

Tres activos son más que suficiente para conseguir un producto único y completo, con una capacidad de hidratación por encima de la media, seguro (es hipoalergénico y está dermatológicamente testado) y apto para todo tipo de pieles, tengan el problema que tengan.

Con ingredientes de origen natural y los conservantes estrictamente necesarios, tiene una caducidad de dos años desde que se envasa.

Esta firma española, cuyos productos solo pueden adquirirse online, ya sea en su página web o, por un precio algo superior, en Amazon, pone un exquisito cuidado a la hora de seleccionar sus ingredientes, crear sus fórmulas e intentar hallar un equilibrio perfecto entre la calidad y el cuidado más respetuoso e inocuo de la piel.

Su siguiente objetivo es hacer llegar al consumidor un producto de calidad premium a un precio asequible, de ahí que se eliminen intermediarios y su publicidad sea, básicamente, el boca a boca. No es mala política de marketing cuando el producto es magnífico y los resultados están a la vista: en menos de tres años se han hecho hueco en un mercado muy competitivo, afianzando su posición día a día gracias a un número creciente de clientes satisfechos.

Nos encanta su servicio de atención y la rapidez con la que los pedidos llegan en perfecto estado. No les falta un detalle. ?

Podría decirse que este sérum hidrata por todas partes:

  • Ácido hialurónico (AH) de alto y bajo peso molecular para hidratar cada capa de la piel a los que se suma un precursor del AH de acción aún más rápida y profunda, con resultados increíbles desde la primera aplicación y a medio y largo plazo que, además, mejora los mecanismos cutáneos de producción de esta sustancia superhidratante y humectante.

Mejora el colágeno natural, es antiinflamatorio y ayuda a suavizar y homogeneizar el cutis.

  • Vitamina C, uno de los mejores antioxidantes de la naturaleza, antiinflamatorio, regenerador, estimulante de la síntesis de colágeno, de las defensas cutáneas y con una capacidad de hidratación que se dispara cuando está formulado junto a otros hidratantes, como en este caso.
  • El extracto de semilla de quinoa (Cobiolift), un polisacárido que no solo atrae y retiene la humedad sino que crea una película tensora y protectora sobre la piel, devolviéndole tersura y firmeza: un efecto como el del bótox que mejora con el uso continuado y no presenta ningún riesgo o contraindicación para la piel ni para el organismo.

Tiene una textura  a la vez fluida y suave, se absorbe con rapidez sin dejar residuos incómodos sobre la superficie cutánea y desde el primer uso relaja la piel necesitada de hidratación y recupera sensaciones como la frescura, la flexibilidad, la comodidad y una mayor densidad, que se traducen en un aspecto luminoso, suave, uniforme y más juvenil.

¿Quieres más? Este sérum te lo da: protección frente al sol y otras fuentes de radicales libres, desaparición paulatina de manchas, arrugas y otros síntomas de deshidratación y/o envejecimiento, limpieza profunda, prevención y mejora de la grasa o del exceso de sensibilidad y un suave efecto exfoliante y desinfectante que previene la aparición de acné, granos, irritación así como otro tipo de reacciones; una barrera cutánea reforzada y estimulada que se regenera con rapidez y recupera todas sus capacidades; regulación de la producción sebácea en cualquier tipo de tez (las grasas se moderan, las mixtas se equilibran y las secas se nutren).

Puedes utilizarlo en el contorno de ojos, pero haz una prueba porque es una zona especialmente delicada.

Y todavía una ventaja más: el envase contiene 50 ml que es casi el doble de lo que suelen contener de media los sérums (30 ml).

Si eres hombre te animamos a probarlo. Te encantará y puedes utilizarlo como aftershave: te va a sorprender.

No contiene perfumes ni fragancias de ningún tipo y es no comedogénico (no obstruye los poros).

Nos gusta muchísimo el aplicador de bombeo con sistema airless porque aísla y protege el sérum de una posible contaminación y la consiguiente degradación, protección que mejora gracias al envase opaco, que evita que la luz pueda afectarle.

Si dejas algo de humedad en tu rostro antes de aplicarlo mejorarás todavía más la hidratación. Luego, aunque penetra muy rápidamente, espera unos minutos antes de ponerte la hidratante. Estas recomendaciones son válidas para todos los śerums acuosos y más cuando contienen AH y/o algún otro polisacárido.

MÁDARA Time Miracle Hydra Firm

MÁDARA Time Miracle Hydra Firm

Comprueba precio y disponibilidad aquí

Aqua, Glycerin, Betula Alba Juice, Pentylene Glycol, Sodium PCA, Sclerotium Gum, Lactic Acid, Hydrolyzed Hyaluronic Acid, Sodium Hyaluronate, Aroma, Sodium Phytate, Linalool. 

Una fórmula acuosa -al igual que la anterior- que sustituye parte del agua por extracto de abedul (Betula Alba Juice) para sacar partido de sus grandes propiedades, entre las que destacamos la hidratación, la regeneración, la estimulación y un efecto calmante y desinfectante.

Otro sérum con pocos activos y enfocado a la hidratación. Pese a su calidad y los resultados que consigue nos parece menos completo que el de Nezeni, aunque quizá deberíamos enunciarlo de otra forma: es un gran sérum hidratante, como el de Nezeni, y en ese sentido es perfecto, pero no tan completo como este último.

El peso de la composición recae sobre el ácido hialurónico, presente en varios pesos moleculares que hidratan todos y cada uno de los estratos cutáneos, con las ventajas ya mencionadas de este ingrediente.

El resto de ingredientes -naturales todos- suman sus beneficios y se potencian entre sí (cualidad que debe tener cualquier sérum que se precie).

El Sodio PCA es hidratante y humectante pero no tiene la tremenda capacidad del AH. También tiene efecto filmogénico, por lo que protege la barrera cutánea y ayuda a su regeneración y conservación al tiempo que mejora la penetrabilidad de otros ingredientes, es antiinflamatorio y calmante.

Este sérum hidratante de Mádara cumple sobradamente con el propósito de devolver a la piel la humedad necesaria, mejorar sus procesos de hidratación y recuperar elasticidad, suavidad, firmeza y resplandor.

Hay que recordar que el AH es antioxidante, aunque lo cierto es que esta habilidad se magnifica cuando se une a otros, y no es el caso de este suero.

Si tienes problemas de hidratación es una elección de las mejores, pero le sacarás todo el partido si lo usas en combinación con algún otro sérum que lo complete, ya sea simultáneamente, mezclando unas gotas de cada uno, poniéndote uno sobre el otro (aplica siempre primero el más fluido o ligero) o utilizando uno durante el día y el otro por la noche.

Aunque notarás tu piel mucho mejor desde el primer momento, el uso diario durante varios meses es el que conseguirá acabar con la deshidratación.

Firmeza, elasticidad, uniformidad en la superficie y el tono de piel… son algunos de los beneficios que te aportará este suero hidratante.

Si el anterior sérum contiene 50 ml este tiene 75 ml por envase, lo que no está nada mal.

Es no comedogénico y tiene perfume añadido, que aporta buen olor pero puede resultar irritante.

Está testado dermatológicamente y el aplicador es perfecto, pero un sérum acuoso siempre está más protegido en un envase oscuro u opaco que en uno transparente, así que guárdalo alejado de la luz.

SoapWalla Sérum Facial Reparador

SoapWalla Sérum Facial Reparador

Comprueba precio y disponibilidad aquí

Simmondsia Chinensis Oil, Helianthus Annuus Oil, Vitis Vinifera Seed Oil, Rosa Canina Oil, Oryza Sativa Bran Oil, Prunus Aermeniaca Kernel Oil, Hippophae Rhamnoides Oil, Macerated Carota Oil, Oenothera Biennis Oil, Daucus Carota Sativa Oil, Non-OMG Tocopherol, Lavandula Angustifolia Oil, Citrus Xinensis Oil, Citrus Aurantium Bergamia Oil. 

Con este sérum de SoapWalla optamos por una base oleosa y una fórmula hecha con aceites y esencias, una combinación que funciona muy bien y resulta muy agradable y nutritiva para muchas pieles, aunque algunas prefieren siempre los acuosos.

Pero este sérum es uno de los que pueden acabar con la idea de que un sérum aceitoso no puede hidratar. Desde luego no tiene la capacidad que aportan ingredientes como el AH y otros polisacáridos, pero está lleno de compuestos que ayudan a retener el agua, modular su pérdida y mejorar la hidratación natural de la piel.

El primer ingrediente es el aceite de jojoba, una elección siempre acertada porque es el que tiene una composición más parecida a la del propio sebo humano, aporta ceramidas biocompatibles, hidrata, nutre, limpia, suaviza y evita la pérdida de humedad.

Todos los aceites y esencias tienen elementos antioxidantes en proporciones variables y en este sentido destacan el de semillas de uva (Vitis Vinifera Seed Oil), el de espino amarillo (Hippophae Rhamnoides Oil), el de salvado de arroz (Oryza Sativa Bran Oil) y el de rosa canina.

Y todos los aceites incluidos en este sérum tienen capacidades de humectación e hidratación, conformando un producto que, pese a ser oleoso, consigue recuperar poco a poco la salud de la piel deshidratada y sus propios sistemas de atracción y retención de agua.

Se trata de un sérum muy completo, con propiedades antiinflamatorias y calmantes, especialmente indicado para pieles grasas por sus ingredientes reguladores del sebo (como el aceite de jojoba) pero también muy adecuado para pieles irritadas, sensibles y/o secas, ya que posee ingredientes regeneradores, suavizantes, cicatrizantes y depurativos.

Tiene un contenido importante de vitamina C gracias a la rosa canina, de vitamina A, contenida en los aceites de zanahoria (Macerated Carota Oil y
Daucus Carota Sativa Oil) y se le ha añadido vitamina E (Tocopherol): protección, hidratación, renovación celular, antioxidación…

Posee ingredientes limpiadores, antisépticos, astringentes y protectores frente al sol (pero recuerda que un sérum jamás sustituye al protector solar), suaviza la piel, aporta elasticidad (contiene ácidos grasos  y un entorno que favorece su recuperación.

Eso sí, no esperes sensaciones inmediatas de tersura e hidratación (no hay que confundir esta con la lubricación), pero sí lograrás una piel más cómoda y adaptable que poco a poco irá corrigiendo la pérdida desproporcionada de agua y humedad.

También las arrugas se suavizan y se recupera firmeza y consistencia.

Está indicado para todo tipo de pieles, es no comedogénico y se puede aplicar en la zona del contorno de ojos, siempre con discreción y probándolo antes.

Debido a su composición tiene un olor suave y muy agradable que desaparece en poco tiempo.

Es oleoso, sí, pero la piel lo absorbe con facilidad y rapidez sin dejar restos pringosos: es no comedogénico y sus ingredientes son naturales.

Espera unos minutos antes de seguir con la hidratante, para que penetre del todo.

Envase de 30 ml opaco y con aplicador airless: nada que objetar, por supuesto.

So’Bio Etic Hydra Aloe

So'Bio Etic Hydra Aloe

Comprueba precio y disponibilidad aquí

Aqua, Aloe Barbadensis Leaf Juice, Rosa Damascena Flower Water, Glycerin, Propanediol, Pentylene Glycol, Acacia Decurrens/Jojoba/Sunflower Seed Wax/Polyglyceryl-3 Esters, Bentonite, Octyldodecanol, Xanthan Gum, Parfum, Sodium Levulinate, Lauroyl Lysine, Sodium Benzoate, Bisabolol, Sodium Hydroxide, Dehydroxanthan Gum, Alcohol, Phytic Acid, Citric Acid, Lecithin, Cyamopsis Tetragonoloba Gum, Levulinic Acid. 

Este sérum apuesta por el aloe vera y sus conocidas propiedades hidratantes y utiliza liposomas de este ingrediente para optimizar su penetración y efectividad y está dirigido sobre todo a las pieles deshidratadas y sensibles, ya sean grasas, secas o mixtas.

Destacan como activos el aloe, el agua de rosas y el bisabolol, un concentrado obtenido de la manzanilla. Entre ellos, varios emolientes y conservantes de origen natural (el 99% de los ingredientes lo son) que también cuidan la piel y perfume para mejorar la sensación olfativa del producto final.

El aloe tiene tanta fama como regenerador y antiinflamatorio que es fácil olvidar su excelente trabajo hidratante, que se ve favorecido por su compatibilidad con la piel y su capacidad de penetración, incrementada en este caso mediante el uso de liposomas (una forma muy efectiva de encapsular y transportar principios activos a las capas más profundas de la piel).

Es rico en vitamina C y, por lo tanto, antioxidante y estimulante de las defensas de la piel, como ya hemos apuntado en otros análisis anteriores.

Y sumamos hidratación con el agua de rosas, utilizada en el cuidado de la piel desde el inicio de la cosmética por sus resultados y la suavidad con que trata el cutis, dejándolo sedoso, fresco y más elástico mientras ejerce un constante trabajo de limpieza y renovación.

El bisabolol es el ingrediente principal de la esencia de la manzanilla y está en este sérum por su gran capacidad hidratante, a la que hay que añadir sus propiedades calmantes, antiinflamatorias, regeneradoras, estimulantes, antisépticas y antioxidantes. Su uso es especialmente beneficioso para la barrera cutánea y para mantener los niveles óptimos de humedad en la dermis y, además, mejora las manchas, las cicatrices y la penetrabilidad de los demás ingredientes.

El uso de este sérum proporcionará a las pieles más sensibles un alivio casi inmediato y ayudará a recuperar la hidratación natural de la piel, al tiempo que eliminará líneas, iluminará el rostro y le devolverá un aspecto jugoso, relajado y más vital.

Que esté enfocado a pieles delicadas o deterioradas no significa que no sea perfecto para todo tipo de pieles, incluso para la zona alrededor de los ojos (no sin hacer antes una prueba, claro).

Es no comedogénico, hipoalergénico y está dermatológicamente probado.

No somos demasiado partidarios de los sérums envasados en tubos porque dificultan la administración de las pequeñas cantidades de producto que se necesitan en cada aplicación.

Por lo demás, el envase, de 30 ml, es opaco y mantiene el sérum bastante bien aislado del exterior.

BIO_VÉGANE Bio Papaya AHA Night Serum

BIO_VÉGANE Bio Papaya AHA Night Serum

Comprueba precio y disponibilidad aquí

Aqua, Citrus Aurantium Dulcis Fruit Extrakt, Glycerin, Lactic Acid, Citric Acid, Tartaric Acid, Gluconic Acid, Xanthan Gum, Propanediol, Carica Papaya Fruit Extract, Ginkgo Biloba Leaf Extract, Sodium Hyaluronate, Aloe Barbadensis Leaf Juice Powder, Caprylyl/capryl Glucoside, Sodium Hydroxide, Gellan Gum, Potassium Sorbate, Parfum, Linalool, Limonene, Geraniol, Eugenol, Sodium Cocoyl Glutamate, Polyglyceryl-6 Oleate, Glyceryl Caprylate, Sodium Surfactin.

En este suero hidratante vegano volvemos a encontrarnos con el ácido hialurónico, una apuesta segura cuando se trata de devolver a la piel la humedad perdida.

El trabajo de este producto se centra en los alfahidroxiácidos (ácido láctico, cítrico, tartárico, etc.), ingredientes que realizan una exfoliación constante, eliminando todos los restos de piel muerta y suciedad que pueden impedir o retrasar la recuperación de las funciones normales de la dermis.

Ayudan a incrementar la penetrabilidad de otros activos mientras limpian e iluminan;  mejoran las pieles con acné y las muy secas eliminando todo tipo de impurezas; al estimular la renovación celular aclaran y uniforman el tono; promueven una mejor microcirculación; ayudan a la desaparición de líneas finas y estimulan la síntesis de colágeno.

A estos ácidos se unen varios extractos entre los que destacamos el de papaya, hidratante y exfoliante, o el de gingko biloba: más hidratación y una potente acción antioxidante.

El AH y el aloe vera cierran la lista de activos de este sérum hecho con ingredientes naturales al que se le añade perfume y que contiene varias fragancias que forman parte de los extractos utilizados y que pueden resultar irritantes.

Por su composición debe utilizarse solo durante la noche (los ácidos puede interactuar con el sol y provocar fotosensibilidad u otro tipo de reacciones), pero puede ser un buen complemento para ir «despejando» la piel al tiempo que se va tratando.

Nuestra recomendación es que lo utilices dos o tres noches por semana y que si quieres hacerlo a diario empieces poco a poco de todas formas.

En principio, al estar bien formulado, no resulta agresivo ni siquiera para las pieles más sensibles que, por el contrario, pueden beneficiarse de su uso continuado.

Se absorbe con rapidez y penetra muy bien en la piel. Si te irrita (cosa poco probable) retíralo inmediatamente con suavidad, sin frotar la piel para evitar un daño mayor.

La piel se limpia en profundidad, se aclara y se vuelve más luminosa, mientras recupera cuerpo, consistencia, firmeza, suavidad y humedad, aunque los mejores resultados aparecen a medio plazo.

Una vez abierto caduca a los seis meses.

Nada que objetar al envase opaco de 30 ml, pero para dosificarlo nos parece que el mejor sistema, con diferencia, es la bomba airless, que aísla y permite obtener la cantidad justa de producto. Con el sistema de este sérum puedes tener problemas para obtener la dosis justa, así que empieza con cuidado o desperdiciarás mucho producto (no se te ocurra ponerte más de lo necesario porque la piel no lo absorberá y tendrás que retirar el exceso o te quedará la piel pringosa).

Styx Hydro Serum Alpin Derm

Styx Hydro Serum Alpin Derm

Comprueba precio y disponibilidad aquí

Aqua, Glycerin, Betaína, Xanthan Gum, Equae Lac, Parfum,  Sodium Hyaluronate, Achillea Millefolium Extract, Chondrus Crispus Extract, Gentiana Lutea Root Extract, Hayflower Extract, Melilotus Officinalis Extract, Leontopodium Alpinum Extract, Benzyl Alcohol, Dehydroacetic Acid, Potassium Sorbate, Sodium Benzoate, Linalool, Citronellol, Limonene, Citric Acid.

Producto no apto para veganos ya que entre los ingredientes de este sérum hidratante encontramos uno realmente poco común: leche de yegüa.

El ácido hialurónico está presente y le acompañan varios extractos de plantas alpinas y perfume, que se encuentra entre las primeras posiciones en el INCI.

Las leches de varios mamíferos han gozado durante toda la historia de fama como tratamientos para la piel, en unos casos con razón y en otros con menos.

Concretamente, el uso de leche de yegua ha sobrevivido porque esta sí tiene propiedades magníficas para cuidar el cutis: de entrada es un gran hidratante (que es a lo que estamos en esta ocasión ?) que además nutre la piel en profundidad, la regenera, tonifica y limpia y cura; es rica en vitaminas A, C y E (ya hemos hablado de sus beneficios) y mejora las pieles maduras ayudando a eliminar arrugas, sequedad, etc.; finalmente, es perfecta para pieles con problemas como la dermatitis o la psoriasis, porque no solo estimula la normalización cutánea sino que tiene claros efectos calmantes y antiinflamatorios.

En cuanto a los extractos, estos están seleccionados para completar una fórmula que proporcione un cuidado integral de la piel, desde los que tienen sobre todo propiedades curativas, como la milenrama (Achillea Millefolium Extract); los que aportan minerales y protección de la barrera, como el extracto de algas (Chondrus Crispus Extract); los que reducen notablemente la inflamación y protegen de infecciones, como el extracto de genciana (Gentiana Lutea Root Extract) o los que exfolian, limpian y tonifican, como el extracto de heno (Hayflower Extract).

Hay que recordar que todos ellos comparten determinadas características en mayor o menor medida: son antiinflamatorios, calmantes, antioxidantes, regeneradores, etc. Por supuesto, también todos aportan hidratación de manera específica, logrando una mezcla en la que se potencian entre sí.

Debido a la presencia de estos extractos el sérum tiene un contenido en fragancias que puede provocar reacciones adversas o irritación, así que es conveniente que lo pruebes antes de empezar a usarlo con regularidad.

Es un producto fresco y agradable que penetra muy bien e hidrata y calma la piel. Como los demás, mejora la hidratación, refuerza la barrera, incrementa la firmeza, alisa, calma y recupera un aspecto suave en el rostro que se traduce en mayor luminosidad.

Todos sus ingredientes son naturales y es no comedogénico.

El envase opaco de 30 ml y el aplicador airless son lo más adecuados, sin duda.

 

La importancia de la hidratación para tener una piel sana

Los mejores sérums faciales hidratantes

Aproximadamente el 60% de nuestro cuerpo está compuesto por agua. Para entender la importancia de este dato aquí tienes otro dato: puedes pasar tres semanas sin comer, pero solo tres días sin agua.

Todas y cada una de las células de nuestro cuerpo contienen agua en un porcentaje variable. Así, el cerebro y el corazón, por ejemplo, están compuestos por alrededor de un 73% de agua, mientras que en los pulmones este porcentaje llega a un asombroso 83%.

El agua es imprescindible para que las células y todos los órganos puedan realizar correctamente sus funciones, o dicho de otra manera, sin agua el cuerpo colapsa, literalmente.

La piel contiene aproximadamente dos tercios de agua y, como el órgano más grande del cuerpo, es esencial mantenerla hidratada para que esté sana.

Está formada por tres capas: la epidermis (capa exterior), la dermis (piel subyacente) y el tejido subcutáneo.

La epidermis es la barrera protectora frente a todo tipo de potenciales agresiones y peligros, desde los rayos UV hasta la suciedad,los gérmenes, hongos, etc. Cuanto menos humedad haya en las células que forman la epidermis, menos eficaz es.

Debajo está la dermis, la capa de soporte. Contiene los vasos sanguíneos que proporcionan agua y nutrientes no solo a sí misma sino también a la epidermis y tiene la función de regular la temperatura, el sistema linfático encargado de la eliminación de toxinas, las conexiones nerviosas y con el sistema inmune y otras.

La piel es un órgano complejo que necesita una hidratación constante y suficiente para poder trabajar adecuadamente y la falta de hidratación puede llegar a afectar el organismo, teniendo efectos negativos sobre la salud general del mismo.

Diferencias entre hidratación y humectación

Mejores sérums hidratantes para el rostro

No son lo mismo y todavía muchas personas no tienen clara la diferencia.

Los humectantes reducen la pérdida de agua a través de la piel al formar una barrera protectora. Son sustancias oleosas que forma una película sobre la epidermis que retiene la humedad e impide su evaporación descontrolada.

Ten en cuenta que la deshidratación tiene mucho que ver con la relación de la piel y el entorno, es una condición que deriva de esta, no como la sequedad cutánea, que está relacionada con condiciones endógenas, desde el tipo de piel heredada hasta cualquier patología o la ingesta de algún tipo de medicamento.

Por lo tanto, en un ambiente seco -por ejemplo- la pérdida de humedad se incrementará, poniendo en peligro el equilibrio necesario.

Puesto que el agua y las sustancias oleosas no se mezclan, añadir una capa aceitosa sobre la epidermis evitará la pérdida de humedad.

Los productos hidratantes se encargan de aumentar la cantidad de agua que la piel atrae y retiene y están constituidos por sustancias higroscópicas (que captan y conservan la humedad).

De ahí la importancia de utilizar ambos tipos de productos, siendo la combinación perfecta utilizar primero un sérum hidratante y sellarlo con una crema hidratante.

Por qué la piel se deshidrata

Son muchas las razones por las que la piel puede no estar recibiendo el agua que necesita para mantenerse saludable.

La sudoración es obviamente una de las principales razones por las que la piel pierde líquido, por lo que la exposición al sol o cualquier tipo de ejercicio debe ir seguida de una ingesta de agua que reemplace la que se ha perdido. La piel está perdiendo humedad durante todo el día por medio de la sudoración, aunque nosotros solo lo apreciemos cuando esta se dispara.

Algunas enfermedades que provocan fiebre, diarrea o vómitos causan una pérdida peligrosa de agua en el organismo y, por lo tanto, también en la piel.

Pero incluso en condiciones consideradas normales la hidratación de la piel puede verse comprometida por temperaturas extremas, ya sean elevadas o demasiado bajas, falta de humedad en el entorno, exposición al sol, contacto con sustancias químicas o un ambiente contaminado

Beneficios de tener una piel bien hidratada

Estos son los mejores sérums hidratantes

La hidratación es la clave para una piel tersa, lisa, firme, suave y uniforme, con un aspecto relajado, sano y luminoso.

La falta de hidratación tiene consecuencias para la piel que se traducen en signos muy semejantes a los de un envejecimiento prematuro y que pueden no ser reversibles si no se toman medidas.

Otra consecuencia de la deshidratación cutánea es el aumento de la producción de sebo, lo que no es una solución para las pieles secas, que no pueden producir suficiente grasa y se agotan intentándolo, ni para las grasas, que empeoran.

Esto ocurre porque la falta de agua hace saltar las alarmas y la reacción de la piel es intentar suplir esta carencia con una capa oleosa que la proteja y evite que se siga perdiendo humedad.

Las pieles deshidratadas, aunque parezca paradójico, pueden sufrir brotes de acné, dermatitis, eccema y otras afecciones.

De lo que se deduce que una correcta hidratación solo puede proporcionar beneficios a la piel: la barrera cutánea se mantiene íntegra, la dermis trabaja de forma correcta y equilibrada, lo que garantiza la firmeza de la tez, entre otras cosas (la falta de agua afecta mucho y muy negativamente a la síntesis de colágeno y elastina), la piel se ve jugosa, fresca, joven y radiante.

Cómo mantener tu piel hidratada

La forma mejor, más simple y más obvia de mantener la hidratación es beber suficiente agua. Tu piel necesita hidratación desde dentro y es preciso beber entre uno y tres litros diarios, en función de cada organismo, las condiciones exteriores y la época del año.

Evita duchas o baños con agua demasiado caliente, que deshidrata y reseca la piel; procura hacer una dieta sana, en la que abunden los productos vegetales y huye de los productos procesados, la comida rápida y el alcohol; el ejercicio suave pero constante rejuvenece todo el organismo; fumar deteriora mucho la piel por la cantidad de radicales libres que contiene el tabaco, así que no lo hagas o reduce el consumo de cigarrillos todo lo que puedas.

Pero para tener la piel perfecta la hidratación interior no es suficiente y si adoptas una buena rutina diaria tu piel lo agradecerá y te lo pagará mostrando un aspecto espléndido y haciéndose mucho más resistente a los posibles problemas y al paso del tiempo.

Esta rutina incluye una limpieza dos veces al día (mañana y noche) con productos suaves, amables con tu tez, una hidratación profunda con un sérum hecho con ingredientes naturales y el uso de una crema hidratante que proteja la piel, sellándola y manteniendo la barrera cutánea en perfecto estado (por supuesto, con ingredientes naturales y compatibles).

En el momento en el que sospeches que tu piel puede estar empezando a deshidratarse tienes que tomar medidas para revertir el proceso cuanto antes, aunque lo mejor es no llegar a ese punto y prevenirlo mediante el cuidado diario. 

Cualquier piel puede deshidratarse, incluyendo las muy grasas y las secas (la piel seca es la que no tiene suficiente lubricación, y es una característica inherente a un tipo de cutis, no una condición pasajera): no hay piel que no pueda pasar por un período de deshidratación y tu capacidad de reacción es vital para minimizar sus consecuencias a medio y largo plazo.

El factor de hidratación natural (NMF)

Elegir los mejores sérums hidratantes

Como ya hemos visto, el equilibrio hídrico de la piel está sometido a cambios continuos derivados del intercambio con el entorno. El agua se evapora de la piel al aire circundante pero, al mismo tiempo, la piel también puede atrapar agua del exterior, agregándola a los corneocitos, las células córneas propias de la capa más externa de la epidermis (capa córnea).

Para ello, la piel utiliza una mezcla de humectantes naturales: el Factor Hidratante Natural (NMF según sus siglas en inglés), integrado por sustancias amantes del agua (hidrófilas) como ciertos aminoácidos, ácido láctico y urea (urea), entre otras, que aseguran que el agua se permanezca adherida a las células epiteliales.

El papel de la barrera cutánea

Sin embargo, el NMF por sí solo no es capaz de retener el agua en la piel siempre y en todas las circunstancias. La naturaleza tiende a encontrar el equilibrio y cuando el ambiente no es propicio la piel recurre a sus propias reservas, lo que no es una buena solución, porque la mejora de humedad en la capa córnea puede suponer una importante deshidratación de las capas más profundas de la epidermis y de la dermis.

De ahí la importancia de mantener la capa córnea intacta y perfectamente hidratada. Si se altera la barrera cutánea esta no puede cumplir su importante función protectora.

En este sentido las cremas hidratantes tienen efecto solo en un corto plazo, cuando lo tienen, porque como ya hemos visto, el agua llega a la piel principalmente desde dentro y a la epidermis desde la dermis.

Por eso la hidratación no puede limitarse al uso de una crema y debe trabajarse desde dentro con un sérum. 

El papel del sérum

El primer paso para una cosmética antienvejecimiento eficaz es la hidratación, como ya hemos señalado anteriormente.

Para mejorar la hidratación de nuestra piel, tenemos que perseguir varios objetivos al mismo tiempo: aumentar la retención de la humedad y prevenir su pérdida.

En esta labor el sérum es fundamental porque es el único producto que puede actuar en los estratos profundos de nuestra piel, mejorando sus condiciones de forma que puedan almacenar y retener agua en cantidades suficientes para mantener sus funciones y a la vez proveer de la humedad necesaria a la capa córnea.

Un buen sérum hidratante tiene que ser capaz de incrementar la hidratación, redensificar el cutis, restaurar la barrera cutánea y proporcionarle los medios para mantenerse en buen estado en todo momento.

Nuestros mejores sérums faciales hidratantes

Ingredientes como el ácido hialurónico, que es el rey de la hidratación, otros polisacáridos, que son siempre muy higroscópicos, algunos alcoholes altamente hidratantes, las vitaminas como la C y la E garantizan el cuidado de toda la piel.

Ingredientes como los ácidos grasos, el escualeno, el AH de alto peso molecular, los lípidos y todos los que son capaces de crear una película protectora sobre la epidermis son básicos para la salud de la capa córnea y el manto hidrolipídico, los dos componentes de la barrera cutánea.

Es importante que busques sérums formulados con compuestos de origen natural.

Muchas marcas se decantan por los aceites minerales (hidrocarburos derivados del petróleo) y siliconas porque abaratan mucho los costes de fabricación, pero su uso no está indicado más que en situaciones muy concretas, porque son extraordinariamente oclusivos, nada biocompatibles, no tienen verdadera capacidad de penetración y no aportan más beneficios que los de mejorar la apariencia de la piel mientras se están utilizando.

En realidad pueden contribuir a empeorar drásticamente la deshidratación y crear una especie de dependencia, ya que no «arreglan» la piel, solo la «maquillan», así que necesitas usarlos no para mejorarla o mantenerla en buen estado, sino para que no parezca realmente deteriorada.

Cuando hace un frío extremo, por ejemplo, pueden ser una buena opción puntualmente, ya que crean una capa que aísla la piel y la protege, pero hasta ahí llegan sus verdaderas capacidades y, desde luego, solo funcionarán en una crema hidratante, nunca en un sérum.

En cuanto a otros ingredientes como los aditivos (conservantes, colorantes, etc.), el riesgo de usar los que no sean naturales reside principalmente en el llamado efecto acumulativo, por el que un ingrediente cuyo porcentaje está limitado debido a su posible toxicidad puede llegar a acumularse en la piel ya sea por un uso continuado o porque está presente en varios de los productos que se utilizan simultáneamente, de forma que la piel recibe una dosis superior a la autorizada, con los riesgos que esto conlleva.

En el otro extremo encontramos que la única pega de los conservantes naturales es que tienen fecha de caducidad, sobre todo cuando se trata de sérums acuosos, pero nunca suponen un riesgo para la piel ni para la salud general.

El sérum no puede sustituir a la crema hidratante

El sérum no puede sustituir a la hidratante

Está claro que el sérum llegó para quedarse.

Si al principio era un cosmético raro, poco usado, considerado caro y para ocasiones especiales, hoy en día forma parte del cuidado cotidiano de la mayoría de las personas y se ha ganado el puesto a pulso.

Pero siempre está ahí la pregunta insidiosa: ¿puedo prescindir de la hidratante cuando uso sérum?

En ocasiones es posible, pero como norma general la respuesta es no y aquí te vamos a explicar por qué.

Conocer la piel para entenderla y cuidarla

Saber cómo es la piel y cómo funciona nos va a dar un mejor conocimiento del papel que cumplen crema y sérum en su cuidado y nos va a permitir apreciar la función de cada uno y entender por qué son complementarios, no intercambiables y necesarios los dos.

La piel es nuestro mayor órgano y el que está perennemente en contacto con el mundo exterior. Sus dos principales funciones son proteger el organismo y servir de mediación entre este y el entorno, con el que necesitamos interactuar continuamente incluso en niveles muy sutiles, que se escapan a nuestra percepción pero son básicos para nuestra supervivencia.

Está formada por tres capas que a su vez se dividen en varias subcapas y son, desde dentro hacia afuera:

  • La hipodermis, también llamada subcutis, es la más profunda y está formada principalmente por colágeno y células grasas. Trabaja a modo de colchón protector frente a posibles lesiones, como regulador de la temperatura coroporal y sirve de reservorio de energía (grasa).

En ella encontramos glándulas sudoríparas, vasos sanguíneos, terminaciones nerviosas, parte del sistema linfático (vasos linfáticos) y células inmunes, entre otros componentes.

  • La dermis, que es la capa intermedia y la que conecta «la piel» que vemos y tocamos con el organismo. Está formada por colágeno y elastina, células sensoriales, vasos sanguíneos, células inmunes, glándulas sudoríparas y glándulas sebáceas.

Es la encargada de nutrir y limpiar la epidermis, que no tiene riego sanguíneo propio.

Podría decirse que es el andamiaje de la piel y también que en ella están todos los centros de mantenimiento fundamentales para su buen estado y funcionamiento.

  • La epidermis es la que tiene más subcapas y es la parte que siempre está en contacto con el mundo exterior, compuesta por células llamadas queratinocitos que se producen en su capa más interna (el estrato basal, donde también se produce la melanina) y van cambiando según migran hacia las capas externas, convirtiéndose finalmente en corneocitos, células sin núcleo que forman la capa más superficial, conocida como capa córnea (también estrato córneo).

Sobre esta última está el manto hidrolipídico, una película formada por agua, lípidos, enzimas, aminoácidos… y que tiene un papel determinante en la salud de la piel y, por extensión, de todo el cuerpo.

El sérum no sustituye a la hidratante

En el manto hidrolipídico viven numerosos seres microscópicos (bacterias, hongos, virus, etc.) que son necesarios y nos mantienen a salvo de los patógenos.

Pero sus tareas van más allá de proporcionar a estos seres microscópicos un hogar, porque regula la pérdida de humedad de la piel evitando así que se seque en exceso, volviéndose frágil y vulnerable.

En realidad la piel es un universo magnífico y complejo, muy sutil y cuyo equilibrio depende de múltiples factores y está siempre, de alguna manera, amenazado.

Es nuestra línea de defensa y de comunicación con el entorno y tener una piel sana no es solo una cuestión estética, sino una necesidad básica.

En el principio fue la crema hidratante

Es difícil saber desde cuándo se utilizan remedios para mejorar la piel del rostro (y del todo el cuerpo), combatir los signos de la edad y los problemas cutáneos de toda índole.

Existen registros de recetas de hace más de 5.000 años y se dan en todas partes del mundo.

No vamos a profundizar en el asunto: baste decir que se han usado todo tipo de ingredientes en la búsqueda de la panacea para el cuidado cutáneo, desde leches de muy diferentes animales, extractos vegetales y aceites, lodos, barros, ungüentos, hasta órganos, secreciones, venenos y otros inventos desagradables.

Curiosamente, hay fórmulas que han llegado hasta nuestros días sin cambios por su efectividad, como la llamada cold cream (también colcrem en español) que a día de hoy goza de muchos partidarios y se sigue utilizando con mayor o menor fidelidad a la fórmula originaria (agua de rosas, aceite de almendras y cera de abejas).

Remitiéndonos a épocas actuales y ciñéndonos a la industria cosmética, las hidratantes ya lleva unos cuantos años con nosotros y la aparición de la industria como la conocemos se remonta a los primeros años del siglo XX en sus manifestaciones más incipientes, aunque no fue hasta mediados de ese siglo cuando la cosmética despegó… para no aterrizar ya nunca más.

Y el producto que está en el origen de todo este tinglado es la modesta crema hidratante de toda la vida.

Concebida como un remedio cosmético (es decir, con fines básicamente estéticos) para la piel y cualquiera de sus muchos posibles problemas, ha creado a su alrededor un ingente negocio que mueve muchos miles de millones al año en todo el mudo (solo en España más de 6.000 millones).

Las cremas hidratantes han sido nuestras fieles compañeras y lo siguen siendo. Han mejorado, cambiado, se han sofisticado, complicado, simplificado, pero ahí están.

Por algo será…

Son la base del cuidado facial, el producto que toda persona que presta un mínimo de atención y tiempo a su cutis utiliza, muchas veces el único.

Y luego el hombre creó el sérum

Por qué el sérum no sustituye a la crema hidratante

Para ser precisos y justos podría fecharse la aparición del sérum casi al mismo tiempo que la de la crema hidratante, ya que muchas de las fórmulas antiguas estaban hechas a base de aceites y extractos vegetales o combinaban ingredientes acuosos y oleosos que tenían gran capacidad de penetración.

Los aceites son, en todas sus versiones, otros clásicos del cuidado cutáneo.

Pero cuando la industria floreció lo hizo centrada en las cremas y no fue hasta los años 80 del siglo XX que se empezó a (re)descubrir todo el potencial de los productos más ligeros: los sérums.

Se fueron abriendo un hueco en el cuidado facial con bastante discreción, pese a que la industria los impulsó a golpe de marketing. Pero la ampliación de sus posibilidades y los excelentes resultados que ofrecen les acabó abriendo el mercado de par en par.

Como en principio se diseñaron para luchar contra el paso del tiempo y se lanzaron como un producto exclusivo (y caro) su introducción en las rutinas diarias no fue inmediata, pero es innegable que hoy en día son verdaderas estrellas, todo el mundo los conoce y están entre los básicos para el cuidado de la piel, al lado o justo detrás de las hidratantes.

En el boom de la industria cosmética tienen mucho que ver los avances científicos y tecnológicos, que han permitido conocer a fondo la piel y su funcionamiento, entender sus procesos y necesidades y desarrollar, gracias a la química y la farmacología (que permiten descifrar las propiedades de los ingredientes) y las técnicas avanzadas de estudio, análisis, síntesis, etc., productos más específicos y mucho mejor diseñados.

Pero, ¿por qué dos productos si en el origen eran casi lo mismo y durante mucho tiempo no se distinguían muy bien (si siempre ha habido cremas también ha habido aceites y lociones)?

Entenderlo es lo que nos va a permitir entender también por qué el sérum no puede ni podrá nunca sustituir a la hidratante y por qué ambos son necesarios y hacen una pareja de la máxima excelencia para nuestra piel.

Sérum e hidratante: juntos pero no revueltos

El sérum nunca sustituye a la crema hidratante

Llega el momento de unir todo lo que hemos visto hasta ahora para tener una visión de conjunto y colocar cada cosa en su sitio, entendiendo por qué y para qué.

Las cremas hidratantes son densas y más o menos grasas, están hechas normalmente como emulsiones, es decir, combinando ingredientes tanto acuosos como oleosos e integrando emulgentes a la mezcla para conseguir que sea estable, que los dos tipos de ingredientes puedan estar juntos de forma estable y equilibrada

Incluso las cremas más ligeras son en realidad emulsiones (mezcla de elementos acuosos y aceitosos).

La piel es lipofílica, es decir, afín a los compuestos grasos, y es, además, prácticamente impermeable, gracias a la capa córnea, por lo que los compuestos acuosos no penetran en ella, solo se evaporan de su superficie.

El manto hidrolipídico es en sí una emulsión (hidros significa agua y lipos significa grasa, ambos en griego) formada por el agua de las glándulas sudoríparas y la grasa de las glándulas sebáceas.

La capa córnea de la piel está diseñada como una barrera que impide que los elementos externos penetren en nuestro cuerpo a no ser que estén hechos con moléculas muy pequeñas: los sérums lo están.

Tenemos pues una primera y gran diferencia entre cremas y sérums como lo es el tamaño de sus moléculas.

La piel que nosotros vemos es la capa córnea, el resto de subcapas de la epidermis no es accesible fácilmente y, por supuesto, la dermis aún menos.

Pero en esas partes donde la piel trabaja, fabrica, renueva, etc.  y si no funcionan bien se reflejará en nuestro aspecto, con todas esas características que no nos gustan un pelo: sequedad o exceso de grasa, arrugas, manchas, cicatrices, flacidez, aspecto mate y cansado, inflamación, infecciones…

Para llegar allí se necesita el sérum, que se «cuela» por la barrera cutánea sin problema y alcanza los estratos profundos de nuestra epidermis y de la dermis.

Genial, ¿verdad? Tenemos una herramienta perfecta para tratar la piel desde dentro y para hacerlo «a tope», porque los sérums están hechos con activos muy potentes y muy concentrados.

Pero… ¡claro que hay un pero! Los sérums no afectan directamente a las capas superiores de la epidermis, son herramientas para el trabajo oculto, porque al colarse dejan esa primera línea indefensa.

Por eso necesitamos las cremas hidratantes. Como hemos visto, no pueden traspasar la barrera por sus grandes moléculas y esa no es en este caso una debilidad, sino su principal fortaleza: ellas se encargan de proteger las capas superiores de la epidermis y lo hacen a la perfección.

Conocer la fisiología de la piel y la química de los ingredientes es lo que ha facilitado llegar a fabricar dos tipos de cosméticos muy semejantes en su objetivo general -cuidar la piel- y muy diferentes en su forma de hacerlo y su zona de influencia.

Se acabó el batiburrillo de antes porque ahora sabemos cómo trabaja y qué se puede esperar de cada uno.

Te lo contamos.

Así es y así funciona la crema hidratante

Sérum: no sustituye a la hidratante

Ya hemos visto que todas las cremas son grasas en mayor o menor medida y que están hechas con moléculas grandes.

Para nuestra percepción son untuosas, a veces hasta pringosas, definitivamente densas.

Su composición contiene una gran proporción de ingredientes emulgentes y vehículos o excipientes, que son los que le proporcionan sus características más visibles: densidad, consistencia, tacto, fluidez, aspecto, etc.

En mucha menor proporción aparecen los activos, los ingredientes que se incorporan para que tengan un efecto determinado sobre la piel. Son entre el 4 y el 8% del total de la fórmula, pudiendo ser menos o más, pero sin pasar del 10%.

Es posible que te parezca poco y que pienses que con más activos las cremas funcionarían mejor, pero estarías equivocándote. Un exceso de activos encarecería el producto sin resultados para tu piel.

Recuerda que las cremas solo trabajan en la superficie cutánea y tienen una capacidad de penetración muy limitada (las primeras capas de la epidermis) así que tendrías un excedente inútil de activos que incluso podrían resultar contraproducentes.

Por último las cremas contienen aditivos, que son los ingredientes necesarios para evitar que se deterioren en poco tiempo y para «rematar» el trabajo de los excipientes. Aquí entran desde los conservantes de todo tipo hasta los compuestos que mejoran la sensación del producto.

La piel está viva y no va a tomar más que lo que necesita (como tú, cuando tienes sed, bebes un vaso de agua, puede que dos, pero no litros y litros).

En esas capas se produce el intercambio entre el entorno y la piel: esta pierde agua de forma más o menos regular por evaporación y sudoración (estamos continuamente exhalando agua por vía cutánea, aunque solo lo notamos cuando sudamos en exceso), se autolubrica con el sebo que produce y, si las condiciones del ambiente lo permiten y las de la propia piel lo requieren, también toma humedad de este para mantener su equilibrio y el de todo el organismo.

Haz, si quieres, un experimento: límpiate muy bien la yema del dedo índice e intenta manejar tu móvil. No puedes y si puedes no te has limpiado completamente (para hacer esta prueba puedes utilizar alcohol, que es muy secante).

Nuestra piel está -o debería estar- siempre muy sutilmente «pringosa» y eso nos permite, por ejemplo, coger algunas cosas sin que se nos caigan. Un exceso de grasa hace nuestras manos resbaladizas y un exceso de sequedad las hace menos efectivas para muchas tareas cotidianas: necesitamos ese equilibrio sutil y perfecto de la piel sana.

Los sérums no sustituyen a las hidratantes

El manto hidrolipídico evita que perdamos demasiada agua y ayuda a retenerla, incluso a atraer una cierta humedad.

Pero esta preciosa barrera química está sometida continuamente a agresiones por los cambios de temperatura y humedad, el contacto con productos de todo tipo (lo que incluye colonias y perfumes, jabones, etc.), la contaminación, las radiaciones solares, etc.

Las hidratantes se encargan de reponer, reparar y mantener las condiciones idóneas para el buen funcionamiento de la barrera, de atraer y retener la humedad necesaria y de crear una película protectora bajo la cual el manto y la capa córnea están en condiciones de hacer su trabajo y hasta de restablecerse mejor y más rápidamente cuando sufren alguna agresión y/o lesión.

No es una tarea fácil ni insignificante pero cualquier hidratante bien formulada la realiza a la perfección.

Puesto que su misión es la de crear esa barrera sobre nuestra barrera hay que aplicar suficiente cantidad de producto como para cubrir todo el cutis, el cuello y la zona del escote de forma generosa, extendiéndola y ayudando a que penetre (lo poco que lo hacen) con un suave masaje.

¿Por qué se llama a las cremas faciales hidratantes? Porque su función más visible es la de devolver a la piel un aspecto jugoso, ligeramente húmedo, flexible y suave y lo hacen, como hemos visto, reteniendo y atrayendo la humedad. No aportan agua a la piel pero sí son vitales para mantener sus niveles de hidratación.

Las hidratantes son por naturaleza oclusivas, en el sentido de que, como no pueden penetrar, «tapan» la piel, la cubren. De eso se trata.

La crema hidratante que debes utilizar viene determinada por tu tipo de piel, que es a su vez la que determina las necesidades de tu capa córnea.

Las pieles grasas prefieren cremas ligeras, frescas y poco untuosas. Para ellas se han hecho las que tienen textura de gel, entre otras, para corregir el exceso de grasa tendrán que utilizar ingredientes astringentes (secantes).

Sin embargo una piel seca necesita una crema más densa, untuosa y obstructiva, que cree una protección extra ya que la propia está continuamente comprometida, porque la hidratante no puede actuar en el origen del problema, donde se produce la grasa, solo puede aportártela.

Así es y así funciona el sérum

Sérums e hidratantes no pueden sustituirse entre sí

Moléculas pequeñas que sortean fácilmente la barrera cutánea y penetran en las capas más inaccesibles de la piel.

Varios adjetivos definen al sérum: ligero, fluido, concentrado, potente. 

Por cierto, nosotros tenemos nuestra propia selección de los mejores sérums hidratantes. 

Ligeros: la mayoría de los sérums son también una mezcla de ingredientes oleosos y acuosos nada densos y aunque hay muchos hechos solo a base de aceites y esencias nunca son cremosos.

Que una sustancia sea oleosa no significa que no pueda penetrar en la piel que, como ya hemos señalado, es lipofílica: penetrará muy bien si sus moléculas son pequeñas y no dejará restos pringosos en la superficie.

Fluidos: son líquidos, aunque algunos tengan un aspecto y tacto algo gelatinoso (si contienen aloe suelen ser así) o aparentemente cremoso.

De la misma manera que una crema es más o menos densa, un sérum es más o menos fluido.

Concentrados: independientemente de que contengan más o menos activos, estos están en una gran proporción (entre el 60 y el 80% en los sérums de calidad).

Potentes: la alta concentración de activos les da su potencia y la necesitan para los trabajos que han de realizar.

El trabajo del sérum se refleja en el aspecto del cutis pero tiene lugar en las capas más profundas de este. El sérum no está para proteger y defender sino para reparar, estimular, mejorar, corregir, modular, regenerar…

Es un extra para cuando la piel, por el motivo que sea, no puede realizar bien sus funciones y su apariencia se resiente por ellopero también y sobre todo, es un impulso diario para mantener la piel en las mejores condiciones durante mucho más tiempo. 

Si la piel se vuelve flácida no hay hidratante que pueda arreglarlo porque el problema se origina en la dermis: el colágeno y la elastina fallan y la piel pierde tersura, tensión; si empiezas a tener manchas el problema viene de la capa basal de la epidermis. Son solo dos ejemplos.

¿Cuándo deja la piel de trabajar correctamente? Depende de cada piel y de su historia particular pero generalizando se puede decir que a partir de los 25 años (año arriba o abajo) la piel empieza lentamente a perder capacidades.

Empezar a utilizar un sérum a esa edad puede prolongar el buen funcionamiento de los sistemas cutáneos e incrementar la calidad de sus componentes (colágeno, ácido hialurónico, etc.), retrasando su declive.

Los sérums no se eligen en función del tipo de piel sino del problema que cada una tenga.

No sustituyas la hidratante por el sérum

Por supuesto que si tienes la piel grasa encontrarás sérums para tratarla, pero lo harán sobre todo con ingredientes seborreguladores y no con astringentes, porque trabajarán directamente en la producción de sebo, no en su eliminación (aunque también pueden hacerlo, pero no es su principal misión).

En cuanto al tema que nos ocupa, la hidratación, muchísimos sérums son hidratantes y todos lo son en alguna medida, porque todas las pieles necesitan hidratación constante.

Pero los sérums hidratan de distinta manera que las cremas ya que trabajan en las capas profundas de la piel.

El sérum no sustituye a la crema hidratante

Toda la piel necesita hidratación y esa es la razón por la que se necesitan el sérum y la hidratante y por la que no se puede prescindir de esta última.

El sérum no crea una capa protectora sobre la epidermis y sin ella la piel tiene menos defensas. Si además está deteriorada, el apoyo de la crema marca una gran diferencia: una capa córnea y un manto hidrolipídico en mal estado obtienen de la hidratante un entorno seguro que les permite recuperarse.

Entonces, ¿el sérum no hidrata?

Claro que sí, pero hidrata principalmente la dermis y las capas inferiores de la epidermis, por su propia naturaleza (está hecho para penetrar en la piel) su efecto sobre la superficie cutánea es limitado.

Cuando utilizas un sérum y aplicas sobre él una hidratante estás dándole a tu piel el mejor tratamiento posible.

El sérum hidrata los estratos profundos con ingredientes tan maravillosos como el ácido hialurónico, otros polisacáridos o la vitamina C, por nombrar algunos de los más utilizados y conocidos. Si embargo lo que le hace ser excepcional es que estimula los sistemas cutáneos mediante el uso de estos ingredientes para que sea la propia piel la que mejore y se mantenga en perfecto estado.

La hidratante no puede hacer eso porque en las capas superficiales de la epidermis no se dan procesos metabólicos y, como ya sabemos, estos son los encargados, desde dentro, de conseguir que tu piel luzca perfecta en cada momento.

Si la aparición del sérum no ha acabado con el largo reinado de las cremas hidratantes no es por un mero capricho de la industria para vender más, sino porque realmente tienen funciones y cometidos distintos y juntos forman un equipo perfecto para el cuidado integral de la piel.

¿No sabes si realmente tu piel está deshidratada? Esperamos ayudarte a verlo más claro.

Piel deshidratada, piel seca, piel madura: no son lo mismo

Los sérums no pueden sustituir a las hidratantes

Tal vez te preocupe observar en tu piel los primeros y prematuros signos de la edad, pero es posible que lo que tú interpretas no tenga nada que ver con tus años y sí con la deshidratación, ya que comparten algunos síntomas: piel aparentemente arrugada, con líneas que se multiplican y falta absoluta de luminosidad, por ejemplo.

Muchas veces confundimos una con otra y a la confusión se une la piel seca, que comparte con ambas algunas características, así que vamos a verlas más de cerca.

Piel seca, piel deshidratada y piel madura: cómo distinguirlas

Es fundamental que conozcas la diferencia entre las tres, ya que cada una tiene causas y tratamientos diferentes.

Piel seca

La piel seca es un «tipo de piel» y no tiene «cura».

Es el resultado de la falta de producción de sebo, entre otras causas porque las pieles secas tienen menos glándulas sebáceas y/o estas producen, además, menos grasa.

Ya hemos hablado de la importancia del manto hidrolipídico y su papel a la hora de proteger la piel.

La falta de lubricación hace que las pieles secas sean más sensibles y se irriten con cierta facilidad.

Los cuidados adecuados mejorarán significativamente cualquier piel seca, pero no la pueden cambiar, aunque sí moderar. 

La sequedad afecta a la piel de todo el cuerpo en mayor o menor medida.

Aquí tienes algunas pistas que te pueden ayudar a identificarla:

  • Poros pequeños.

Como mencionamos, la piel seca no produce suficiente grasa: los poros tienden a ser más pequeños debido a la falta de producción de sebo.

Esto, que para mucha gente puede parecer una ventaja, no lo es, pues la piel necesita la grasa y que esta pueda llegar hasta su superficie. Los poros demasiado pequeños no son ningún chollo.

  • Ausencia de acné.

O al menos del que tiene su origen en el exceso de grasa, porque las pieles secas no están libres del acné causado por los desequilibrios hormonales.

  • Piel irritable.

La falta de sebo la deja mucho más expuesta a cualquier irritante, desde la suciedad del aire contaminado hasta cualquier patógeno, los ingredientes de los cosméticos, etc.

Un sérum no sustituye a la crema hidratante

  • Piel escamosa.

El sebo ayuda a formar la capa córnea, actuando (junto con otras secreciones) como aglutinante y dando sostén a las células epiteliales. Por contra, su falta se traduce en una piel que se descama con facilidad y aparece apagada, afectando incluso a los resultados del maquillaje, que no se adhiere bien ni de forma uniforme.

  • Comezón. 

Hay una tendencia clara en las pieles secas a sentir picores y molestias casi continuamente.

  • Tirantez. 

La falta de lubricación explica esa incómoda sensación que puede desaparecer cuando se aplica lubricación y la piel recupera, al menos en parte, cierta elasticidad.

Causas de la piel seca

  • Genéticas.

La herencia genética es la principal causa de la piel seca y esto puede ser una buena pista a la hora de determinar si tu piel es seca o está deshidratada: cuando en tu familia hay varios casos es muy posible que tu piel sea seca.

Pero la sequedad no te libra de la deshidratación que en el caso de una piel seca es como si lloviera sobre mojado, pero al revés. ?

  • Enfermedades. 

Que pueden ser cutáneas, como algunas dermatitis, la psoriasis, el eccema o la rosácea, por citar las más comunes, o de otra etiología, como el hiportiroidismo, la diabetes, afecciones hepáticas, etc.

  • Envejecimiento.

Con la edad todas las pieles tienden a volverse más secas, así que una piel normal puede terminar convertida en piel seca con los años.

El paso del tiempo reduce la producción sebácea, contribuyendo en gran medida a la aparición de arrugas y otros síntomas de envejecimiento.

Piel deshidratada

Y es que el sérum no sustituye a la crema hidratante

La deshidratación es una condición de la piel, no un tipo de piel, y como tal puede afectar a cualquier piel en cualquier momento, de forma puntual o crónica, dependiendo de muchos factores. Sí, incluso una piel grasa puede estar deshidratada (La piel grasa necesita el sérum).

A diferencia de la piel seca, la piel deshidratada tiende a producir un exceso de grasa para compensar su incapacidad de retener la humedad.

En pocas palabras: la piel deshidratada carece de agua, la piel seca carece de aceite.

La piel sana y bien hidratada contiene aproximadamente un 10-20% de agua, mientras que la piel deshidratada suele contener menos de un 10% de agua.

Se puede decir que la deshidratación es causada por elementos externos (clima y cambios estacionales), una dieta poco saludable (falta de productos frescos) y elecciones de estilo de vida (consumo de alcohol o cafeína), mientras que la sequedad tiene causas endógenas en la mayoría de los casos.

Eso explica por qué a veces la deshidratación aparece solamente en algunas partes del cuerpo, las más expuestas, como el rostro, el cuello y las manos.

Veamos algunos síntomas de la piel deshidratada.

  • Tirantez.

La sensación de tirantez en la piel es en realidad uno de los indicadores más comunes y destacados de la deshidratación de la piel. Si notas la piel tensa, incluso siendo tu piel grasa o la notas más incómoda después de la limpieza, y aparecen zonas enrojecidas o inflamadas es posible que esté realmente deshidratada.

  • Aspecto opaco.

La deshidratación afecta la capacidad de la piel para realizar funciones esenciales como la renovación celular. Sin la hidratación adecuada, la piel no puede desprenderse de su capa externa con la frecuencia normal y las  células muertas se acumulan en su superficie, lo que contribuye a la obstrucción de los poros, la congestión y una tez sin brillo.

  • Picor. 

Como verás, algunos síntomas son similares a los de la piel seca, con la diferencia de que en esta se dan siempre (si no se tratan y se cuidan adecuadamente) y en las pieles deshidratadas no.

La piel deshidratada pierde humedad rápidamente y continuamente y la exposición a los elementos externos como el viento y las temperaturas extremas pueden acelerar la pérdida de humedad de las capas externas de la piel, aumentando sensaciones como la tirantez y el picor.

Porque el sérum no sustituye a la hidratante

  • Piel sensible.

El aumento de la sensibilidad se debe a que la piel deshidratada también tiene dificultades para mantener la barrera hidrolipídica, en la que la humedad es otro factor fundamental, y que se encarga de mantener alejados el polvo, los alérgenos o las bacterias.

  • Acné crónico.

Una piel sin la suficiente humedad trabaja horas extras para producir grasa en un intento de compensar la falta de agua. El exceso de grasa obstruye los poros, provocando puntos negros e imperfecciones. Este tipo de acné seguirá apareciendo mientras la piel permanezca deshidratada.

  • Líneas finas y arrugas.

Cuando tu piel no está adecuadamente hidratada, pierde su elasticidad y desarrolla líneas finas que no deben confundirse con las arrugas profundas.

A diferencia de las arrugas profundas, las líneas finas y las arrugas que se desarrollan a partir de la piel deshidratada generalmente disminuyen o incluso desaparecen con el uso de los cosméticos adecuados (sérum y crema hidratante).

Sin embargo, la piel deshidratada en realidad acelera el proceso de  envejecimiento y es posible que notes arrugas más acentuadas o nuevas, así como ojeras más pronunciadas.

Causas de la piel deshidratada

A diferencia de la piel seca, la piel deshidratada es el resultado de una variedad de factores externos, que incluyen:

  • Falta de hidratación. 

Es decir, no beber suficiente agua, hacer una dieta pobre en frutas y verduras o consumir demasiado alcohol, que es un gran deshidratante.

  • Exposición a los elementos.

Pasar horas al sol, al viento o al frío puede deshidratar la piel rápidamente.

  • Agua caliente.

El agua demasiado caliente elimina tanto la capa córnea como el manto hidrolipídico, dejando a la piel indefensa frente al exceso de pérdida de humedad.

  • Calefacción y aire acondicionado.

Ambos son grandes secantes de ambientes, lo que lleva a la deshidratación.

  • Productos químicos.

Los productos cosméticos de dudosa calidad o hechos con ingredientes agresivos son otra de las causas del deterioro de la barrera cutánea, con los resultados que ya hemos señalado.

En este apartado también hay que incluir los jabones y detergentes y cualquier otra fuente de posible contaminación o agresión química.

piel madura

Por qué los sérums no sustituyen a las hidratantes

Está claro que la causa de la piel madura es el inevitable paso del tiempo, pero sin duda no todas las pieles envejecen de la misma forma ni al mismo ritmo. 

No se puede luchar contra el tiempo pero sí se puede trabajar a favor o en contra del mismo.

Aunque todas las pieles de todo tipo están abocadas a un envejecimiento progresivo e inevitable, hay pieles que acusan mucho más y/o mucho antes este. 

La diferencia entre unas y otras radica no solo en sus características particulares (así, por ejemplo, las pieles grasas envejecen mejor) sino, y en un gran porcentaje, en el tipo de vida y las rutinas diarias que se adquieran desde la primera juventud.

En este sentido es necesario destacar el papel que los rayos UV solares tienen en el deterioro temprano del cutis. Hasta tal punto es así que el envejecimiento que provocan tiene nombre propio: fotoenvejecimiento.

Este puede ser muy precoz y presentarse a partir de la veintena si no se toman precauciones a la hora de exponer la piel al sol.

En el otro extremo, si somos prudentes en este sentido, podemos conseguir una piel de aspecto joven y sano durante mucho más tiempo. 

El dato escalofriante es que el sol es responsable de hasta el 80% del envejecimiento cutáneo prematuro.

Quizá no sea fácil apreciarlo porque todos tendemos a no poner suficiente atención a este factor, pero si te encuentras con personas que hayan tomado poco el sol y tengan por costumbre evitarlo hasta en su día a día, podrás comprobar que tienden a tener una piel mucho mejor, más luminosa y notablemente menos arrugada por muy mayores que sean.

Muchos otros factores indicen en la forma y el ritmo en que nuestra piel va cumpliendo años y tenemos la posibilidad de utilizarlos a nuestro favor. 

Una vida equilibrada en todos los sentidos, una dieta sana, no fumar ni consumir alcohol, hacer ejercicio de forma habitual (un buen paseo diario es suficiente), estar relajado, tener contacto con la naturaleza… son hábitos que se reflejan en la calidad de nuestra piel.

Si les sumas un cuidado de esta a base de productos cosméticos de calidad (que no tienen por qué ser en absoluto los más caros) específicos para cada tipo de piel, cada problema concreto y cada momento vital (las necesidades de la piel cambian también con el tiempo) ten la seguridad de que tu cutis se mantendrá fresco, joven y luminoso durante muchos más años de lo que puedas pensar de entrada.

Por qué es tan importante la hidratación de la piel

Saber que el sérum no sustituye a la hidratante

Resulta fácil concluir que la hidratación es un factor fundamental en la salud de la piel y en la capacidad de esta de mantenerse joven durante más tiempo. 

Que dependa en su mayor parte de factores externos nos permite poder prevenirlos y enfrentarlos cuando son inevitables, porque lo principal aquí es no permitir que la deshidratación se instale y ponerle solución en cuanto aparezca, aunque, desde luego, lo mejor siempre es adelantarse y evitarla.

Una piel continuamente deshidratada irá perdiendo capacidades y la posibilidad de revertir algunos procesos degenerativos, como la pérdida de elasticidad.

Para garantizar una hidratación adecuada beber agua no es suficiente dado que los factores externos pueden acelerar mucho la pérdida cutánea de esta. 

Tanto tu sérum como tu crema deben contener ingredientes hidratantes, es decir, capaces de atraer el agua, e ingredientes humectantes, capaces de retener el agua.

En la humectación la crema juega un papel básico, al ser la encargada de sellar la piel, permitiendo que mantenga sus niveles adecuados de humedad y evitando que esta se pierda.

Cuidados de la piel deshidratada

Afortunadamente, una buena rutina de cuidado de la piel con productos e ingredientes de alta calidad diseñados para aliviar la deshidratación puede eliminar los signos del envejecimiento prematuro antes de que vayan demasiado lejos.

La deshidratación es tratable, ya que tiende a aparecer y desaparecer y puede estar relacionada con muchos factores y fluctuaciones ambientales. Mejor aún, tratarla puede reducir drásticamente los signos de un aparente envejecimiento de la piel.

Sin duda, la piel deshidratada no es una condición que deba tomarse a la ligera y hay que actuar en cuanto aparece, para evitar consecuencias que puedan arraigarse, deteriorando los mecanismos de defensa y mantenimiento de la piel.

Veamos los pasos a seguir para combatir la deshidratación y mantener la humedad de la piel en niveles óptimos.

Usa un limpiador suave

Sérums: no pueden sustituir a las hidratantes

Da igual el tipo de limpiador que uses, ya sea uno diario o un exfoliante de vez en cuando (no más de una vez por semana), búscalo suave, de ingredientes naturales y usa siempre agua tibia para aclarar tu rostro. Recuerda que el agua caliente se lleva parte de la protección cutánea.

Los productos oleosos y los aceites naturales son perfectos para retirar el maquillaje y no agreden ni irritan (aunque por precaución te aconsejamos probar cualquier producto antes de empezar a utilizarlo).

Si una limpieza excesiva o inadecuada puede empeorar la condición de la piel, la piel que no está lo suficientemente limpia y exfoliada también puede empeorar sus niveles de hidratación, porque la acumulación de grasa, células epiteliales muertas, suciedad, etc. puede ser un impedimento a la hora de realizar el intercambio de humedad de forma correcta con el exterior.

Aplica un tónico

El tónico es imprescindible, sobre todo cuando tienes la piel seca, pero en realidad para cualquier cutis. Rehidrata la piel, la protege de los irritantes ambientales agresivos y ayuda a restaurar el pH correcto, que se ve afectado por la limpieza y otros factores.

Una piel con el pH equilibrado es una piel sana y capaz de regenerar con facilidad su barrera, manteniendo la capa córnea y el manto hidrolipídico en las mejores condiciones.

Utiliza productos específicos para los ojos

Uno de los primeros lugares en los que la piel muestra signos de envejecimiento es el área de los ojos.

Las arrugas de los ojos, a veces llamadas «patas de gallo», se vuelven más pronunciadas cuando la piel está deshidratada y la piel de los párpados tiende a perder tono y mostrarse más cenicienta y oscura, lo que se refleja muy claramente en los párpados inferiores con la aparición o la intensificación de las ojeras.

Existen sérums específicos para esta zona y también cremas hidratantes solo para el contorno de ojos. 

utiliza un sérum día y noche

Una de las formas más eficaces de rehidratar la piel es mediante el uso del sérum que, como ya hemos visto, puede llevar a todas las capas de la piel los ingredientes adecuados no solo para devolverle la hidratación sino para mejorar sus recursos y defensas frente a la deshidratación.

Ingredientes naturales como el ácido hialurónico y otros polisacáridos, la vitamina C y la E, que son muy comunes en los sérums, hacen un trabajo magnífico siempre y cuando seas constante en su uso. 

El sérum debes aplicarlo antes de la hidratante, esperando a que la piel lo absorba completamente antes de ponerte la crema (Aprende a aplicar el sérum).

no prescindas de la hidratante

Y un sérum no sustituye a una hidratante

Ya te hemos explicado su función y la importancia que tiene. 

Hay ocasiones contadas en las que puedes no utilizar la hidratante, pero dependerá mucho del tipo de piel que tengas. Las pieles secas no pueden permitirse ese lujo y las grasas no deben hacerlo con demasiada frecuencia, porque la grasa por sí misma no garantiza la hidratación.

Puedes no usar una crema algunas noches si utilizas un sérum nutritivo e hidratante y durante el verano de forma puntual, no a diario.

De nuevo insistimos en que busques productos realizados principalmente con sustancias de origen natural, asegurándote de que lo son más allá de la publicidad que pueda acompañarles.

Recapitulando

Si tu piel parece haber envejecido de repente es muy posible que estés pasando por un momento de deshidratación que debes atajar lo antes posible.

De esta forma acabarás con el problema inmediatamente y sin consecuencias.

No creas que una rutina de hidratación y cuidado cutáneo es una garantía y permanece alerta al mínimo indicio, porque hay variables que pueden comprometer temporalmente los niveles de humedad de tu piel, como ya hemos apuntado (la exposición a condiciones ambientales diferentes, como el frío o el calor, por ejemplo).

Ten en cuenta que todas las pieles, con el paso del tiempo, tienden a ser más secas (producir menos sebo) y tendrás que ir adaptando tus cuidados.

No olvides que una piel hidratada es la base de una piel sana y más resistente al paso del tiempo y a cualquier otro problema, porque todos los procesos cutáneos necesitan la hidratación para funcionar adecuadamente.

Si quieres una piel realmente hidratada siempre y que se mantenga más joven tendrás que incorporar el sérum a tu rutina de belleza diaria a partir de los 25/30 años… o antes. Te garantizamos que todo serán ventajas.

Los 7 mejores sérums con vitamina C

Si ya conoces el sérum pero todavía no has probado uno con vitamina C te estás perdiendo algo realmente increíble.

Cuando lo pruebes no querrás vivir sin él, seguro.

Este maravilloso ingrediente puede acompañar a cualquier otro y tiene beneficios contrastados para todas las pieles, sean del tipo que sean, con cualquier problema y a cualquier edad.

Los que hemos elegido no son los más conocidos o publicitados, pero después de analizar muchos nos quedamos siempre con los que nos parecen mejores por su formulación.

En nuestra selección todos están hechos con ingredientes naturales en su totalidad o en un porcentaje muy elevado.

Los ingredientes como las siliconas o los derivados del petróleo sirven únicamente para abaratar costes pero no ofrecen ninguna ventaja a la piel, más bien lo contrario.

Esperamos que encuentres entre estos el que mejor te encaje.

Nezeni Sérum con Vitamina C

Nezeni Sérum con Vitamina C

Comprueba precio y disponibilidad

Un sérum hidratante al que no le falta un solo detalle, y eso que cuenta con una lista de activos más bien parca, pero es la especialidad de la casa Nezeni (marca española): magníficos resultados con pocos ingredientes bien combinados y en cantidades generosas.

Si el INCI te parece largo es por los aditivos (conservantes, antioxidantes y demás). También aquí Nezeni hace un trabajo de investigación cuyo objetivo es lograr la mezcla perfecta para que la presencia de conservantes, por muchos que parezcan, sea mínima en el cómputo total de la fórmula.

Y lo consiguen, por lo que este sérum caduca a los dos años de haber sido envasado. Es una de las pocas pegas que se le pueden poner, pero por otro lado es toda una garantía porque indica que prima la calidad real del producto y del cuidado de la piel por encima de aspectos meramente comerciales, como lo es el producir cosméticos que prácticamente no caducan, lo que se logra casi siempre a base de ingredientes sintétidos y cantidades excesivas (e incluso peligrosas) de aditivos de lo menos recomendables.

INCI:

Aqua, Propanediol, Glycerin, Aloe Barbadensis Leaf Juice, Ascorbyl Glucoside, Hydrogenated Ethylhexyl Olivate, Tromethamine, Sodium Hyaluronate, Biosaccharide Gum-1, Trisodium Ethylenediamine Disuccinate, Acacia Senegal Gum, Xanthan Gum, Lecithin, Caprylyl Glycol, Ethylhexylglycerin, Hydrogenated Olive Oil Unsaponifiables, Sodium Carrageenan, 1,2-Hexanediol, Potassium Sorbate, Sodium Benzoate, Sea Salt, Parfum, PEG-40 Hydrogenated Castor Oil, Sodium Acrylates Copolymer, Phenoxyethanol.

Un sérum con vitamina C cuyo primer activo es… ¡la vitamina C!

Aparece justo después de los excipientes y entre ellos, además del agua y el propanediol (natural, hidratante, humectante, suavizante, que facilita la penetración del resto de ingredientes) tenemos el aloe vera, todo un acierto.

El jugo o gel de aloe vera tiene muchas propiedades muy conocidas para el cuidado de la piel, es muy refrescante, penetra muy bien y potencia al resto de los componentes.

Hidrata, cura y estimula la regeneración cutánea en todos los niveles, calma y reduce la inflamación, modula el sistema inmune, es antioxidante y protector, un ingrediente perfecto para todas las pieles e imprescindible para las que son más delicadas.

El glucósido de ascorbilo es un derivado de la vitamina C que, conservando todos sus beneficios, resulta muy estable y apto incluso para pieles sensibles o reactivas.

Su posición en el primer puesto asegura que la vitamina C está en cantidades suficientes para hacer un trabajo espectacular en la piel:

  • Es uno de los mejores antioxidantes que existen.
  • Reactiva la síntesis de colágeno devolviendo firmeza al rostro.
  • Estimula la circulación en los capilares cutáneos.
  • Limpia la piel y la exfolia sin irritarla.
  • Ayuda a la protección frente al daño solar y sus consecuencias.
  • Elimina manchas y cicatrices así como todo tipo de marcas en la piel.
  • Mejora la renovación celular y restaura la barrera cutánea.
  • Incrementa la protección contra la pérdida de humedad reduciendo el  TEWL.
  • Es antiinflamatoria, curativa, regeneradora y cicatrizante.
  • Ilumina la tez como ningún otro ingrediente, como si lo hiciera desde dentro, porque la uniforma, iguala, alisa, sanea y despeja.
  • Reduce las ojeras y las bolsas.

El resto de activos son:

  • Ácido hialurónico y un precursor del AH, más potente aún que este y capaz de reactivar la producción endógena del mismo en la piel. Es la clave para certificar que todas las capas cutáneas están abastecidas de este compuesto básico cuando se quiere tener una piel hidratada, flexible y joven durante más tiempo. Además, tiene un efecto casi inmediato al que hay que sumar el efecto a medio plazo, que es espectacular.

No olvides que el ácido hialurónico es también un excelente antiinflamatorio, tiene habilidades antioxidantes e impulsa la síntesis de colágeno.

  • Fucogel (Biosaccharide Gum-1), un polisacárido muy hidratante que tiene una marcada acción filmogénica: hidrata, retiene la humedad y protege la piel al tiempo que aporta una suavidad extra.
  • Plantsil, compuesto por Hydrogenated Ethylhexyl Olivate e Hydrogenated Olive Oil Unsaponifiables, es un alternativa natural a las siliconas que, como estas, proporciona una sensación sedosa y muy suave a la piel sin los inconvenientes de aquellas y con ventajas añadidas, ya que también mejora la elasticidad, la hidratación y la absorción sin dejar ningún residuo graso.

Lo que tenemos es un sérum cuyo uso diario mejora el aspecto y el estado de nuestra piel con resultados visibles casi desde la primer aplicación.

Es un sérum superhidratante con propiedades antioxidantes que revierte muchos de los daños causados por los radicales libres; la piel se vuelve más tersa y mucho más suave; desaparecen líneas y arrugas, así como irregularidades en el tono y en la superficie; la dermis recupera densidad y textura; la barrera cutánea se recupera y fortalece.

El trabajo combinado de sus activos consigue que hasta las pieles más deterioradas vayan recuperándose desde dentro, cambiando su tendencia.

Tiene un olor muy discreto y agradable, es fresco, ligero y suave al tacto, penetra muy bien y rápidamente dejando la piel lista para la crema.

Aplícalo después de limpiar tu rostro pero deja algo de humedad sobre este si quieres mejorar los resultados (incluso puedes, una vez aplicado, ponerte un poco más de humedad con un vaporizador tipo bruma) y permite que pasen uno o dos minutos antes de ponerte la hidratante (no es necesario pero sí conveniente).

Es un producto muy seguro y se puede usar en el contorno de ojos, pero es conveniente que lo pruebes antes, ya que se trata de una zona del rostro especialmente sensible.

Está testado dermatológicamente, es no comedogénico e hipoalergénico.

El envase contiene 30 ml, es opaco y perfecto para un sérum de vitamina C, con un aplicador de bombeo que aísla el producto del contacto con el exterior, preservándolo en perfectas condiciones.

Solo se puede adquirir online, en la tienda de Nezeni, donde además tienen un excelente servicio de atención al cliente, o en Amazon, donde suele tener un precio algo más elevado.

Cellex-C High-Potency Serum

Cellex-C High-Potency Serum

Comprobar precio y disponibilidad

Estamos ante un sérum de manufactura canadiense con un listado de ingredientes muy corto y que apuesta por la vitamina C pura con todas sus ventajas.

Pero también con sus inconvenientes: este sérum tiende a oxidarse rápidamente y puede no durarte más de un par de meses.

Para saber si está oxidado tendrás que poner atención al color, que inicialmente es amarillo claro y empieza a oscurecerse cuando comienza la oxidación.

Un sérum de vitamina C oxidado no es peligroso pero pierde todas sus capacidades y aunque sí puede teñir tu piel (y tu ropa) de un tono anaranjado durante algunos días no provocará manchas permanentes.

INCI:

Water, Ascorbic Acid, Acetyl Tyrosine, Zinc Sulfate, Sodium Hyaluronate, Bioflavonoids.

Acompaña a la vitamina C la tirosina, un aminoácido no esencial (nuestro cuerpo lo sintetiza) implicado en la producción de melanina que se utiliza en productos bronceadores y que, además, tiene un agradable olor, pero no está indicada para la eliminación de manchas.

El sulfato de zinc es un antiséptico, cicatrizante y astringente que ayuda a mantener la fórmula y mejora las pieles con acné y/o grasas por sus propiedades seborreguladoras.

Al igual que ya hemos analizado las ventajas de la vitamina C hemos analizado las del ácido hialurónico y te remitimos a ambos análisis para evitar estar contando lo mismo al revisar cada sérum.

Los bioflavonoides son grandes antioxidantes, reducen arrugas y manchas, contribuyen a conservar el producto y mejoran la circulación dérmica.

Un sérum que cuenta tanto con seguidores incondicionales como con detractores. Su facilidad para oxidarse es un handicap importante y más en un producto que no es precisamente barato.

Pero está en nuestra lista porque es un gran tratamiento de choque y, pese a que utiliza ácido ascórbico en una alta proporción suele ser muy bien tolerado por todas las pieles.

Una tez más relajada, luminosa y rejuvenecida en la que se difuminan arrugas y manchas; la piel se tonifica y se vuelve más tersa, suave y flexible.

Mejora notablemente la hidratación, regula la producción de sebo y se puede utilizar tanto de día (con protección solar siempre) como de noche.

Si no has utilizado nunca un sérum con vitamina C y vas a probar este, hazlo de forma paulatina: empieza a utilizarlo solo una vez al día, dos o tres días por semana y vete aumentando la frecuencia.

La vitamina C, y más cuando es pura, puede producir reacciones al principio, como hormigueo o cosquilleo, sensación de calor o de leve escozor que son normales y no deben preocuparte.

También puede ser que al ir incrementando el uso vuelvas a notarlas o te irrite definitivamente. De ser así, reduce la frecuencia de uso de nuevo.

Por otro lado, si tienes una reacción alarmante deja de utilizar el sérum de inmediato y consulta a tu dermatólogo.

Este suero tiene un leve y agradable olor que desaparece enseguida, es no graso, muy líquido (demasiado para el gusto de algunos usuarios) y se absorbe muy bien.

En un par de meses las diferencias son evidentes.

Para aplicarlo utiliza unas pocas gotas y ten cuidado porque al ser muy líquido tienes que cogerle el tranquillo al gotero.

No lo extiendas, solo ayuda a que penetre mediante toques o presionando suavemente con la mano sobre la piel. Si esperas unos minutos antes de ponerte la hidratante, mejor.

Si el envase de 30 ml de cristal oscuro es correcto, para un sérum tan delicado quizá la mejor opción sería uno opaco y, desde luego, el gotero no es una elección muy afortunada ya que expone constantemente el sérum a la luz y el contacto con el aire, facilitando más la oxidación temprana. Un fallo absurdo en un producto tan susceptible y con un precio más bien elevado.

Provida Organics Mille Fleurs Protecting Vitamin C Serum

Provida Organics Mille Fleurs Protecting Vitamin C Serum

 

Comprobar precio y disponibilidad

El sérum de Provida -marca alemana, aunque no lo parezca por el nombre- es vegano, no contiene conservantes y está hecho con materias primas orgánicas de origen controlado.

También apuesta por el ácido ascórbico y entre sus primeros ingredientes aparece el alcohol que sí tiene propiedades conservantes y solventes y mejora la penetrabilidad del producto.

INCI:

Aqua, Beta Vulgaris Root, Sorbus Aucuparia Fruit Extract, Glucose,  Glycerin, Alcohol, Ascorbic Acid, Xanthan Gum, Xylitol, Lavandula Angustifolia Oil, Aloe Barbadensis Leaf Juice, Citrus Aurantium Dulcis Peel Oil, Cymbopogon Citratus Leaf Oil, Helianthemum Nummularium Extract, Clematis Vitalba Flower Extract, Erythraea Centaurium Extract,  Cananga Odorata Flower Oil, Plumbago Rosea, Verbena Officinalis Extract, Citrus Bergamia Leaf Oil, Cichorium Intybus Extract, Impatiens Capensis Extract, Mimulus Ringens Extract, Gentiana Lutea Root Extract, Scleranthus Annuus Extract, Hottonia Palustris Extract, Pelargonium Graveolens Oil, Agrimonia Eupatoria Extract, Linalool, Limonene, Citral, Citronellol, Geraniol, Benzyl Benzoate.

Una base acuosa y con varios emulgentes (como la glicerina vegetal) para dar homogeneidad a un sérum que combina elementos líquidos y aceites.

El resultado es un sérum fluido con una textura que puede recordar un poco a un gel líquido, fresco y que se aplica con facilidad.

El aloe vera está analizado anteriormente.

Para asegurar su poder hidratante a la vitamina C se unen varios azúcares (glucosa, xilitol) y polisacáridos (xanthan gum) que atraen y retienen la humedad en la piel al tiempo que crean una fina película protectora.

El resto de ingredientes es una larga lista de aceites y extractos cuya combinación refuerza el aspecto hidratante y estimulante de este sérum.

Así, el extracto de remolacha (Beta Vulgaris) contiene una cantidad importante de vitamina C y todos sus beneficios hidratantes, potenciadores de procesos como la síntesis de colágeno, regeneradores y unificadores del tono por su poder antimanchas.

Casi lo mismo se puede decir del extracto de serbal (Sorbus Aucuparia), rico en vitamina C y antioxidantes.

En realidad este sérum consigue resultados utilizando, al contrario que los anteriormente analizados, pequeñas cantidades de muchos ingredientes que conforman una especie de orquesta en la que el director podría ser la vitamina C.

Aceites y extractos no muy comúnmente utilizados en cosmética, aunque hay algunos muy conocidos, como la lavanda, la bergamota (Citrus Bergamia) o el ylang-ylang (Cananga Odorata) y otros muy utilizados en las terapias con flores de Bach.

Lo que importa es el resultado final: un sérum hidratante y regenerador que cuida la piel gracias a sus propiedades antioxidantes (no hay aceite o extracto vegetal que no los contenga en una u otra proporción), hidratantes, regeneradoras, antiinflamatorias, antisépticas, curativas, moduladoras del sebo y astringentes.

La piel recupera brillo (que no brillos) y cuerpo gracias a la mejora en la síntesis de colágeno.

El rostro se rehidrata, se densifica y se difuminan o desaparecen las líneas finas, arrugas y manchas. La superficie se aclara e iguala y se reequilibra la producción de sebo, tanto en pieles secas como en las grasas.

Aunque las pieles sensibles agradecen este sérum y sus resultados, como con todos (y más si tienen ácido ascórbico) lo recomendable es probarlo antes de empezar a usarlo.

Varios de sus ingredientes tienen propiedades que ayudan a conservar el producto, pero presta atención a cualquier cambio de color.

Penetra muy bien, no deja residuos en el rostro y es fácil de dosificar gracias a la bomba airless que mantiene el sérum aislado y protegido.

Puedes utilizarlo indistintamente de día o de noche, pero empieza despacio si no has usado un sérum con vitamina C con anterioridad: ponlo sobre la piel limpia y algo húmeda y espera a que penetre del todo antes de aplicarte la hidratante.

El envase es transparente, por lo que deberías guardarlo siempre en un lugar protegido de la luz directa.

Es no comedogénico y contiene 30 ml.

RAU Detox Cure Serum

RAU Detox Cure Serum

Comprobar precio y disponibilidad

Te presentamos ahora un sérum bifásico de la marca alemana RAU que tiene como principal objetivo desintoxicar la piel y sanearla, restituyendo sus funciones y renovando su aspecto.

RAU nace con la ambición de ofrecer productos de calidad, haciendo hincapié en los ingredientes y saliendo del circuito de los cosméticos vendidos a golpe de marketing y no por su calidad (como ocurre con Nezeni y otras marcas de las que hemos seleccionado para ti).

INCI:

Aqua, Caprylic/Capric Triglyderide, Prunus Amygdalus Dulcis Oil, Decyl Oleate, Squalane, Glycerin, Panthenol, Hippophae Rhamnoides Oil, Globularia Cordifolia Callus Culture Extract, Tocopheryl Acetate, Sodium Benzoate, Sodium Hyaluronate, Tocopherol, Ascorbyl Palmitate, Ascorbic Acid, Alcohol, Tetrasodium Glutamate Diacetate, Cetric Acid, Sodium Hydroxide, Potassium Sorbate, Fragance, Limonene. 

Ingredientes naturales y dos formatos de la vitamina C, el palmitato ascorbilo y el ácido ascórbico (vitamina C pura) que aparecen al final de la lista de activos (los que siguen son ya aditivos), cierto, pero lo que importa es la suma de ambos.

Con la presencia del palmitato se consigue que la fase oleosa cuente con vitamina C entre sus ingredientes, ya que esta, tanto en su forma pura como en la mayoría de sus derivados, es soluble en agua pero no en aceite.

El efecto antioxidante se refuerza con la presencia de vitamina E (tocopheryl acetate y tocopherol) que, además, hidrata, protege, cura y regenera la piel a la vez que reduce la inflamación.

Todavía hay otra vitamina en este sérum, la provitamina B5 (pantenol) que cuando penetra en la piel se convierte en vitamina B5: ofrece una gran compatibilidad con la piel, la regenera, reduce la inflamación, acelera la curación, la renovación celular e incide en la mejora de la elasticidad cutánea.

El aceite de espino amarillo comparte la alta biocompatibilidad y está especialmente indicado para pieles delicadas. Es un potente antioxidante que calma, cura y regenera el tejido epitelial.

De la desintoxicación se ocupa principalmente el extracto de globularia cordifolia que ha demostrado in vivo resultados antienvejecimiento y antiinflamatorios, así como de recuperación de la vitalidad del rostro a la vez que ayuda a la eliminación de toxinas en todos los estratos.

De la hidratación se encargan ingredientes como el escualano, las vitaminas C y E y el oleato de etilo (decyl oleate) que tiene un efecto directo sobre la barrera lipídica, protegiéndola y evitando la pérdida de humedad.

No podía faltar el ácido hialurónico para una hidratación profunda y continua.

Un sérum que logra sus cometidos enfocando su acción en la limpieza profunda y la defensa de la piel frente a los radicales libres y los tóxicos.

Piel elástica y fresca, renovada, luminosa y más joven.

Al ser un sérum bifásico es imprescindible que lo agites muy bien antes de cada uso para asegurar que las dos fases se mezclan completamente. Aplica una dosis y espera a que la piel lo absorba completamente.

Es oleoso pero no graso, penetra muy bien y deja una sensación de suavidad y comodidad inmediatas.

Tienes que usarlo a diario para ver los cambios en unas semanas y estar pendiente de que la fase acuosa no empiece a colorearse, lo que sería un indicativo de la oxidación del ácido ascórbico.

Se recomienda restringir su uso a la noche y, dependiendo de tu piel, puedes utilizarlo incluso sin añadir una hidratante (por la noche exclusivamente).

El color de la fase oleosa se debe a su composición a base de aceites y esencias y puede volverse más claro con el tiempo (no tiene ningún significado concreto ni supone que el sérum esté alterado o haya perdido propiedades).

El envase transparente permite ver las dos fases pero también expone el ácido ascórbico a la luz: cuando lo guardes hazlo en un lugar oscuro y fresco.

Es no comedogénico y contiene 30 ml.

Vidalforce Illuminated Brightening Serum

Vidalforce Illuminated Brightening Serum

 

Comprobar precio y disponibilidad

Otra marca española con un enfoque natural en el que los ingredientes de calidad son la prioridad.

Y de nuevo una fórmula que se decanta por la inclusión de muchos ingredientes en cantidades pequeñas para lograr una sinergia que dé los resultados deseados.

INCI:

Olea Europaea Fruit Oil, Prunus Amygdalus Dulcis Oil, Vitis Vinifera Seed Oil, Sesamum Indicum Seed Oil, Triticum Vulgare Germ Oil, Macadamia Ternifolia Seed Oil, Butyrospermum Parkii Butter, Oenothera Biennis Oil, Tocopheryl Acetate, Lavandula Officinalis Leaf Oil, Cymbopogon Citratus Leaf Oil, Calendula Officinalis Flower Extract, Rosmarinus Officinalis, Plantago Major Leaf Extract, Centella Asiatica Extract, Glycyrrhiza Glabra Leaf Extract, Camellia Sinensis Leaf Extract, Panax Ginseng Root Extract, Ascorbyl Palmitate, Citral, Geraniol, Linalool. 

Lo primero que llama la atención de este sérum es que la vitamina C está en el último puesto de la lista en forma de palmitato (los ingredientes que le siguen son fragancias presentes en las esencias y que aparecen en concentraciones lo suficientemente altas como para que tengan que listarse de forma independiente) y que no contiene ingredientes acuosos, algo realmente atípico en un sérum con vitamina C y que explica el por qué del palmitato (liposoluble).

Dejemos claro que, pese a la publicidad de la marca, aquí no hay vitamina C pura (ácido ascórbico) pero eso no impide que su sérum consiga muy buenos resultados en el tratamiento y recuperación de la piel.

Diecinueve activos trabajando juntos, entre los que volvemos a encontrar el tocoferol (vitamina E).

Los demás son aceites vegetales y extractos que comparten algunas propiedades (antioxidantes, antiinflamatorios, etc.) aunque cada uno tiene características propias que suman en el conjunto.

Entre los antioxidantes cabe destacar el aceite de semilla de uva (Vitis Vinifera), el extracto de té verde (Camelia Sinensis) y el ginseng.

De reforzar la hidratación se encargan la manteca de karité (Butyrospermum Parkii), el aceite de oliva (Olea Europea), el de almendras (Prunus Amygdalus Dulcis) y el de jojoba.

Ingredientes como la lavanda o el romero han demostrado sus muchas ventajas en el cuidado de la piel; el regaliz es un efectivo aclarante y unificador del tono y el llantén ayuda a eliminar cicatrices y marcas.

Con el aporte de cada ingrediente aquí lo que al final cuenta es la sinergia (así debe ser en cualquier buen sérum), el producto final, que realmente funciona.

Este sérum restablece la luminosidad del cutis, lo reequilibra y consigue ir eliminando arrugas, manchas, marcas, deshidratación… estimula la regeneración del manto hidrolipídico y las defensas cutáneas contra patógenos y también ante los radicales libres y los rayos UV (pero no sustituye al protector solar).

Una receta abundante pero bien diseñada.

El fluido es oleoso al tacto (no podría ser de otra forma) pero en absoluto comedogénico ni pringoso. Se absorbe muy bien y deja la piel suave, alisada y jugosa. Tiene un agradable olor a cítricos.

Es apto para todo tipo de pieles, se puede usar en el contorno de ojos (pero haz una prueba antes) y la recomendación del fabricante es que se utilice exclusivamente por las noches, sobre el rostro limpio y algo húmedo.

Ni el frasco transparente ni el gotero aplicador nos parecen elecciones afortunadas y ya sabes por qué.

Life Extension Vitamin C Serum

 

Life Extension Vitamin C Serum

Comprobar precio y disponibilidad

Aquí tenemos de nuevo un sérum (holandés) no con vitamina C sino de vitamina C en su forma pura, acompañado por el extracto concentrado de té verde, rojo y blanco y con el Butylene Glycol como vehículo.

INCI:

Butylene Glycol, L-Ascorbic Acid, Concentrated Tea Blend Extract.

En realidad poco hay que decir de este sérum porque su principal ingrediente está ya analizado y explicado.

Contiene un 12 % de vitamina C, una concentración suficiente para lograr todos y cada uno de los beneficios de esta, desde la hidratación a la defensa frente a la oxidación, pasando por la estimulación de la síntesis de colágeno.

Mientra el butilenglicol mejora la penetrabilidad y la hidratación, los tés aportan más activos antioxidantes y refuerzan el trabajo del ácido ascórbico.

Un sérum con un precio por encima de la media que cuenta con muchos usuarios encantados y satisfechos.

Reduce arrugas, manchas y ojeras; rehidrata y redensifica; mejora la renovación celular y la barrera cutánea; rebaja la flacidez, ilumina el rostro, lo alisa y le devuelve elasticidad.

Tendrás que estar pendiente de la posible oxidación y si empieza a cambiar de color desecharlo cuando adquiera un tono naranja.

Puedes utilizarlo también como un complemento de otros sérums que no contengan vitamina C, añadiendo unas gotas o aplicando uno después del otro (el más ligero en primer lugar).

Es adecuado para todas las pieles tanto de día como de noche pero si no has utilizado vitamina C antes empieza a usarlo dos o tres noches por semana y aumenta la frecuencia poco a poco hasta llegar al uso diario.

Si notas irritación o enrojecimiento en tu rostro no sigas usándolo. Sin embargo, recuerda que puedes sentir ciertas reacciones leves que desaparecerán.

Aplícalo sobre la piel limpia y retíralo muy bien antes de la siguiente aplicación para evitar la oxidación de los restos sobre tu cutis.

El contenido es de 1 onza, es decir, algo menos de 30 ml y el gotero… bueno, ya lo sabes, no somos partidarios.

Skin Obsession 20% Vitamin C Serum

Skin Obsession 20% Vitamin C Serum

 Comprobar precio y disponibilidad

Con lo que nos gusta este sérum de vitamina C lo hemos dejado en el último puesto porque contiene Tetrasodium EDTA, un quelante que se acumula en el organismo y resulta difícil de eliminar de este y del entorno.

El fabricante (estadounidense en este caso) conocerá el por qué de su elección pero nos parece un detalle que estropea una fórmula por lo demás impecable, a base de ingredientes naturales.
INCI:

Aloe barbadensis Juice, Kosher Vegetable Glycerin, Rosa Moschata Seed Oil, Emulsifying Wax NF, Ascorbyl Palmitate, Vaccinium Macrocarpon  Extract, Rubus Idaeus Extract, Vaccinum Angustifoilium Extract, Tocopherol, Phenoxyethanol, Ascorbic Acid, Mannan, Salix nigra  Extract, Rosmarinus officinalis Oleoresin, Azadirachta Indica Oil, Tetrasodium EDTA, Citric Acid.

Un sérum sin agua y con la vitamina C en forma de derivado oleoso (el palmitato) situada entre los primeros activos del INCI.

Los demás activos son extractos de bayas ricas en vitaminas y con propiedades antioxidantes, regeneradoras, hidratantes, calmantes, antiinflamatorias, suavizantes, tonificantes, antisépticas, reguladoras… a las que hay que añadir que también ayudan a conservar la fórmula.

Hacia el final del INCI encontramos ácido ascórbico pero es posible que en cantidad poco significativa. Aun así, su acción se suma a la del palmitato.

Es un sérum para cualquier tipo de piel pero que puede resultar especialmente útil para pieles grasas y/o con acné.

Las diferencias se aprecian en unas semanas: piel más tersa y luminosa, manchas que desaparecen, menos arrugas; cutis más suave, liso, homogéneo y con un aspecto jugoso.

Como todos es ligero, no comedogénico, fácil de aplicar y con una gran capacidad de penetración.

Desde luego funciona muy bien y tiene la ventaja de que el envase contiene 60 ml, el doble que la mayoría de los sérums.

Frasco y aplicador perfectos, pero no sería nunca nuestra primera opción a causa de alguno de sus aditivos (que se vayan acumulando en la piel y el organismo nos quita las ganas de usarlo, tenga las ventajas que tenga).

El sérum con vitamina C

Los 7 mejores sérums con vitamina C

La vitamina C tiene el éxito que tiene porque ha resultado ser uno de los mejores y más efectivos ingredientes para la piel. Su uso continuado provoca cambios visibles en el aspecto de nuestro cutis en poco tiempo, incentivando y redirigiendo varios procesos importantes, como el de la síntesis del colágeno.

Eso no significa que pueda arreglarlo todo. No es la panacea y al final, el buen estado de tu piel dependerá siempre de factores que puedes controlar, como el cuidado diario, el ritmo de vida o la alimentación, y de otros cuyo control está fuera de tu alcance, como la herencia genética o el entorno.

Eso sí, en todos los casos la incorporación a tu rutina de un śerum con vitamina C supondrá una diferencia apreciable y múltiples beneficios.

El sérum es la herramienta perfecta para aprovecharlos todos porque consigue que cada ingrediente traspase la barrera cutánea y llegue a las zonas de la piel en las que es necesario que actúe.

Esto, sumado a su alta concentración de activos mucho más potentes que los de cualquier otro cosmético, hará que los cambios que aprecias en tu tez sean consecuencia de cambios reales en las capas profundas de la piel, lo que significa que no solo tendrás mucho mejor aspecto, sino que tu cutis estará mucho más sano, equilibrado y protegido por mucho más tiempo.

Qué puede hacer el sérum con vitamina C por tu piel

Cuando hablamos de este ingrediente hay varios aspectos que destacan:

  • Primero , es un gran antioxidante que ayuda a retardar el proceso de envejecimiento mediante la protección de la piel de los efectos nocivos de los radicales libres (compuestos de oxígeno) con todo lo que ello implica, ya que la oxidación compromete a cada célula.

Como antioxidante es capaz, además, de deshacer parte del daño causado ya por la oxidación, pero siempre es mejor evitarlo que intentar solucionarlo.

  • Segundo, aumenta la producción de colágeno debido a que, por un lado, sirve como factor auxiliar de las enzimas que controlan su calidad, y por otro, incrementa la cantidad de colágeno disponible.

Hay que recordar que el colágeno, junto con la elastina, es una proteína clave en la estructura cutánea, relacionada directamente con la resistencia y elasticidad de la piel así como con su firmeza.

  • En tercer lugar , combate la hiperpigmentación, unificando el tono de la piel y haciendo eso por lo que es tan famosa y conocida la vitamina C: devolver luminosidad y claridad al rostro.
  • En cuarto lugar, existe evidencia contrastada de que la vitamina C mejora las pieles secas no solo por su capacidad hidratante sino porque logra que la piel produzca más sustancias oleosas que juegan un papel vital en el estado de la barrera protectora de la piel. De hecho cada vez parece más clara su influencia en la regulación del sebo cutáneo lo que es una buena noticia para las pieles grasas o mixtas.
  • En quinto lugar, la vitamina C combate los signos del fotoenvejecimiento, mejora las funciones protectoras y potencia el poder antioxidante de otros ingredientes como la vitamina E.
  • Por último tiene un papel destacado en el tratamiento y la prevención del acné y otras afecciones cutáneas por sus características antisépticas, exfoliantes, antiinflamatorias, de fortalecimiento de los capilares y mejora de la microcirculación.

Para quién está indicado el sérum con vitamina C

Eligiendo los mejores sérums con vitamina C

En realidad es perfecto para todo el mundo, con independencia de la edad, el sexo, el tipo de piel o el estado de esta.

De entrada es una gran herramienta para quienes no teniendo problemas de piel desean usar ingredientes que garanticen el mejor cuidado, sobre todo a largo plazo y como prevención.

Si es tu caso, nuestra recomendación es que te decidas por un sérum con vitamina C antes de dejarte liar por publicidades que te prometen milagros gracias al polvo de cuerno de unicornio (ya sabes a qué nos referimos).

Tendrás protección antioxidante, retrasarás los procesos de envejecimiento y tu cara lucirá un aspecto envidiable, joven y fresco.

Es un ingrediente clave en la lucha contra el envejecimiento cutáneo en sus dos versiones: el natural y el prematuro, provocado por la exposición al sol y otros oxidantes.

El sol destaca como la principal fuente de este envejecimiento precoz, también conocido como fotoenvejecimiento, y el uso de la vitamina C desde la primera juventud (entorno a los 25 años o antes, si tu piel está muy castigada) protege a la piel del mismo al tiempo que evita sus consecuencias a medio y largo plazo. No olvides que el daño solar es acumulativo y no da la cara hasta que está ya instalado.

Si tu rostro acusa el paso del tiempo la vitamina C es un imprescindible, un aliado perfecto que, como ya hemos indicado, puede revertir el deterioro en parte, a veces de forma muy significativa.

Está claro que también es perfecta para pieles sensibles, con acné, manchas, marcas, ojeras, flacidez…

No hay cutis que no se beneficie de sus muchas cualidades.

Diferentes formas de la vitamina C en los sérums

La vitamina C en los cosméticos aparece en muchos formatos diferentes, siendo la más interesante en términos de eficacia probada el ácido ascórbico (AA) o L-ascórbico, la forma pura de esta vitamina.

Los sueros que la contienen son de base acuosa ya que este compuesto es hidrosoluble. En ocasiones se encapsula (es decir, se coloca en microcápsulas) en alguna clase de cera, fosfolípidos u otros componentes grasos, lo que permite usar fórmulas oleosas, pero este recurso no es demasiado común porque encarece mucho el producto.

Selección de los mejores sérums con vitamina C

Hay una gran variedad de formas diferentes de vitamina C en los sérums, pero para que cualquier de ellas sea eficaz tiene que transformarse en ácido ascórbico una vez haya penetrado en la piel.

Hay que tener cuidado en las formulaciones con el AA porque cristaliza enseguida y si el sérum no está bien formulado (con emulgentes que aporten un componente graso, que no obstructivo) puede quedarse en la superficie sin llegar a penetrar.

Los derivados más utilizados en los sérums son más estables (la vitamina C pura se oxida con facilidad, perdiendo propiedades) pero menos potentes, haciendo un trabajo más lento aunque igualmente efectivo.

Veamos los más comunes.

Glucósido de ascorbilo

Es hidrosoluble y quizás la segunda forma de vitamina C más estudiada después del ácido ascórbico.

Se trata de un azúcar muy estable y con gran capacidad de penetración que se transforma en ácido ascórbico una vez ha sido absorbido, aunque todavía se desconoce en qué medida lo hace.

Es apto para todo tipo de pieles, no irrita y por los resultados parece que tiene un índice de transformación alto, aportando los mismos beneficios que el AA sin inconvenientes pero con menor intensidad.

Su uso diario garantiza un magnífico rendimiento.

Ascorbato de tetrahexildecilo (THDA)

Es uno de los últimos derivados que han aparecido por lo que no se conoce demasiado bien todavía.

Liposoluble, parece funcionar tan bien como el propio AA con la ventaja de que penetra mejor al ser soluble en grasa (la piel es definitivamente lipofílica).

Por lo tanto tiene una alta penetrabilidad, superior incluso a la del propio ácido ascórbico y también parece tener buen índice de transformación (no hay datos concretos tampoco) y de actuación, manteniendo intactas las capacidades de la forma pura.

Es perfecta para pieles muy secas y para quienes gusten de los sérums oleosos por su liposolubilidad, pero es un producto caro y los sérums que lo utilizan también lo son.

Fosfato de ascorbilo de sodio (SAP)

Una forma de vitamina C hidrosoluble muy utilizada.

Es especialmente adecuado para productos antiacné (funciona muy bien en combinación con ellos y no por sí mismo).  Es eficaz en concentraciones bajas pero no tiene la misma capacidad de penetración que los anteriores ni que el AA y sus efectos en la síntesis de colágeno son menores.

Fosfato de ascorbilo de magnesio (MAP)

Nuestra selección de los mejores sérums con vitamina C

Una forma hidrosoluble muy utilizada a la que le faltan estudios que respalden su efectividad aunque los estudios in vitro muestran que mantiene las capacidades del AA.

No se absorbe tan bien como las dos primeras y se desconoce hasta qué punto se transforma en vitamina C.

Sus resultados son buenos pero inferiores al glucósido y el THDA (al menos por lo que se ha observado hasta ahora de este compuesto).

Ácido 3-O-etil ascórbico

Una forma hidrosoluble más, extremadamente prometedora y poco estudiada.

En principio podría contener una alta concentración de AA, pero es necesario comprobar que hay transformación de facto y en qué medida.

Penetra bien en la piel.

Ascorbato de retinilo

Esta es una forma muy interesante. Es una combinación de retinol y ácido ascórbico. Se supone que tiene propiedades de ambos, pero nuevamente encontramos que falta investigaciones que respalden sus presuntos beneficios.

Tetraisopalmitato de ascorbilo

Una forma muy utilizada que a menudo se recomienda para pieles muy sensibles. Se cree que penetra en la piel muy rápidamente pero solo cuando se utiliza en concentraciones relativamente altas.

Puedes encontrar la vitamina C en otros formatos (derivados) que reconocerás porque su nombre contiene en alguna parte la raíz ascorb-.

Posibles inconvenientes de los sérums con vitamina C

Dado que el la vitamina C pura es un ácido, necesita un entorno con un pH bajo, lo que puede resultar en productos irritantes (a mayor acidez mayor potencial irritante).

Por lo general, los productos con una concentración de hasta el 15% no causan reacciones pero en concentraciones superiores son menos seguros en ese aspecto.

Si utilizas vitamina C por primera vez como ácido ascórbico debes empezar con concentraciones moderadas e ir subiendo poco a poco para que la piel se habitúe.

En cuanto a los derivados, estos no irritan la piel en absoluto, incluso en altas concentraciónes, y tampoco precisan de un pH bajo, lo que los hace muy seguros.

Elige entre los mejores sérums con vitamina C

Otro problema del AA es que es muy susceptible a la oxidación por la exposición a la luz, al aire y a temperaturas elevadas, cosa que no ocurre con los derivados.

Cómo elegir un producto con vitamina C

El ácido ascórbico es eficaz incluso a bajas concentraciones (hasta el 1%). Se cree que su efectividad aumenta con la concentración, pero a partir del 20% se vuelve muy irritante e ineficaz (hablamos del AA, no de sus derivados).

Hay que matizar esta afirmación, porque si bien es cierto que en bajas concentraciones funciona, no funciona en todos los aspectos. Por ejemplo, se necesita un mínimo de un 8% para que tenga incidencia verificable en la mejora de la producción del colágeno.

En cuanto a los derivados de la vitamina C, como todavía no se conocen  bien es difícil decir qué concentración es la óptima para cada uno, pero sí parece claro que cuanto mayor sea mayor es la probabilidad de que los resultados sean los deseados. Y viceversa.

¿Cómo saber qué concentración tiene cada suero?

No es fácil si el fabricante no lo indica. El puesto que un derivado ocupe en la lista de ingredientes (INCI) es una pista importante: cuanto más arriba de la lista aparece un compuesto más concentración del mismo habrá en el sérum.

La importancia del envasado en lo sérums con vitamina C

Quizás el mayor problema con el ácido ascórbico -por el cual es odiado por todos los químicos cosméticos- es que se descompone rápidamente cuando entra en contacto con el agua y el aire, perdiendo así sus propiedades.

Incluso los productos debidamente formulados con vitamina C y envasados ​​al vacío son efectivos durante no más de seis meses una vez abiertos.

Es fácil detectar el deterioro por el cambio de color: el ácido ascórbico es incoloro e inodoro. Cuando el sérum empieza a amarillear es señal de que la oxidación ha empezado. No es peligroso pero sí poco útil.

Mientras el color sea amarillo claro todavía se puede utilizar el sérum sin problemas, pero cuando empieza a hacerse naranja es hora de dejarlo.

Los sérums con vitamina C que ya tienen un color oscuro porque utilizan algún tipo de tinte no son recomendables: es uno de los trucos que se emplean para enmascarar la oxidación.

Por otro lado hay sérums con cierto color, sobre todo si contienen aceites y/o esencias o algún otro ingrediente con color propio.

Se deduce de esta información que el mejor envase tiene que ser oscuro u opaco y con un aplicador que evite que esté constantemente expuesto a la luz y al contacto con el aire, lo que descarta los goteros, muy utilizados pero poco convenientes.

Los derivados no plantean estos problemas pero es mejor, en cualquier caso, que los envases de cualquier sérum cumplan con las condiciones indicadas, ya que no solo la vitamina C es susceptible de degradarse. Sin ir más lejos, las esencias son tremendamente volátiles y cuanto más hermétido y aislante sea su contenedor, mejor.

El sérum con vitamina C y otros ingredientes

Guía de los mejores sérums con vitamina C

Los sérums en los que se utiliza alguno de los derivados del AA no plantean ningún problema ya que estos son compatibles con cualquier ingrediente (nuestra recomendación es que busques los más naturales y prescindas de aceites minerales, siliconas y demás).

El ácido ascórbico condiciona más la fórmula al necesitar un pH bajo, así que hay algunos ingredientes incompatibles ya que no son efectivos en entornos tan ácidos o pueden cambiar químicamente en ellos (como ocurre con la niacinamida o vitamina B3).

Los retinoides (vitamina A y derivados) no se deben formular con la vitamina C, pero puedes utilizar un sérum que los contenga por las noches (y el de vitamina C durante el día).

El mejor momento para un sérum con vitamina C

El suero de vitamina C se suele recomendar por la mañana porque es un antioxidante y te protegerá durante todo el día, pero cuando también lo usas por la noche estás aprovechando sus otros beneficios en el mejor momento para la piel, cuando cumple con sus funciones de reparación y regeneración de forma más efectiva.

En principio la vitamina C se puede utilizar a diario, aunque algunos sérums son especialmente fuertes y es mejor usarlos dos o tres veces por semana.

Puesto que la piel la retiene durante 72 horas no estará sin ella en ningún momento.

El sérum con vitamina C y el protector solar

A la pregunta de si debes utilizar protector solar con tu sérum de vitamina C en cualquiera de sus versiones la respuesta es sí, principalmente porque el protector solar debería estar siempre presente en tu rutina diaria.

Desde luego parece incoherente utilizar un ingrediente antioxidante y antiedad y no proteger la piel de su peor enemigo, el sol.

Si optas por un sérum con ácido ascórbico y en una concentración elevada no puedes permitirte el lujo de no usar protector solar porque tu piel estará más sensible y reactiva a la luz ultravioleta (es un ácido que exfolia la piel y la vuelve más sensible porque la irrita también, aunque tú no lo notes).

Si tu sérum contiene ácidos cítricos (muy usados con la vitamina C como aditivos conservantes) pon especial cuidado porque son fotosensibilzadores o deja ese sérum para usarlo exclusivamente por la noche.

Cremas antiarrugas Lidl: las mejores

Si te gusta ir a comprar a Lidl sabrás que tiene una marca de cosméticos que suele gustar bastante a sus clientes: Cien. A continuación vamos a hablarte de algunas de las mejores cremas antiarrugas Lidl.

Aunque te quiero avanzar, que al final del análisis de los productos del Lidl, también te hablaré sobre otro producto antiarrugas que sinceramente, pensamos que es mucho mejor y más eficaz, ¡aunque de esto hablaremos al final! Nos referimos a la crema antiage de Nezeni Cosmetics.

Los precios de los productos cosméticos de esta marca son realmente bajos y merece la pena probarlos para ver si realmente te pueden ir bien, ¿verdad?

Continuar leyendo «Cremas antiarrugas Lidl: las mejores»

Cremas antiarrugas Mercadona: las mejores

Cuando piensas es cosméticos económicos es normal que lo primero que te venga a la cabeza sea Mercadona… ¡suele tener precios realmente bajos en comparación al mercado actual de cosméticos! Conoce las cremas antiarrugas Mercadona: las mejores.

De hecho, es hasta sorprendente cómo estos productos llegan a ser tan económicos teniendo en cuenta que en el mercado actual, cualquier cosmético con las mismas características pueden valer hasta 100 veces más.

Por supuesto, esto es un punto a favor que puedes tener muy presente cuando quieras mirar una crema antiarrugas para tener un rostro más rejuvenecido y libre de imperfecciones… o al menos intentarlo a un precio bastante bajo.

Continuar leyendo «Cremas antiarrugas Mercadona: las mejores»

Remescar corrector de arrugas al instante: mi análisis completo

Si has empezado a notar en tu dermis el paso del tiempo, es probable que te hayas fijado en esas líneas de expresión o arrugas que antes no tenías. Si es así, vamos a explicarte un producto que te gustará: Remescar corrector de arrugas al instante.

Aunque quiero avanzarte que si te tenemos que aconsejar el mejor producto del mercado para tratar las arrugas, entonces no puedes perderte la crema antiage de Nezeni Cosmetics, porque es la mejor con diferencia. Te hablaremos de este producto un poco más abajo.

No podemos negar que tener arrugas o líneas de expresión es natural y además saludable, ¡significa que estás vivo/a! Además, estas marcas que se muestran en tu rostro, son el rostro de la vida, de la experiencia, ¡de tu sabiduría!

Continuar leyendo «Remescar corrector de arrugas al instante: mi análisis completo»